SECRETARIA DE DERECHOS HUMANOS

“Los amigos del barrio pueden desaparecer

Los cantores de radio pueden desaparecer

Los que están en los diarios pueden desaparecer

La persona que amas puede desaparecer

Los que están en el aire pueden desaparecer en el aire

Los que están en la calle pueden desaparecer en la calle

Los amigos del barrio pueden desaparecer

Pero los dinosaurios van a desaparecer”…

Los dinosaurios,  autor Charly García

 

Desde la Secretaría de Derechos Humanos adherimos a las numerosas manifestaciones de repudio frente al lamentable accionar de un grupo de inadaptados que dicen ser “jóvenes republicanos” quienes, entendiendo a su conveniencia la libertad de expresión garantizada por la democracia que tanto costó al pueblo argentino recuperar y mantener a partir de 1983, se arrogan el derecho de atacar en forma brutal y deleznable el Estado de Derecho con acciones que remiten a la última dictadura militar iniciada en nuestro país el 24 de marzo de 1976.

Esto, compañeras y compañeros,  no es libertad de expresión. Son dinosaurios en cuerpos de jóvenes, que pretenden imponer sus ideas retrógradas a través de la violencia, el único camino que conocen. No debemos minimizar este hecho ni dejarlo pasar, ya  que es una escalada más en sus virulentas acciones.

 

AMPLIO REPUDIO A LA COLOCACIÓN DE BOLSAS MORTUORIAS EN LA PLAZA DE MAYO REALIZADA POR EL MACRISMO

 

El sábado pasado durante la marcha opositora al Gobierno, un grupo de militantes de Jóvenes Repúblicanos colgó bolsas que simulaban contener cadáveres con nombres de funcionarios y personas que recibieron la vacuna contra el coronavirus.

Uno de los nombres escritos en esas 10 bolsas colgadas frente a la Casa Rosada fue el de la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto.

“Es lamentable lo que ha pasado y repudiamos todo discurso de odio y negacionismo”, expresó a Informativo FARCO Inés Peña, integrante de Madres y Familiares de Detenidos y Desaparecidos de Jujuy.

“Es inconcebible que haya un retroceso en este tiempo de toda esta lucha que hemos vivido, lo que costó recuperar el Estado de derecho y la democracia”, agregó.

Jóvenes Republicanos integra la Unión Republicana, una línea interna del PRO que preside Patricia Bulrrich, exministra de Seguridad durante el Gobierno de Mauricio Macri.

“Manifestamos un total repudio por la violencia desplegada que sin duda fue realizado por personas antidemocráticas y violentas pero que tiene una profunda implicancia ideológica”, expresó Alejandra Santucho, de HIJOS Bahía Blanca, al noticiero federal que producen las radios comunitarias de todo el país.

“No creemos que solamente se traten de personas con odio hacia algo o alguien sino que son manifestaciones de seres autoritarios, negacionistas, con desprecio a la vida democrática y hacia sus instituciones”, continuó Santucho.

La integrante de HIJOS al sur de la provincia bonaerense señaló que “estos actos violentos deben tener una consecuencia y no se los puede dejar pasar por más simbólicos que sea porque luego se convierten en acciones violentas y luego en crímenes violentos”.

También expresó su repudio Marta Rondoletto, de la Fundación Memoria e Identidades de Tucumán, quien apuntó hacia la oposición que “proclama su odio con sus más bajos recursos políticos, que implican sus manifestaciones xenófobas misóginas e insisten en negar la posibilidad de la convivencia democrática”.

Rondoletto consideró que estos grupos “usan la amenaza fúnebre al mejor estilo de aquellos que usaron los golpes de Estado para imponerse sobre los sistemas democráticos”. Y agregó: “Nos preguntamos si estas serán sus formas de iniciar sus celebraciones por el 45 aniversario de la dictadura más sangrienta de nuestra historia. La que contó con el beneplácito de esos mismos sectores que ahora tomaron las calles para amenazar”.

Lejos de arrepentirse, los jóvenes del PRO se mostraron orgullosos de lo que hicieron y escribieron “ni un paso atrás”. Sus líderes políticos tampoco pidieron disculpas y De Carlotto adelantó que analiza hacer una denuncia penal. El presidente Alberto Fernández escribió que “esta acción lamentable solo demuestra cómo muchos opositores conciben la República. No callemos ante semejante acto de barbarie”. A su repudio se sumó un comunicado de la Mesa de Organismos de Derechos Humanos, otro de Madres de Plaza de Mayo, y varios de partidos, dirigentes políticos y sindicatos.

