EDITORIAL – EL 2021 TIENE QUE SER DE LOS TRABAJADORES

Comienza un nuevo año que indudablemente va a ser un año complejo por todas las situaciones que siguen existiendo producto de este denominado rebrote, o lo que se sería la segunda ola de contagios del COVID, pero en el medio de esto también aparece la vacuna, por lo que no hay que relajarnos con respecto al cuidado de nuestra salud, pero tampoco tenemos que relajarnos con respecto a cómo encaminar el año gremial.

 

Enfrentar el embate permanente de algunos gerentes

Mientras no tengamos todavía las posibilidades reales de generar movilizaciones masivas, lo que tenemos que hacer es empezar a estructurar cómo enfrentar la posición de hostigamiento de parte de la Empresa, que molesta, es intransigente, incomprensible e ilegal, no de todos los gerentes si no de algunos que son los menos, pero que son los que realmente generan muchos problemas. Nosotros tenemos que darnos cuenta que hay otras herramientas que nos van a ayudar a controlar de alguna manera este embate permanente de parte de estos gerentes, no hace falta ni que los nombre porque sabemos quiénes son. Son los que impiden los cubrimientos de los cargos, los que no quieren ceder en el funcionamiento operativo un cupo de horas extras, los que prefieren la tercerización en lugar de devolverle a EPEC el funcionamiento con su mano de obra calificada y que quede en manos de la propia Empresa, generando esta dualidad de pagos, al trabajador de EPEC y a los terceros. Uno lo puede entender cuando vienen en el comienzo de un conflicto, pero cuando el conflicto tiene mucho tiempo, uno ya entra a mirar con otros ojos y prepara sus herramientas para reclamar lo que le es propio. Y la otra cuestión es resguardar a la EPEC en el excesivo gasto de tercerizaciones que no tiene ningún tipo de aceptación en el marco de la supuesta necesidad de reducir gastos, porque se duplica el pago, esta cuestión es muy compleja y se dirimirán en el ámbito de la Justicia entendiendo que se está gastando de más y una de las obligaciones que tienen quienes conducen la Empresa es evitar esto.

Hacer respetar el Convenio es una cuestión de fondo, ellos tienen la obligación de respetarlo, nosotros vamos a ejercer fuertemente nuestros derechos pero también cumpliremos con nuestras obligaciones.

 

Vuelven a apostar por el vaciamiento

Un año donde desde la dirección de la Empresa vuelven a apostar por recetas viejas, el vaciamiento, con la extensión de la Pasividad Anticipada Voluntaria, que va a traer consecuencias distintas a medida que esto sea un gasto innecesario, teniendo personal en la casa para que se quede y pagarle el sueldo en base a su aceptación de la PAV. A su vez esto trae como consecuencia en lo que es específicamente el sistema previsional de la Provincia de Córdoba, con un aporte reducido, indudablemente que el sistema previsional cordobés entra a tener otro inconveniente más. Otra de las consecuencias es sobre la discusión salarial de este 2021, seguramente volverán a intentar aplicar esta nueva metodología de sumas no remunerativas que es la variable que se ha dado en todo el país, y esto es una cuestión que entre las organizaciones sindicales tenemos que ponerle un corte definitivo, porque es desfinanciar mucho más a la Caja de Jubilaciones por la falta de aportes.

 

Vamos a pedir que se investigue la cantidad de contratos ¿en negro?

Vamos a ir más a fondo y pedir una investigación en el marco de las estructuras de control que existen de quienes manejan la Empresa sobre la cantidad de contratados, desconocidos por la organización sindical, pero que por ahí los vemos, no los vemos con la claridad que se los podía ver antes, porque muchos están realizando teletrabajo y no sabemos quiénes son, pero si se pide un informe o solicitamos ante la Justicia un informe, nos daríamos cuenta que hay hasta familiares, de familiares, de familiares que están contratados y que seguro que no es lo que se dice cuando quieren levantar la bandera del ingreso por concurso que ningún resultado positivo ha dado, porque lo que necesitamos precisamente es gente en los sectores operativos, gente que pare un poste, que tire conductores, que se trepe a la línea, que realice cosas básicas en lo operativo. En nuestra Empresa una de las herramientas fundamentales es el mantenimiento preventivo, su mantenimiento correctivo, el Sistema de Distribución en su totalidad, el cubrir lo operativo de las centrales y su funcionamiento.

