LUZ Y FUERZA RINDIÓ HOMENAJE A EVITA

Se conmemoró el 69° aniversario de su paso a la eternidad

El 26 de julio es una fecha cara a los sentimientos de los trabajadores, porque Evita es el símbolo de un legado inextinguible de justicia social y dignidad del pueblo trabajador.

Ese día, compañeros del Consejo Directivo y militantes le brindaron un homenaje en el monolito que se encuentra en la Av. Circunvalación Agustín Tosco. Se depositaron ofrendas florales al pie de la imagen de Evita y también de la de Juan Domingo Perón, y luego nuestro Secretario General Gabriel Suárez y el compañero Alejandro Faneca le dedicaron sentidas palabras.

Gabriel Suárez

“Ahora es cuando hay que reforzar la acción social que nos enseñaron Perón y Evita”

Estamos acá recordando a la compañera Evita en el aniversario de su desaparición física, pero indudablemente en nuestro pensamiento está permanentemente. Es un buen momento para evocar su obra social que es histórica, gracias a ella los desprotegidos tuvieron por primera vez protección social. Evita decía siempre que era la abanderada de los humildes, la defensora de los llamados “cabecitas negras”, que eran aquellos laburantes que no tenían un convenio colectivo de trabajo, no tenían jornadas de descanso, trabajaban de sol a sol, porque los grandes terratenientes pisoteaban su dignidad antes de que la mayoría del pueblo fuera peronista a partir de aquella imborrable jornada del 17 de octubre de 1945. Y justamente, no tan sólo el homenaje es a Evita sino también al general Juan Domingo Perón, que el pasado 1 de julio se cumplieron 47 años de su fallecimiento. Todas estas fechas son fundamentales para los trabajadores.

El país va a entrar en un tiempo electoral por eso se están dando muchas definiciones políticas. Pensemos entonces en los que nos han venido atacando, ellos realmente no practican el justicialismo, mucho menos si hablamos del gobierno anterior, el de Macri. Los trabajadores somos fieles a la doctrina de Perón y Evita.

Hace poco menos de 2 años, asumió un nuevo gobierno nacional con la idea de reconstruir esta nación en base al justicialismo. Ni bien empezó este proceso llegó una pandemia que lamentablemente se ha llevado la vida de un montón de personas. La pandemia no hizo diferencias y tuvimos que replantear muchas cosas. Numerosos sectores se vieron afectados, desprotegidos, y es ahora cuando es necesario reforzar la acción social que nos enseñaron Perón y Evita, para ser solidarios, para que los trabajadores tuviéramos con qué defendernos. Entre tantas cosas nos legaron la salud pública y un Ministerio de Salud para que todos los argentinos tuviéramos la cobertura que necesitamos.

Para nosotros los peronistas hoy día toma más fuerza la obligación de reforzar la solidaridad con los más humildes como lo venimos haciendo permanentemente como organización sindical, dando una ayuda a los comedores, merenderos y a distintas organizaciones sociales, pero también el compromiso con nuestros propios compañeros y con la defensa en unidad de nuestro Convenio Colectivo de Trabajo, sin bajar los brazos. No olvidemos que la plena vigencia del Convenio y EPEC estatal e integrada, es el resultado de la unidad y la lealtad como representantes de la clase trabajadora a la que Perón y Evita dignificaron.

Indudablemente que somos uno de los gremios más castigados por ser fiel a la doctrina del peronismo, no por otro motivo; sabemos que otros entregaron su dignidad y perdieron demasiado, no así el Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba que mantiene sus principios.

Hoy más que nunca debemos volver a las fuentes, para eso existe la doctrina peronista, para que el pueblo tenga derecho a un salario digno, a una jubilación digna, a una vivienda digna, a una salud y educación de calidad, y a otros tantos derechos que han quedado de lado.

Gracias compañera Evita, gracias compañero Juan Domingo Perón, mantenemos bien en alto sus banderas y así las seguiremos manteniendo.

 

Alejandro Faneca

“Tenemos que conservar en condiciones este lugar”

Este busto y el del general Perón fueron hechos por un grupo de personas entre las que estuvo mi madre, que gustosamente juntaron elementos de bronce para elaborar la imagen de Evita. Ellos ya están grandes y se les dificulta bastante venir a hacerle un mantenimiento, lo estuvo haciendo un compañero que fue despedido de Caminos de las Sierras y no puede venir más. Por eso quiero pedirles que vengamos en algún momento, un rato, para conservar en condiciones el busto de Evita y del general Perón.

Demos un aplauso para la “Gringa” Monserrat que fue una de las personas que empezó esto y es la abuela del compañero Eber Suárez, recientemente fallecido,  que también se brindó para que tengamos este lugar.

 

Tras sus expresiones, Gabriel Suárez se comprometió al mantenimiento de este espacio de memoria.

Gabriel Suárez en uso de la palabra
El compañero Alejandro Faneca

 

Ofrenda floral a Juan Domingo Perón

 

 

.