EDITORIAL – EJERZAMOS LA PLENA VIGENCIA DEL CONVENIO

Nuestro Gremio aguarda el anuncio oficial de la Empresa respecto a lo acordado oportunamente para el pago de la Bonificación Anual por Eficiencia (art. 78). Sabemos que está en la etapa de definiciones, por eso es cuando más alertas debemos estar sobre la información emanada desde la Empresa. ¿Por qué digo esto? La última liquidación de la BAE se hizo con una metodología diferente (que tal vez vuelva a aplicarse este año), por lo que tenemos que controlar que la base de cálculo sea al 31 de diciembre. Esto también debemos hacer en cuanto a los aumentos salariales y al desempeño de las funciones que hemos venido cobrando, pero que en algunos casos se le cortó el pago, violando toda norma legal vigente. Por eso hay que controlar lo que nos abonan, aun cuando el Meta 4 nos dificulte bastante esa tarea.

Si un compañero o compañera ha venido desarrollando una función puntual y se enfermó, tiene que abonársele esa función. Si un compañero o compañera salió de vacaciones, la función que realizaba debe seguirla cobrando para que impacte en la base de cálculo de la BAE. Lo mismo en el caso de un compañero o compañera que desarrolla una función transitoria de un cargo a la espera del cubrimiento definitivo.

Estemos alertas a esto, incluso los compañeros dispensados de concurrir al sector, porque en pandemia estar dispensado es como una licencia por enfermedad, la licencia puede vencer pero uno no deja de estar enfermo, por lo que no debe dejar de pagarse lo que percibía al momento de la dispensa. El DNU presidencial es claro y debemos hacer un minucioso control. A su vez tenemos que ser cuidadosos de no dar motivos para los descuentos salariales, lo que representa para la Empresa un logro importante porque al final eso incide en la BAE.

Analicemos detenidamente el recibo de sueldo, si no lo controlamos van a desaparecer horas extras, comidas, y si nadie reclama, la Empresa dirá que no se dio cuenta, entonces, ante esa situación que ya la hemos vivido, hay que ser celosos en los controles y exigir que se pague lo que realmente tiene que pagarse. Basta de hacer funciones que no nos abonan, de hacer horas extras y se olvidan de pagarlas, basta de todo esto.

Ejerzamos la plena vigencia del Convenio Colectivo de Trabajo, porque está vigente y lo tenemos que preservar. Preservar el Convenio, es resguardar las estructuras de plantel, las categorías individuales y colectivas y cada uno de los distintos aspectos que hacen a la vida diaria de la estructura sindical. Las estructuras de plantel (art. 9) tienen que ser consensuadas, las normas para cubrir cargos vacantes deben cumplirse (art. 18), así como también el artículo 19 sobre cubrimientos transitorios, y un sinfín de cláusulas que hay que hacerlas cumplir ejerciendo fuertemente una presión gremial.

 

Diagramas de turno, licencias, francos

Venimos analizando también la complicación que nos está generando los diagramas de turno impuestos desde la Empresa, cubriéndose a través del DNU presidencial.

Es una cuestión que tendremos que ver cómo encaminar; venimos con las denuncias y los reclamos porque no es cierto que con estos diagramas modificados por la Empresa se evita el aglomeramiento. Si es para cuidarnos, no se nota.

Hay sectores donde no existen aglomeramientos porque en los cambios de turno, dos trabajadores entran y dos se retiran, o sea que no se da una concentración de personal, y si observamos el espacio en el que tienen que desarrollar la tarea, es amplio y pueden trabajar tranquilamente los grupos de trabajo, en Generación, en Estaciones Principales y demás sectores.

En febrero-marzo, cuando ya la mayoría de los compañeros y compañeras hayan vuelto de sus licencias, reforzaremos nuestro accionar contra aquellas medidas violatorias del CCT. Las licencias en el marco de la necesidad del servicio no prescriben, a los compensatorios cada día los vienen prorrogando. Se hace muy difícil cuando la Empresa no quiere comprender que el acuerdo de los 2 años que habíamos suscripto anteriormente no fue modificado, esta conducción sindical no firmó nada distinto por lo que la Empresa no puede venir a imponer un criterio unilateral, una decisión antojadiza de que se pierdan los francos compensatorios, porque no hay forma de tomarlos. Los compensatorios, en su mayoría, se van a ir perdiendo, no se pueden dar porque generan otro compensatorio o porque no tenemos compañeros que nos cubran. Algo similar sucede con las licencias.

Tendremos en cuenta todo esto, pues es la estrategia de funcionamiento que se va a venir en los próximos meses.

No duden compañeros, compañeras, en hacer las consultas necesarias, tampoco duden en hacer el reclamo formal en la Empresa, en el Ministerio de Trabajo provincial, y si no hay respuestas, no teman en hacer las presentaciones en ámbito de la Justicia porque son derechos que hemos adquirido producto de que el Convenio Colectivo de Trabajo 165/75 tiene plena vigencia.

 

Recuperar ingresos por nuestra Bolsa de Trabajo

Esto lo vamos a defender a ultranza porque la necesidad de ingresos por nuestra Bolsa de Trabajo es esencial para el funcionamiento estratégico de EPEC y es un derecho convencional. Ha quedado totalmente demostrado que los ingresos por concurso realmente han sido insólitos, bastante confusos por tratarse de modificar cuestiones que pusieron en tela de juicio la transparencia del proceso. Nosotros tenemos postulantes en nuestra Bolsa de Trabajo con el conocimiento óptimo para desarrollar las tareas son necesarias. Basta de tantos ingenieros que entran por el otro lado, falta gente para plantar postes, que tienda cables, falta gente en los sectores, gente que tenga ganas de laburar, son los que van a volver a levantar a la Empresa. Es lo que Luz y Fuerza de Córdoba viene reclamando hace rato.

Estemos informados, comunicados y en pie de reclamo por nuestros derechos convencionales que tienen plena vigencia. De este modo la Empresa no nos podrá atropellar.

Cuando no cedemos a sus presiones, fíjense, apelan al ofrecimiento de la PAV. Y no han tenido ninguna respuesta más porque no ha aumentado la cantidad de pasivizados. Los compañeros y compañeras están decididos a resistir quedándose en EPEC. Es una muy buena señal para todos nosotros porque evidencia que estamos unidos y en unidad lograremos nuestros objetivos.

 

No dejemos de reclamar lo que nos corresponde

Les pedimos a los compañeros y compañeras que no duden en comunicarse con las secretarías General, Adjunta y Gremial, con el Tribunal Paritario. Nosotros estamos atentos a sus llamados. Lo que no nos abonan hay que reclamarlo sí o sí. Hay que desterrar ese temor de que si reclamo me pueden trasladar, lo que reclamamos es un derecho nuestro que está consagrado en el Convenio Colectivo de Trabajo. No debemos olvidar que muchos dirigentes lucifuercistas que ya no están entre nosotros, dieron su vida para tener el Convenio que tenemos. Es un Convenio muy claro, concreto y contundente, que no da lugar a las interpretaciones que hace la Empresa de los articulados.

Además tenemos las denuncias que hemos venido planteando y las que vamos a presentar en la Justicia por el mal funcionamiento de la Empresa, por las contrataciones directas omitiendo el debido proceso licitatorio y otras cuestiones que ya denunciamos en los tribunales federales. Hay que tener en cuenta que al tratarse de una empresa pública autárquica dentro del Estado provincial, no tiene prescripción la causa por lo que hay que seguir incorporando elementos para probar lo que a nuestro entender es un desacople del funcionamiento estratégico de EPEC.

 

Gabriel Suárez

Secretario General

 

 

.