En todas las marchas de la oposición que se sucedieron desde que inició la pandemia, hubo numerosas muestras de violencia y odio: carteles con insultos y agravios, globos con la imagen de funcionarios vestidos de piyama a rayas, horcas y muñecos colgados con las caras del Presidente y la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner. Pero este sábado hubo una escalada en la agresión.  A días del 24 de marzo, colgaron diez bolsas que simulaban envolver cuerpos muertos con nombres de dirigentes políticos y sociales. Uno de ellos decía “Estela de Carlotto”. En letras más pequeñas expresaban “estaba esperando la vacuna, pero se la aplicó”, seguido de los nombres. Cabe recordar que la presidenta de Abuelas tiene 90 años y se vacunó como cualquier otra persona de su edad en la Provincia de Buenos Aires. “Estuve esperando mi turno como cualquier hija de vecino”, aclaró, una vez más, el domingo en una entrevista radial.

La presidenta de las Abuelas aseguró que “me llena de tristeza pensar que hay argentinos que tengan ese despiadado rencor”. Este domingo, después de las agresiones, De Carlotto decidió refugiarse toda la tarde con sus nietos y cocinarles una pastafrola para la merienda. “Tengo 90 años y me queda poco, lo que Dios disponga, pero esa expresión de una bolsa mortuoria con el nombre de tantas personas que pusieron ahí, entre ellas la mía, me impactó”, agregó.

Taty Almeida de Madres de Plaza de Mayo LF, contó que cuando vieron esas terribles imágenes, “no solo las Madres, sino todos los organismos de DDHH, lo primero que hicimos fue darle nuestro cariño a Estela y a todas nuestras queridas hermanas de Abuelas, porque el odio no construye, destruye”. “Esas actitudes son repudiables porque una república no se construye con odio”, aseguró. Además, puntualizó que “es muy lamentable que este repudiable acto esté avalado por un expresidente y por su Gobierno que fue elegido democráticamente”.

Hebe de Bonafini, presidenta de Madres de Plaza de Mayo, en tanto, señaló que “con esa basura que hicieron demostraron lo que desean: que te mueras y que no aparezcas más”. Luego agregó que la oposición “representa la muerte en todo sentido, porque desde que llegaron cerraron ministerios, hospitales, escuelas y universidades. Incluso, cuando comenzó la pandemia, Macri dijo ‘que se mueran todos lo que tienen que morir’ y cada vez que dicen que no a la vacuna, abonan a eso”. “Nosotros, en cambio, representamos la vida. Es lo que hizo el Presidente cuando le dio tanta importancia a las vacunas y a la construcción de hospitales, al igual que el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof”, expresó De Bonafini.

A pesar de que los repudios a la violenta intervención fueron numerosos y desde distintos sectores de la sociedad, la línea dura del PRO relativizó la gravedad de lo sucedido. El expresidente, Mauricio Macri, no hizo mención a lo de las bolsas y escribió que estaba “emocionado y contento de ver cómo una vez más los argentinos se movilizan”.

Bullrich, que estuvo presente en la marcha, simplemente dijo que la intervención “no le gustó”. “Lo de las bolsas me pareció mucho, pero primero que el Presidente eche a todos los funcionarios que provocaron el vacunatorio VIP”, dijo. Otro dirigente de Cambiemos que se quiso despegar de lo sucedido, aunque lo hizo con “peros”, fue el senador Martín Losteau al decir: “Presidente, somos muchos los que repudiamos esa despreciable forma de protesta. También somos muchos los que esperamos que pida perdón por el pésimo manejo de las vacunas”.

“A días de conmemorarse los 45 años del golpe de Estado más sangriento de nuestra historia, es muy doloroso presenciar semejante exhibición de violencia montada por estos sectores minoritarios de la sociedad que, lejos de contribuir a la construcción de un país justo y solidario, desde el inicio de la pandemia han obstaculizado las políticas de salud y de cuidado desplegadas por el Gobierno nacional”, escribieron en un comunicado la Mesa de Organismos de DD.HH, entre los que se encuentran Abuelas; Madres LF; Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas; H.I.J.O.S. Capital; APDH y APDH La Matanza; Asociación Buena Memoria; CELS; Comisión Memoria, Verdad y Justicia Zona Norte; Familiares y Compañeros de los 12 de la Santa Cruz; Fundación Memoria Histórica y Social Argentina; LADH y el Movimiento Ecuménico. “Al odio y la violencia siempre los hemos combatido con amor y el reclamo de justicia. Seguiremos cuidándonos y acompañando las políticas que fortalecen la salud pública y la ampliación de oportunidades, para que no haya más muertes”, agregaron.

