DERECHOS HUMANOS

Paraguay y la versión más descarnada de la represión.

Desde la Secretaria de Derechos Humanos,queremos difundir la denuncia que a continuación compartimos, respecto a la violación de los derechos Humanos en Paraguay, desde la convicción que los hermanos paraguayos son parte integrante de nuestra misma Patria, la Patria Grande.

Represión militar en Paraguay: preocupación por la desaparición de una niña de 14 años

En septiembre del año pasado, un comando de las fuerzas especiales paraguayas asesinó a dos niñas argentinas, en el marco de una represión a organizaciones campesinas. En esos hechos desapareció una niña de 14 años que vivía en nuestro país.

Por Silvina Pachelo

A Carmen Elizabeth Oviedo Villalba, de 14 años, la llaman Lichita, es hija de Carmen Villalba y Alcides Oviedo, líderes revolucionarios de la guerrilla del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), ambos están encarcelados desde el 2004.
Lichita, vive en Misiones, Argentina, con parte de su familia por razones de seguridad. En el mes de septiembre de 2020 viajó a Paraguay con su tía Laura y sus dos primas María Carmen y Liliande, 11 años, nacidas en Argentina. Las niñas iban a conocer a sus padres, que resisten en la selva paraguaya en el marco de la lucha campesina.
En esa ocasión, fueron víctimas de un feroz ataque por parte de un comando de las Fuerzas de Tareas Conjuntas (FTC), fuerza represiva paraguaya, que justificaron el ataque como un “enfrentamiento” con una supuesta base del EPP en la zona de la estancia El Paraíso, ubicada en la ciudad de YbyYau, Departamento de Concepción. Como consecuencia de esa acción represiva, fueron asesinadas las niñas María Carmen y Lilian.
La niña Carmen Villalba logró escapar a ese ataque junto con Laura Villalba, madre de una de las niñas asesinadas. La pequeña Carmen, según relataron testigos, había sido herida en sus piernas. Tras estos acontecimientos, no pudieron regresar a la Argentina y el gobierno de Mario Abdo Benítez dispuso de todas sus fuerzas para ubicar y reprimir a la familia Villalba.
Hoy, 6 de enero de 2021, la niña Carmen Oviedo Villalba continúa desaparecida, víctima de un estado represor y de la impunidad que el gobierno paraguayo brinda a sus victimarios. Laura Villalba, quien vive en Argentina desde hace 10 años, se encuentra detenida, acusada de ser parte de la logística del EPP.
El caso de las tres niñas no puede pasar al olvido. Son dos niñas asesinadas, acusadas de guerrilleras por el estado paraguayo que en realidad es responsable del infanticidio de María del Carmen y Lilian de 11 años y de la desaparición de Carmen, Lichita, de 14.
Seguimos sin respuestas y los victimarios gozan de total impunidad.
Por eso, ante la falta de respuestas, ante el silencio de los medios de comunicación, ante la invisibilización que el poder hace de estos crímenes, continuamos exigiendo Verdad y Justicia.
Las dos niñas asesinadas eran argentinas. Lichita viva en Misiones y se encuentra desaparecida. Hasta el día de hoy, el gobierno argentino no ha presentado un reclamo ante el gobierno de Mario Abdo Benítez ante esta situación.
Es tiempo que el presidente Alberto Fernández y el canciller Felipe Sola tomen cartas en el asunto, asuman la responsabilidad del Estado argentino ante el asesinato de dos niñas argentinas y presenten los reclamos correspondientes ante el gobierno del Paraguay.
Estas niñas merecen que sus derechos sean respetados. Como ciudadanos y ciudadanas argentinas tenemos la obligación moral de difundir estos crímenes, esta violación de los derechos humanos.
Dos niñas asesinadas y una desaparecida, no se puede guardar silencio, quien guarda silencio se convierte en cómplice.
La historia de nuestra América, sabe de represión, asesinatos, desapariciones y dictaduras.
Nuestros pueblos dijeron Nunca Más, siguen exigiendo Verdad, Justicia y el fin de la impunidad. Denunciemos estos crímenes y caminemos unidos los pueblos hermanos en las luchas contra un sistema injusto y asesino.

_________________________________________________________________________

Compañeras y Compañeros, en la edición del viernes pasado de nuestro Electrum, se publicó, como habrán observado en un Suplemento Electrum , la PRIMERA MINGA DE CIRCULACION DE SAVERES Y HACERES DE PUEBLOS INDIGENAS, hoy tenemos que publicar la siguiente nota que da cuenta de una violenta represión a una comunidad Comechingona. Desde la Secretaria de Derechos Humanos tomamos contacto con referentes de lamensionada comunidad a los efectos de ponernos a disposición para llevar acciones conjuntas


Denuncian violento ataque a comunidad comechingonas de Sierras Chicas

Córdoba 12/01/2021 Por Redacción La NUEVA Mañana
Ocurrió este domingo, en la comunidad Comechingona “Pluma Blanca”, cuyos miembros recibieron amenazas de muerte.