 

Exigiremos la recuperación de los diagramas de turno por CCT

Estamos estructurando algunas cuestiones para pedir de una vez por todas la recuperación de los diagramas de turno que convencionalmente corresponden. Eso también va a ayudar a que se puedan tomar los compensatorios, que se pueda generar la licencia correspondiente, que pueda uno tomarse su merecido descanso y también ir viendo cómo se pueden ir incorporando las actualizaciones del DNU con los respectivos decretos del Ministerio de Trabajo de la Nación, para ir viendo cómo se va ensamblando la incorporación de compañeros que estaban dispensados de trabajar. Estamos observando que hay algunos indicios, cuando los tengamos bien comprobados daremos a conocer lo que corresponda, pero el comentario es que hay trabajadores en negro, y si esto es así, la EPEC no puede tener trabajadores en negro, esto es simple, no es una Empresa privada ni lo será nunca mientras exista un gremio que siga con la idea de combatir, exigiendo el respeto de los derechos convencionales como también el cumplimiento de las obligaciones. Estas son cuestiones que nos van a fortalecer.

 

Es fundamental realizar los reclamos plurindividuales

Esto es lo que se viene para este 2021, por eso hay que empezar a utilizar todas las herramientas en el marco de lo legal hasta que podamos lograr las movilizaciones que necesitamos para poder contagiar, exigir y tomar las medidas que correspondan, pero mientras tanto hay que acudir a cubrir todos los reclamos, cosa que el crédito laboral que se genere también en algún momento puede llegar a determinar e identificar que hay un mal desempeño de función pública que le ha generado a la Empresa un problema en el marco de los procedimientos ilegales de parte de quienes conducen EPEC, de no reconocimiento del Convenio que tiene plena vigencia. La tozudez de algunos gerentes, las decisiones totalmente ilegales pueden traer como consecuencia que alguno sea responsable de un mal desempeño de la función pública, porque no se está hablando de la plata de una empresa privada, de la plata de un microemprendimiento, de una tercerización, se está hablando de la Empresa Provincial de Energía.

Hay una serie de denuncias que hemos entablado ya, en el marco de lo que venimos denunciando en el Ministerio de Trabajo de la Nación en cuanto a la protección del Convenio. Indudablemente es la herramienta que hay utilizar en estos momentos y es fundamental tenerlo en claro.

Traigo a mi memoria recuerdos que sirven para que desde todos los sectores de trabajo se comprenda, sobre todo para aquellos compañeros que dicen que la representación colectiva enmarca sí o sí la decisión de litigar contra la EPEC, nosotros en el marco de lo colectivo ya lo hemos hecho, en el marco de lo individual también hay que hacerlo, por la situación de lo que es el reclamo plurindividual. Esto ya lo hemos explicado un montón de veces, pero voy a apelar a los compañeros más viejos que tienen mayor antigüedad, que recuerden cómo llegamos a percibir nosotros el 44,5% del turno, que antes cuando entramos a trabajar era el 41%, porque se sumaba el 28% más el 13%, sin analizar que a una suma se le agrega un porcentaje y a esa suma se le agrega otro porcentaje, que no es lo mismo que el porcentaje integrado global que sumar uno sobre otro y dan los puntos de diferencia que existen. Esto fue un reclamo plurindividual. Recuerdo que la organización sindical hizo presentaciones con el Dr. Segura conjuntamente con el Dr. Luque que se incorpora a la Secretaría Gremial cuando yo integraba la misma, y el Dr. Arroyo, si mal no recuerdo, también de la estructura de otras de las agrupaciones que coexistían en la vida democrática de nuestro Gremio.