Desde Abuelas, destacaron la figura de su presidenta: “Estela es una referente indiscutida de los derechos humanos, de una integridad intachable. Lleva más de 40 años buscando justicia por los crímenes de la dictadura de forma pacífica, jamás con venganza. Junto a sus compañeras, ha velado siempre por la democracia, respetando la pluralidad de expresiones”. También agradecieron las numerosas muestras de apoyo que recibieron e indicaron que ellas “dan cuenta de que el pueblo está despierto y no permitirá más amenazas de grupos minúsculos y poco afectos a la construcción democrática”.

El Partido Justicialista, repudió lo sucedido. En un comunicado firmado por su presidente, José Luis Gioja, expresó que “lo que le mostraron al mundo los partidarios aliados a Mauricio Macri fue de un nivel de violencia y provocación tal, simulando poner cadáveres de funcionarios públicos en bolsas mortuorias”. Además, subrayaron que “repudiamos este accionar, rayano con un acto de facción tribal, alejado del republicanismo que pregonan. Quedó al descubierto lo que son: violentos, provocadores y profundamente antiperonistas”. “Preferimos poner el foco donde hay que ponerlo: en el trabajo diario para para llevar adelante la campaña de vacunación más grande de los últimos años, volver a reactivar la industria, el comercio, revalorizar nuestra Ciencia y Tecnología y arreglar los desaguisados en materia de deuda que quedaron de la pandemia que azotó al país entre 2016 y 2019”, concluyeron.

El secretario general de la CTA y diputado nacional, Hugo Yasky, en tanto, escribió que “en un país que sufrió el terrorismo de Estado, los vuelos de la muerte, la desaparición forzada de personas y el robo de bebés entre otros crímenes de lesa humanidad como la Argentina estas acciones representan más que meras provocaciones. Resulta intolerable que quienes dicen movilizarse en el marco de la democracia produzcan estos hechos que deben ser rechazados enérgicamente por el conjunto de la sociedad y las fuerzas políticas”.

 


 

Derechos humanos y discapacidad

 

La sexualidad en la discapacidad motriz.

 

¿Qué es la sexualidad? Se entiende que todo ser humano es un sujeto sexuado. El niño desde que nace está en constante contacto con la mamá o con la persona que lo cuida, es decir que esa persona erogeniza el cuerpo de ese bebé, mediante las caricias, la voz, el canto, la mirada entre otras, por lo tanto no existen personas asexuadas.

La sexualidad es fuente de placer, fuente de bienestar, fuente de salud, es un tipo de comunicación y encuentro con el otro. Cuando hablamos de sexualidad es muy difícil delimitar el concepto ya que es un concepto ambiguo, muy amplio, si intentamos estructurarlo lo estaríamos desvirtuando. Con todo esto, podemos afirmar que la sexualidad no es sinónimo de la genitalidad, sino que va más allá de esta.

Ahora bien, cuando hablamos de discapacidad motriz nos referimos a las personas que presentan un compromiso motor y/o sensitivo, es decir tienen una deficiencia física (secuela), que les imposibilita o dificulta realizar de la forma habitual, diferentes actividades como por ejemplo caminar, correr, cocinar entre otras actividades de la vida diaria (AVD). Esta discapacidad puede ser permanente o transitoria.

Con respecto a las consecuencias psicológicas de una persona que tiene una discapacidad motriz, es importante aclarar que no hay una perspectiva psicológica y emocional específica de la discapacidad motriz, esto dependerá de la historia vital de cada persona, de cómo esa persona se relaciona con su entorno, de cómo fue y es la mirada de ese Otro social, cuando se habla del Otro social nos referimos a la familia, las instituciones, a la sociedad toda. Entonces de acuerdo a cómo se dio la mirada de este otro, van a generarse diferentes consecuencias. Como por ejemplo una mirada del otro social de burla, de descalificación, de lástima, de sobreprotección, pueden generar en las personas con discapacidad una carga de ansiedad originando conductas de apego. Una dependencia absoluta, un temor de explorar el mundo, ya que dependerá de la mirada aprobatoria de la madre y/o del padre o tutor, también se pueden generar sentimientos de dolor, de angustia, de depresión, de necesidad de emanciparse, entre otros. Es decir que dependerá de cómo ese otro influye en la construcción de la subjetividad de la persona con discapacidad.