Este lunes la comunidad comechingona Pluma Blanca, ubicada en Sierras Chicas, denunció que el domingo sufrió un violento ataque de personas que con armas blancas ingresaron al predio, usurparon la vivienda de la familia López y los amenazaron de muerte.
A través de un comunicado contaron que realizaron la denuncia pero que las fuerzas policiales no respondieron. Por el contrario, dijeron, el jefe de la comunidad, fue maltratado en la comisaría de Salsipuedes.
A continuación, el texto completo:
En el día de ayer un grupo de personas ingresó de manera violenta al territorio de la comunidad Comechingona “Pluma Blanca”, usurpando una de las viviendas de la familia López y desplegando armas blancas y amenazas de muerte hacia las y los miembros de la comunidad.
Ante esto y desde la Comunidad realizaron llamados a la policía de Salsipuedes para denunciar la situación. Y ante la inacción de las fuerzas de seguridad, que deberían cuidar a la población, terminaron apersonándose para concretar la denuncia. Allí, en la comisaría, la autoridad de la comunidad, Carlos López, fue maltratado y discriminado por parte de los uniformados que rigen la seguridad social, solicitando un estudio de ADN para demostrar que era indígena, totalmente anticonsticonstitucional y contrario a leyes nacionales e internacionales, lo que muestra un total desconocimiento o mala intención por parte de las autoridades actuantes.
Lo mismo sucedió con Julia Martha Ceballos, representante ante el Consejo Provincial Indígena (CPI) ante el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), quien acompañó al Nawan de “Pluma Blanca”. Contra ella la policía esgrimió insultos e improperios, lo que da cuenta no solo de la falta de conocimiento sobre su autoridad y cargo, sino de la poca preparación que tiene la policía de Córdoba acerca del derecho indígena (sancionado en varias normativas constitucionales) y cuál es su rol ante conflictos como éste.
El abogado Alejandro Brussa y la abogada Natalia Bilbao, y otros testigos, constatan que personas quienes aún están en el territorio de la Comunidad Comechingona Pluma Blanca al día de la fecha, son vecinos del lugar, quienes están directamente relacionados a los conflictos y violencias que ya vienen soportando la comunidad bajo los mismos intereses empresariales desde hace años.
La forma como las tierras comunitarias indígenas pasaron de manos indias a terratenientes y cómo estos motivaron las conquistas, es un tema de alta vigencia en el presente siglo XXI y esperamos poder reducir al 2021 los indicios del delito organizado que llevan a violar de manera histórica los derechos indígenas y campesinos.
En una causa que se está tramitando ante el Juzgado No. 1 Civil, Comercial, Conciliación y Familia de Jesús María José Antonio Sartori se ha denegado la calidad de comunidad indígena pese a haber presentado la constancia del trámite realizado ante el INAI.
Las comunidades indígenas de Córdoba repudiamos el accionar de estos grupos de sicarios y malvivientes que de manera oportuna abusan de la reacción pacífica y de la voluntad de la familia López, así como el de la comisaria de Salsipuedes.
Hacemos responsables a la COMISARIA DE SALSIPUEDES, Y LA UNIDAD JUDICIAL DE JESUS MARIA por la integridad física de los miembros de la comunidad, sus animales como recursos productivos de la familia y la paz del territorio, habiéndose actuado de manera negligente, discriminatoria y alejada a las medidas de seguridad que deberían garantizar como operadores del Estado.
Comunidades que adhieren:
Comunidad Comechingón Pluma Blanca
Comunidad Comechingón Ticas
Comunidad Comechingón Canchira
Comunidad Comechingón Rural Arabela
Comunidad Sanavirón Mampasacat
Comunidad Comechingón Cochancharava
Comunidad Kamiare Comechingón Timoteo Reyna
Comunidad Comechingón Tay Pichin
Comunidad Comechingón La Unión
Comunidad Ranquel Ramon Cabral “El Platero”
Comunidad Comechingón Cochancharava
Comunidad Chavascate

 


 

MAIL PARA DENUNCIAS POR MALTRATO LABORAL

 

Compañeras y compañeros, en virtud de la imposibilidad de llevar adelante un funcionamiento presencial en la Secretaría de Derechos Humanos en la sede sindical, las denuncias por maltrato, violencia o acoso laboral serán receptadas en el correo violencialaboralddhh@gmail.com,  específicamente creado a tal fin, a los efectos de ir delineando acciones en cada caso particular,  con el correspondiente asesoramiento jurídico.

 

 

.