Y todas las hicimos así y después cada compañero tuvo que ir a reforzar con su aval, lo que sería darle el reconocimiento o el poder a la abogada que litigara en representación del conjunto y en representación individual. Después la Justicia nos convoca a que cada uno prestara su conformidad para que se llevaran adelante los distintos reclamos en el ámbito de la Justicia. Por eso hago referencia, porque muchos equivocadamente atribuyen que todo esto lo tiene que hacer la organización sindical. La organización sindical encamina mientras gestiona en el Ministerio de Trabajo, a ningún trabajador le gusta hacer demandas judiciales, pero cuando no hay respuestas por parte de la Empresa y la tozudez es permanente y se mide la fortaleza a través de la apretada para que tengan miedo y no reclamen nada, indudablemente que esto lleva a un hartazgo y empiezan a aparecer, como se está dando ahora, la masividad en los reclamos de la deuda salarial de los años 2018 y 2019. Será igual si no logramos un acuerdo en el 2021, que estaría encaminado producto de que ya hemos avanzado sobre esto y quedaría ver cuál es el despegue inflacionario para analizarlo los primeros meses de este año.

 

No cedamos a la apretada de la Empresa. La fortaleza está en la Unidad

Todo esto es parte de lo que se viene, por lo que tenemos que estar todos juntos y animarnos a enfrentar el miedo, no hay que tener miedo porque no hay ninguna herramienta legal para que la Empresa proceda a algún tipo de sanción por reclamar lo que es ley, lo que es propio, que se le pague a un trabajador por la función que cumple, y si no se paga, no hacerla. Sabemos que enero y febrero son meses que no dan para una medida de acción directa, por las licencias más la situación del momento, pero no descartamos poder disponer Trabajo a Convenio, que es nada más que trabajar por lo que nos pagan, hacer las cosas que nos corresponde de acuerdo a la categoría que nos están pagando, si no nos pagan la categoría, indudablemente reclamarla, tratar de que se reconozca la función y empezar a escudarnos en lo que dice la ley. Ante un desempeño efectivo de la función, la función se paga. La otra cuestión en el Trabajo a Convenio, el Convenio dice que si no tenemos relevo, hay que quedarse y la jornada extraordinaria está contemplada en el propio Convenio, hasta en la forma de pago, porque no es lo mismo pagar las horas extraordinarias  en el horario de semana calendaria que en el de semana no calendaria. Estas cuestiones son fáciles de interpretar en la medida que desarrollemos el esquema de conflictividad y confrontación a los que nos lleva la Empresa. Esto es lo que venimos viendo, el hostigamiento permanente ejercido desde la propia estructura de la Empresa, que es una práctica desleal con la intencionalidad de no permitirnos desarrollar la tarea sindical que está enmarcada en las leyes vigentes. En esto también estamos trabajando fuertemente sabiendo que los meses de enero y febrero son meses de feria, son particulares por la cantidad de trabajadores que se toman sus merecidas licencias o compensatorios.

Este año es nuestro, compañeros y compañeras, entre todos saldremos juntos y fortalecidos. Este año tiene que ser de los trabajadores, para poder fortalecer a la Empresa, porque sin los trabajadores EPEC no existiría y somos nosotros los que tenemos que levantarla porque entramos a trabajar acá y nos vamos a jubilar acá. Hay otros que han venido a tener un cargo prestado y no entienden lo que es EPEC, por lo que debemos seguirla defendiendo en beneficio de todos los cordobeses, pero también en beneficio de nosotros mismos y en beneficio del crecimiento estratégico de la Empresa.

Vamos a seguir construyendo la Unidad, aquellos que nos comprendan y nos entiendan se sumaran a esta nueva idea, aquellos que les cueste todavía creer, confiar, seguiremos porque es una necesidad preservar la organización sindical y la Empresa estatal e integrada al margen de las diferencias de los hombres. Este es el gran desafío que se viene para el 2021.

 

Gabriel Suárez

Secretario General

 

 

.