SECRETARÍA DE PREVISIÓN SOCIAL

SECRETARÍA DE PREVISIÓN SOCIAL

En resguardo de los haberes previsionales

De forma lesiva y arbitraria, la Caja de Jubilaciones no liquidó como corresponde el 12,5% de aumento de la pauta 2020 a los jubilados y pensionados de Luz y Fuerza de Córdoba. Incluso hay compañeros pasivos que ni siquiera lo recibieron, lo que podría deberse a la prórroga del decreto 255/2020 (reducción del salario bruto del titular del Poder Ejecutivo) que bajó el tope para el descuento que se les realiza a quienes cobran por encima del sueldo del gobernador.

Esta situación motivó que la Organización Sindical planteara el inconveniente al organismo previsional a través de nuestra Secretaría de Previsión Social y la asesoría legal.

Al parecer, lamentablemente, la decisión del gobierno provincial es equiparar a la baja todos los haberes previsionales, o achatarlos, en base a lo establecido en la ley 10.694, avanzando sobre derechos adquiridos.

No debe olvidarse que Luz y Fuerza de Córdoba, a poco de ser sancionada la ley 10.694, presentó una Acción Declarativa de Inconstitucionalidad y Medida Cautelar en representación de sus afiliados y afiliadas.

A partir de la preocupación expresada por nuestros jubilados y pensionados, el Secretario de Previsión Social compañero Daniel Tapia y la Subsecretaría Victoria Molina, actuaron rápidamente para de ser necesario efectuar las presentaciones que hagan falta en defensa y contención de nuestras compañeras y compañeros pasivos.

A continuación, publicamos el comunicado emitido por la Organización Sindical.

el Secretario de Previsión Social compañero Daniel Tapia y nuuestro secretario General Gabriel Suárez ( foto de archivo)

 

Rechazamos maniobra para armonizar hacia abajo las jubilaciones y pensiones

 

A raíz de la inquietud planteada por numerosos compañeros pasivos que luego nuestra Secretaría de Previsión Social trasladó a la Caja de Jubilaciones, hemos tomado conocimiento que el aumento del 12,5% no se pagó en su totalidad a los jubilados y pensionados de Luz y Fuerza de Córdoba.

Esto es un claro incumplimiento de la pauta salarial en blanco suscripta por la Organización Sindical, porque no ha llegado debidamente a los pasivos lucifuercistas, siendo un atropello a la movilidad sectorial.

El gobierno de la Provincia procura entonces equiparar a los jubilados y pensionados con leyes anteriores a la última reforma previsional, con los que se jubilan con el cálculo de la ley 10.694. Esto implica un recorte del 6%.

Quienes se jubilan hoy, cobran el 67% del sueldo bruto del activo (82% del 82%), mientras que el resto percibe el 73%. El justificativo para equipararlos hacia abajo (según explican desde la Caja), es que no se perfora el llamado “núcleo duro” establecido en la ley 10.694, pero en realidad se está violando un derecho adquirido lo cual terminará generando más litigios.

Sumado a ello, el gobierno mantiene la medida por la que se redujo el tope a partir del cual se le descuenta hasta un 10% del haber a los jubilados y pensionados que superan el sueldo de gobernador, lo que impacta negativamente en esos compañeros pasivos.

 

Luz y Fuerza de Córdoba reafirma su rechazo íntegro a la inconstitucional ley 10.694, aprobada a espaldas de los trabajadores, y exige su inmediata derogación.

 

Exigimos la normalización de la Caja de Jubilaciones que debe ser administrada por sus legítimos dueños, sus beneficiarios y aportantes.

 

Que no haya dudas que seguiremos defendiendo los derechos previsionales y nuestra Caja hasta las últimas consecuencias.

 

BASTA DE AJUSTES A LOS TRABAJADORES PASIVOS

 

 

 

Córdoba, 9/1/2021

 

 

Gabriel Suárez, Secretario General

Daniel Tapia, Secretario de Previsión Social

Gabriela del Bosque, Secretaria de Prensa



 

NO a la PAV

Revalorizamos la posición de resistencia del Gremio

En nombre del Consejo Directivo del Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba, quiero agradecer a los compañeros y compañeras por el compromiso sindical, por las convicciones y mantener en alto la dignidad como trabajadores ante tanto atropello, tantas presiones y mala intención de parte de algunos gerentes cuyo propósito en la Empresa es su vaciamiento a través de permanentes presiones para que nos acojamos a la pasividad anticipada voluntaria. Como lucifuercistas, es un orgullo la posición de resistencia asumida.