Teniendo una conceptualización de que es la sexualidad y la discapacidad motriz, vamos a explicar brevemente de cómo se manifiesta, se experimenta, se vivencia la sexualidad en personas que tienen alguna discapacidad motriz. Como se mencionó anteriormente la sexualidad va más allá de la genitalidad, ya que se manifiesta de diferentes maneras por ejemplo, se puede manifestar mediante una mirada seductora, mediante el tocar que es el contacto que tenemos con el otro a nivel corporal. En algunas discapacidades motrices se pierde la sensibilidad de alguna parte del cuerpo o de gran parte del cuerpo, entonces muchos nos podríamos preguntar, ¿Ante la pérdida de la sensibilidad cuando se toca a la persona con discapacidad, siente ese tocar? La respuesta es sí, porque la fuerza del toque va más allá de él tocar en sí, lo importante es la esencia de ese tocar. Lo que se quiere decir con esto es que más allá de que haya una pérdida de la sensibilidad corporal, si hay un tocar en donde existe una esencia de seducción, de deseo, de erotismo, esa persona va a sentir el tocar de ese otro. Otra manifestación de la sexualidad es mediante el deseo que es aquello que se quiere y se anhela, es lo que nos moviliza en una constante búsqueda. También se puede manifestar mediante la seducción, la seducción tiene que ver con las diferentes maneras que cada persona encuentra para relacionarse con el otro, consiste en dejar creer al otro que es el sujeto del deseo. Con ello se quiere decir que las personas con discapacidad motriz, tienen su propia y singular seducción como todos y se manifiesta de diversas maneras al igual que el resto de las personas.

Para ir concluyendo, se puede pensar que la sociedad algunas veces ubica a las personas con discapacidad en una eterna niñez, ese eterno niño que muchas veces puede traer tranquilidad a la familia pero que obstaculiza la subjetividad de la persona, el ser de la persona.

Por otro lado, se puede ver que existe una invisibilización de la sexualidad en la discapacidad motriz, ¿Porque esa invisibilización? Por los mitos que hay en la sociedad, en el imaginario social instituido, cuando se habla de instituido nos referimos a las creencias, a las ideologías impuestas instauradas en la sociedad. Por ejemplo, está el mito de que las personas con discapacidad no desean, son seres asexuados, o de mantener una relación con un otro debe ser también una persona con discapacidad. Esto último tendría que ver con estigmatizar, por ejemplo, es como si dijéramos todas las personas gorditas tienen que estar juntas, al igual que todas las personas peladas, etc. Es decir, agrupar a las personas por sus diferentes cualidades o características. Respecto a esto es importante aclarar que, no está mal que dos personas con discapacidad tengan una relación, pero que sea porque realmente lo desean y no por la estigmatización de la sociedad. Porque las personas con discapacidad no son todas iguales, se vinculan con el mundo y con los otros de manera singular, tienen sus preferencias, sentimientos, son sujetos de deseo y derechos como toda la sociedad.  Muchas veces no se les respeta el derecho a estudiar, a trabajar, menos pensar en el derecho a disfrutar de la sexualidad.

Todos estos mitos son los que hacen a la invisibilización.  El romper con todo esto instituido puede generar miedo, asombro, porque tiene que ver con inquietudes, con ignorancias establecidas en la sociedad.

A veces también se puede visibilizar una heteronomía hacia las personas con discapacidad, este término hace referencia a decidir por la persona que, sería lo contrario a la autonomía a respetar la voluntad y el deseo de lo que quiere esa persona. Otro mito social es que la persona “no puede,” si bien hemos avanzado en ese sentido, aún nos falta en lo que concierne a la sexualidad de las personas con discapacidad, está creencia de “no puede” tiene que ver el relacionar su lesión motriz con el no poder disfrutar de su sexualidad.

Aquí lo importante es saber que cada persona puede vivenciar su sexualidad de la manera que encuentre más adecuada, pero no sólo con las personas que tienen una discapacidad sino todas las personas. Tendríamos que poder ver a la sexualidad de una manera natural, liberadora y terapéutica en todos los seres humanos.

 


 

Denuncias por Violencia Laboral

Compañeras y compañeros, en virtud de la imposibilidad de llevar adelante un funcionamiento presencial en la Secretaría de Derechos Humanos en la sede sindical, las denuncias por maltrato, violencia o acoso laboral serán receptadas en el correo violencialaboralddhh@gmail.com , específicamente creado a tal fin, a los efectos de ir delineando acciones en cada caso particular, con el correspondiente asesoramiento jurídico.

 

.