ANUNCIO DE LA PRESIDENTE SOBRE LA SUBA DEL MÍNIMO NO IMPONIBLE

ANUNCIO DE LA PRESIDENTE

SOBRE LA SUBA DEL MÍNIMO NO

IMPONIBLE

Con una cuota de increíble optimismo, la presidente Cristina Fernández de Kirchner anunció el incremento en un 20 % del mínimo no imponible para ser aplicado al impuesto a las ganancias.  Todo el arco del movimiento obrero lo rechazó por ser totalmente insuficiente al igual que el incremento a las jubilaciones que anunció.

Nuestro Secretario General Gabriel Suárez ya manifestó públicamente que reclamamos la eliminación de la aplicación del impuesto a las ganancias y que dichos ingresos sean sustituidos mediante una modificación de la ley tributaria argentina que entre otros puntos, debería hacer aportar a los sectores que hoy no aportan como los que ganan verdaderas fortunas con la especulación financiera, o con los sectores sojeros especialmente con sus exportadores, al igual que a las multinacionales de la megaminería, entre otros.  Observamos con preocupación que el gobierno nacional no se atreve a tomar esta decisión y por el contrario ajusta a los trabajadores, porque el trabajo no es una mercancía ni es una transacción económica por lo que es incorrecto que  sufra un impuesto.

De todas maneras, nuestro secretario general señaló que antes de emitir una opinión definitiva sobre este anuncio presidencial, previamente debe conocerse el decreto reglamentario correspondiente.

Nuestro sindicato siempre apoyó el modelo nacional y popular que reimplantó el expresidente  Néstor Kirchner, pero en este último mandato presidencial  se observan algunas cuestiones de la gestión que lleva adelante la mandataria Cristina Fernández tales como el ajuste indirecto a través del impuesto a las ganancias sobre nuestros salarios  y la falta de una política para contener la inflación que corroe la capacidad adquisitiva de nuestros salarios

“EL SUELDO DEL TRABAJADOR

NO ES UNA GANANCIA…”

por CARLOS EMANUEL CAFURE

Delegado Luz y Fuerza

Nuevamente  la discusión sobre el Impuesto a las Ganancias, está presente entre nosotros, la clase trabajadora.

En esta nueva oportunidad, se trata del anuncio realizado desde el gobierno nacional,  por medio del cual  se resuelve  subir desde el 1ro. de Marzo  del corriente  año,  el mínimo no imponible del citado impuesto.

Para entender el por qué no debería ser  aplicado a la clase trabajadora, simplemente bastaría analizar  la definición por separado  de las palabras que componen el nombre de este tributo.

DEFINICIÓN DE IMPUESTO:

“Se designa con la palabra impuesto a aquel tributo o carga que los individuos que viven en una determinada comunidad o país le deben pagar al estado que los representa, para que éste, a través de ese pago y sin ejercer ningún tipo de contra prestación como consecuencia  del mismo, pueda financiar sus gastos, en una primera instancia y también, de acuerdo al orden de prioridades que impulse y promueva, por ejemplo, obras públicas tendientes a satisfacer las demandas de los sectores más pobres y sin recursos, entre otras cuestiones (Desde Definición ABC         http://www.definicionabc.com/economia/impuesto.php#ixzz2JOPXxlsv).

DEFINICIÓN DE GANANCIAS:

“La ganancia es la riqueza que una o las distintas partes involucradas obtienen como producto de una transacción o proceso económico. La ganancia también es conocida como beneficio económico e implica el resto económico del que un actor se beneficia como resultado de realizar una operación financiera. En pocas palabras, es la proporción entre los ingresos totales menos los costos totales de producción, distribución y comercialización  de, por ejemplo, un producto o servicio en particular (Desde Definición ABC: http://www.definicionabc.com/economia/ganancia.php#ixzz2JOT3beI5).

Analicemos también  la DEFINICION DE

SUELDO:

“El término de sueldo suele ser utilizado como sinónimo de salario (del latín salarĭum, relacionado con la “sal”), la remuneración regular o la cantidad de dinero con que se retribuye a los trabajadores por cuenta ajena. Puede decirse que el empleado recibe un sueldo a cambio de poner su fuerza laboral a disposición del empleador, en el marco de una serie de obligaciones compartidas que rigen su relación contractual.  (Definición de sueldo – Qué es, Significado y concepto http://definicion.de/sueldo/#ixzz2JOUusZCg).

Es evidente entonces que el sueldo bajo ningún concepto, puede ser considerado una ganancia; teniendo en cuenta que el mismo es destinado por el propio trabajador, para poder satisfacer tanto él como su propia familia,  las necesidades básicas humanas tales como alimento, abrigo, vivienda ( hay  trabajadores que viven desde hace  muchos años alquilando, ante la falta de acceso a la vivienda propia), salud y educación, todos  estos, derechos y garantías que se encuentran debidamente tutelados por la propia Constitución Nacional y que deben ser debidamente garantizados por el propio Estado a todos los ciudadanos.

Es importante manifestar que los trabajadores no estamos en contra de dicho Impuesto, sino que creemos injusto que deba gravar el sueldo de la clase trabajadora.

Consideramos  que el mismo,   debe ser aplicado a quienes sí generan riquezas en este país, como por ejemplo la renta financiera.

El trabajador argentino desde hace ya mucho tiempo, solo  subsiste. No tiene ganancias para nada…

En lo personal, considero que una medida concreta,  progresista y por sobre todo Nacional y Popular sería de una vez por todas,  que se tomara la decisión política de eliminar la aplicación del Impuesto a las Ganancias a todos los trabajadores argentinos, y asimismo aplicarlo, a quienes generan riquezas y ganancias en este país,  es decir, a muchas actividades que actualmente son gravadas,  como así también a muchas otras que no se le aplica el citado tributo,  también a pesar de que tienen ganancias multimillonarias.

En un país con una inflación importante, y una de las más elevadas en el mundo, en donde los principales castigados por la misma son los propios asalariados, la continuidad de la aplicación  del Impuesto a las Ganancias a la clase trabajadora, se termina transformando para la misma,  en una medida antieconómica, antinacional y antipopular.