En reiteradas ocasiones comenté que esta misma situación nos tocó vivir hace tiempo, cuando implementaron los tristemente célebres retiros voluntarios, que generaron vacantes que hasta el día de hoy no se han cubierto. De alguna manera esto posibilitó la aparición de las tercerizaciones que hoy es uno de los mayores inconvenientes que tenemos.

Resistimos con todas nuestras fuerzas la política de vaciamiento en EPEC. La Empresa en muchos casos decidió que compañeros que no padecen ninguna patología de riesgo no concurrieran a su sector para evitar aglomeraciones. Sin embargo, varios fueron convocados no para cumplir su función en el sector al cual pertenecen, si no para ser trasladados innecesariamente a otros lugares, apelando al artículo 42 y a la delegación de facultades. ¿Cuál es el argumento? Cuando no existe ninguna causal de servicio que justifique el traslado porque el trabajador desempeña una función puntual en un sector determinado, la Empresa plantea que lo necesitan para reforzar el área Comercial para tareas esenciales, según la Empresa. Pero nosotros ya sabemos qué tareas son un servicio esencial dentro de la actividad eléctrica, por lo que no nos van a engañar.

Ellos utilizan este argumento con los compañeros o compañeras que no están de acuerdo con su traslado; le dicen que el traslado se va a hacer sí o sí y que para ello van a proporcionarles los elementos de trabajo y la capacitación necesaria. O si no, automáticamente, les proponen otra opción que es la pasividad anticipada voluntaria. Y acá quiero revalorizar la militancia permanente del Consejo Directivo y de los compañeros delegados para recomendar y alentar a los compañeros y compañeras que no se vayan, que se queden en EPEC a resistir porque todo este atropello tiene una fecha de vencimiento. No hay posibilidad de sostener mucho tiempo el funcionamiento de la Empresa con el mínimo  técnico, como hasta ahora. El servicio eléctrico es esencial y debe brindarse de forma ininterrumpida con la calidad que sólo la garantizan los trabajadores y trabajadoras de planta permanente de EPEC.

Desde la Empresa ya no saben qué más pueden hacer para excluir a los trabajadores, para vulnerar el Convenio; si no te calculan mal las horas extras, no te reconocen un reemplazo o disponen arbitrariamente un traslado. Siempre buscan y buscan algo nuevo, sin reparar que detrás de este accionar se evidencia un mal desempeño de la función pública.

Este nocivo accionar está desarrollado en las denuncias planteadas en el Ministerio de Trabajo de la Provincia, en el Ministerio de Trabajo de la Nación y que vamos a ampliar en la Justicia, en las que se identifican el mal desempeño de la función pública y la violación del derecho humano a un ambiente de trabajo sin presiones.

No debemos darle motivos a la Empresa para que nos sancionen, para eso hay que cumplir a rajatabla nuestros deberes laborales, y cuando surja una injusticia, ejercer siempre nuestro derecho de reclamo. Sabemos que hay compañeros que son utilizados por algunos gerentes para “bajar línea”, para provocar una sanción o un traslado castigo. Entre compañeros debemos respetarnos.

Nosotros tenemos en claro dónde estamos parados y sabemos que tarde o temprano la responsabilidad va a recaerles a quienes trajeron a EPEC la tercerización. Las tercerizaciones son un gasto innecesario, improductivo y si siguen apuntando a que los trabajadores de EPEC adhieran a la PAV, este costo puede incrementarse. El trabajador de planta permanente de la Empresa es la herramienta de crecimiento de EPEC y no la hostilidad y el apriete que ejercen algunos gerentes, por eso es primordial que el Directorio de la Empresa se abra al diálogo, dado que EPEC está a la deriva. Ellos pensaban –equivocadamente- que iban a generar un clima de desconcierto para lograr una deserción masiva de trabajadores, pero como eso no ha ocurrido, decidieron prorrogar la PAV.

El Gremio de ninguna manera debe permitir el vaciamiento de la Empresa Provincial de Energía. Hay que seguir resistiendo con nuestras limpias armas gremiales, sabemos que cuesta lidiar con alguien que diariamente te está vigilando, presionando y se está queriendo aprovechar de uno, pero la explotación del laburante terminó hace rato.

Continuemos siendo enérgicos en nuestra posición y en la defensa de nuestros derechos en cualquier ámbito. NO a la PAV.

 

Gabriel Suárez

Secretario General

 

 

.