TEMPORAL EN SIERRAS CHICAS

Rápida respuesta de los trabajadores y poca respuesta de la Empresa

 

 

Temporal en sierras Chicas

Rápida  restitución del servicio en Villa Allende y Saldan

 

Tras el temporal que afectó a las Sierras Chicas el lunes 25 de enero, compañeros de la Guardia, de Redes y de Medidores de Villa Allende concurrieron para restablecer el servicio en MT y BT.

 

En Villa Allende

La fuerte tormenta provocó el corte de un puente salto de línea en media tensión, en calle 25 de Mayo y Saavedra. Se procedió a abrir el Distribuidor N° 8 Río de Janeiro y el puente fue reparado por nuestros compañeros en tan sólo 20 minutos, quedando inmediatamente restablecido el servicio.

 

En Saldan

Se trabajó en la línea de media tensión desnuda, en calle Latinoamérica, sobre la cual se habían caído dos pinos. Con la colaboración de equipo pesado de la Municipalidad de Saldan, se retiraron los pinos y varias ramas. Allí el servicio se restituyó en forma parcial. Posteriormente los compañeros se dirigieron a calle Inchin, donde se encontraba caído otro tramo de la línea de media tensión, y se realizó el tendido del cableado.

Pese a los daños en las redes eléctricas, en poco tiempo se normalizó en su totalidad el servicio gracias a la capacidad de los trabajadores de EPEC.

El compañero Pablo Olivera, jefe del Distrito Villa Allende, valoró el desempeño y esfuerzo de todos los compañeros de la Zona E, tanto del área Operativa como Comercial, para compensar la falta de personal especialmente en todos estos meses de pandemia.

Aprovechando la oportunidad de expresarse por el Eléctrum, reiteró la necesidad de que se incorporen con urgencia trabajadores a los sectores operativos.

 (De izq. a der.) Alejandro Barrera, Martín Barrera, Pedro Barrera, Federico Retamozo, Agustín Quaranta, Juan Coltro (jefe de Guardia) y Pablo Olivera (jefe del Distrito Villa Allende) No están en la foto los compañeros Pablo Ceballos y Fernando Santín, quienes también estuvieron abocados a las tareas en Villa Allende y Saldan

 

 

 

 

Distrito Río Ceballos

 

Preocupante situación que debe tener una solución inmediata

 

Muchas cosas se les están yendo de las manos a la Empresa producto de la política de tercerización que sostiene con obstinación. La mala reparación de los vehículos es sólo un ejemplo de la preocupante realidad que atraviesa el Distrito Río Ceballos (como toda la Zona E); es el sector con mayor cantidad de adhesiones a la PAV en una estructura ya diezmada por las jubilaciones y los compañeros afectados por enfermedades.

En estos momentos el Distrito no cuenta más que con un solo vehículo. El área Comercial está atendiendo con poco personal, por lo que deben multiplicar sus esfuerzos dando lo mejor de cada uno. Y esto se debe pura y exclusivamente a la ineficiencia de la conducción de la Empresa. La falta de personal, la escasez de insumos, los vehículos en condiciones deplorables, son problemáticas existentes en cada una de las Zonas, pero que responden a un déficit en las decisiones tanto del Directorio de EPEC como de las distintas gerencias.

Como Organización Sindical hemos reclamado por esta situación y lo seguiremos haciendo hasta lograr soluciones definitivas. Lamentablemente la Empresa en lugar de convocar a una mesa de diálogo, pone trabas.

Es decir que a los únicos que les preocupa la Empresa Provincial de Energía somos a los trabajadores, que hemos coincidido en tratar de reestructurar el funcionamiento estratégico de EPEC una vez que todos hayan retornado de sus merecidas vacaciones.

 

 



 

Situación de la Zona E

 

Muchas carencias y poca respuesta de la Empresa

 

El cúmulo de problemas que tiene la Zona E (Río Ceballos, La Calera y Villa Allende) se acentúa cada vez más porque la Empresa no toma medidas para revertir el desmantelamiento de los sectores operativos, generado por el éxodo de trabajadores que adhirieron a la pasividad anticipada y que se jubilaron. No se cubren las vacantes como corresponde, lo que indudablemente va a ir agravando con el tiempo el cuadro de situación si no se resuelve el faltante de personal.

Hay una realidad que data de hace tiempo, Mantenimiento de Redes de la Zona E está tercerizado en su totalidad, y habiendo cada vez menos trabajadores, no vamos a poder cubrir el 100% de las tareas. Es evidente que todo está direccionado a favorecer la tercerización. A eso hay que sumarle los vehículos en malas condiciones; en la última semana la Guardia de Río Ceballos estuvo trabajando con un solo vehículo, o sea al mínimo técnico. ¿Qué hubiese pasado si surgía algún desperfecto?

Por eso siempre remarcamos la voluntad, el compromiso y la idoneidad que tienen nuestros compañeros para que ningún usuario de la Zona E se quede sin energía y sortear esas enormes carencias que son la falta de personal y de elementos de trabajo y la no actualización preventiva.

Con lo poco que cuentan las jefaturas y el personal de la Zona E se las arreglan para resolver las diversas dificultades que se presentan, como pasó en Villa Allende, Río Ceballos y Saldan.

La política que lleva adelante la Empresa está generalizada, porque hablando específicamente de la Zona E, las decisiones dependen de los mandos gerenciales identificados en el funcionamiento de una determinada zona o distrito.

Esto lo hemos conversado con los jefes de la Zona E y lo hemos trasladado a los niveles superiores de la Empresa para que haya cooperación, porque al no contar con los elementos necesarios para el desarrollo de nuestra función se complica el día a día, más aún con los diagramas de turno modificados producto de la pandemia. Es decir que en un lugar de dar soluciones, empeoran las cosas.

La situación de la Zona E es uno de los temas en los que va a concentrarse el Gremio ni bien todos regresen de su descanso.

También vamos a apuntar a los diagramas de turno, a la reparación y compra de vehículos e indudablemente el ingreso de personal por Bolsa de Trabajo. Todo ello es esencial para una correcta labor preventiva para no tener que llegar a un trabajo correctivo que directamente es entregado a las cuadrillas privadas, porque al no haber la cantidad de personal necesario nos cuesta mucho cubrir la totalidad de las tareas. Pero nosotros estamos, y hemos demostrado la suficiencia de los trabajadores de EPEC de cada uno de los distritos de la Zona E, tanto en la parte comercial como en la operativa y técnica.

Por eso el Consejo Directivo una vez más felicita a todos los compañeros y compañeras. Seguiremos acompañando a las jefaturas zonales en las gestiones ante las respectivas gerencias porque no siempre los reclamos tienen la debida respuesta y con lo que tenemos debemos solucionarlos.

Nuestro deber es cumplir con las funciones asignadas, pero seremos firmes en nuestra posición exigiendo que se hagan bien las cosas y se nos suministre las herramientas de trabajo como corresponde.

La Empresa debe tener muy en cuenta que en estas condiciones no se puede trabajar porque cualquier equivocación nos puede costar la vida.

 

Gabriel Suárez

Secretario General

La Empresa debe tener muy en cuenta que en estas condiciones no se puede trabajar porque cualquier equivocación nos puede costar la vida

 

 

 

.