NO CLAUDICAR JAMAS EN NUESTRO LEGÍTIMO RECLAMO

Compañeras y compañeros,  ante todo, deseo sinceramente que hayan comenzado el 2021 de la mejor manera,  con salud y rodeados de sus seres queridos. El pasado 2020 ha sido duro para todos, no quiero redundar sobre la pandemia y sus consecuencias,  lo importante es que estamos aquí, iniciando juntos una nueva etapa, una esperanza renovada de que las cosas pueden ser mejores.

Como seguramente saben, estamos llevando adelante los reclamos individuales ante la Justicia, por la diferencia salarial de 2018, la cual prescribió el pasado jueves 07/01, y la 2019, para la cual aún estamos a tiempo de reclamar.

Sobre este tema, quiero destacar que es muy importante que todos gestionemos nuestra demanda individual, por varias razones.

En primer lugar,  porque hemos sido injustamente discriminados respecto de los compañeros afiliados a los sindicatos de Villa María y Río Cuarto, contraviniendo el principio elemental de “a igual trabajo, igual remuneración”, por la sencilla razón de que, como gremio, hemos resistido la utilización de la recomposición salarial como herramienta de presión para obligarnos a aceptar los cambios que la Empresa pretendía imponer a nuestro Convenio Colectivo de Trabajo 165/75.

En segundo lugar, porque nuestro salario no sólo ha sufrido la pérdida de poder adquisitivo producto de la inflación, sino que también ha sido vulnerado por la sistemática negativa de la Empresa a abonar los reajustes otorgados a otros trabajadores,  ocasionando un desbalance económico en nuestra vida cotidiana,  lo cual se traduce en una calidad de vida inferior, con limitaciones e inconvenientes de toda índole, que podrían haberse evitado si la Empresa hubiera obrado de buena fe.

En tercer lugar, porque los incrementos salariales reclamados ya han sido gestionados en forma extrajudicial por nuestro gremio a través de reuniones en el Ministerio de Trabajo de la Nación,  apelando a la paciencia de las y los compañeros, y a la buena fe de la Empresa, teniendo como respuesta sólo negativas y dilaciones.  Cabe recordar que lo exigido no sólo incide sobre nuestra remuneración mensual, sino también sobre aguinaldo y BAE, y también deben abonarnos la diferencia.

La Empresa nos ha llevado a esta instancia, y debemos obrar con la convicción de que nuestro pedido es lo que por derecho nos corresponde.

Pueden canalizar su demanda a través de su delegado o delegada, quien les indicará los pasos a seguir, o a través de esta Secretaría, que,  como todos también saben, está dispuesta a acompañarlos en cada paso de este legítimo reclamo. Para ello,  deben en primero lugar enviar vía Whatsapp la foto de su DNI (frente y dorso), y cuando sean convocados a firmar, deben llevar el último recibo de sueldo impreso.

Les dejo un fraternal saludo, y sigamos cuidándonos entre todos, cumpliendo con las medidas de higiene recomendadas para evitar el contagio de COVID, y ahora en plena temporada estival, también de dengue,  zika y chikungunya.

Jorge Molina Herrera

Secretario Adjunto  

Jorge Molina Herrera Secretario Adjunto  

 

 

.