EN DEFENSA DEL CCT CÉSAR ARESE

CÉSAR ARESE: “LA DEROGACIÓN DE UN DERECHO Y UNA NORMA CONVENCIONAL VA EN CONTRA DEL PRINCIPIO DE PROGRESIVIDAD ESTABLECIDO POR LA LEGISLACIÓN SUPRANACIONAL DE LA OIT, DE NACIONES UNIDAS, DEL SISTEMA INTERAMERICANO DE DDHH”

 

  • Ex Juez de la Sala VII de la Cámara Única del Trabajo de Córdoba.
  • Profesor de la Universidad Nacional de Córdoba

 

– Una ley de la Legislatura provincial o incluso del Congreso de la Nación, ¿puede modificar un convenio colectivo de trabajo?

– Sería sencillamente inconstitucional. El diseño tanto supranacional como de nuestra Constitución Nacional consiste en un sistema de generación normativa de carácter autónomo.

“La Constitución lo dice en el artículo 14 bis, segundo párrafo, donde se reconoce a los gremios el derecho a concertar convenios colectivos, consecuentemente es un sistema normógeno, autónomo, en el que no puede interferir, menos aún de manera peyorativa un Congreso de la Nación y ni siquiera una Legislatura provincial” (César Arese)

En segundo lugar este tipo de medidas, en algún caso de facto, en otros de carácter legal fueron ensayadas por las dictaduras militares y por el gobierno encabezado por Carlos Menem derogando convenios colectivos

Finalmente, si esto fuera así, si se admitiera alguna posibilidad que el Congreso de la Nación, o una Legislatura incidiera en la autonomía colectiva modificando un convenio colectivo, únicamente lo podría hacer de manera suplementaria, progresista, mejorando, pero bajo ningún punto de vista derogando y aminorando su poder normativo.

– ¿Cuál es su visión o su interpretación de la autonomía colectiva?

– La autonomía colectiva es la creadora del derecho del trabajo, porque si el derecho del trabajo se fundó en normas lo fue en el convenio colectivo de trabajo y luego en las leyes estatales obviamente que fueron reclamadas, fueron luchadas por los sindicatos para lograr su  sanción. Un ejemplo es claramente la ley de Contrato de Trabajo del año 1974.

La autonomía colectiva es la clave del sistema de relaciones laborales a nivel mundial, la autonomía colectiva consiste en la facultad, en el derecho, en el poder de sindicatos y de representantes de organizaciones de empleadores de darse su propia organización, de darse su propio sistema de negociación e inclusive resolver sus propios conflictos de manera autónoma sin interferencia peyorativa de parte del Estado. En eso consiste la autonomía colectiva.

– Particularmente, dado que su tesis de doctor en derecho es sobre la negociación colectiva y es autor también de un gran libro sobre la negociación colectiva, nos interesa preguntarle, ¿qué efecto tiene la denuncia de un convenio colectivo de trabajo?

– El Convenio Colectivo de Trabajo es un producto normativo constitucional de los actores sociales, es decir empleadores y trabajadores representados por sus organizaciones. La ley 14.250 prevé que solamente se puede derogar un convenio colectivo, modificarlo, alterarlo, actualizarlo mediante la instauración de un nuevo convenio o un acuerdo colectivo, que por supuesto puede ser homologado por el Ministerio de Trabajo, pero tiene una generación autónoma.

“Un convenio colectivo puede ser denunciado, pero esta denuncia tiene el efecto de la demanda de la negociación colectiva, no de la renuncia, ni de la reforma, ni de la modificación del Convenio. Es una demanda, un pedido, una petición de negociación. El efecto, el único efecto, es obligar a la contraparte por supuesto a negociar con lealtad, es decir concurrir a la mesa de negociación, sea tanto una demanda de denuncia del convenio colectivo desde el sector empresario como del sector de trabajadores”. (Cesar Arese)

Y sentada la mesa del diálogo, de negociación colectiva, es que el producto puede ser, efectivamente, un nuevo convenio colectivo, una modificación, actualización o incluso la extinción de un convenio colectivo para dar lugar a otro, o tal vez a ninguno, según como lo decidan los actores sociales.

– Entonces esa denuncia que pudiera hacer hipotéticamente alguna de las partes que celebraron un convenio colectivo de trabajo, ¿tiene efectos para interrumpir la ultraactividad del convenio?

– La denuncia en absoluto no, porque es una simple petición, una demanda, un pedido, una pretensión de modificar el convenio colectivo.

El convenio colectivo, según el artículo sexto de la ley 14.250 de Negociación Colectiva, permanece intacto con todo su vigor, salvo que los propios actores le hayan dado pedido de caducidad, o que resuelvan autónomamente su modificación, su actualización, o incluso hasta su propia extinción. Mientras tanto el convenio colectivo conserva su vigor en forma completa de forma total.

De esto tenemos ejemplos en nuestro sistema de negociación colectivo nacional, que es un verdadero patrimonio jurídico-cultural de nuestros sindicatos y nuestros empleadores, en nuestro sistema de relaciones laborales, en el sentido de que la mayoría o gran parte al menos de los convenios colectivos permanecen ultraactivos desde hace muchas décadas y esto no ha sido motivo de ningún tipo de observación ni de sentencia revisora o derogatoria, o de observación de inconstitucionalidad.

Los convenios colectivos de trabajo permanecen ultraactivos hasta que las partes resuelvan su modificación, parcial actualización o derogación eventualmente.

– ¿Qué opinión le merece una ley, o un proyecto de ley, que pretenda otorgar un beneficio salarial a un colectivo de trabajadores y trabajadoras a costa de quitárselo a otro?

– Resulta absurdo que se pretenda distribuir cargas entre trabajadores, de tal manera que se le quite derechos a uno para trasladárselos a otro.

Por otro lado, la derogación de un derecho y una norma convencional va en contra del principio de progresividad que está establecido por la legislación de carácter supranacional de la Organización Internacional del Trabajo, de Naciones Unidas, del Sistema Interamericano de Derechos Humanos y consecuentemente sería calificada igualmente de inconstitucionalidad por regresiva, por alterar y agredir al sistema de negociación colectiva, de generación autónoma de normas de carácter convencional que viene consagrado en el sistema también normativo internacional, en particular de la Organización Internacional del Trabajo en sus convenios 97 y 98, y en especial, el 154 del fomento de la negociación colectiva, y por lo tanto sería incluso de carácter inconvencional en el sentido de contrario al bloque de constitucionalidad al que nuestro país ha adherido desde 1994bpor su reforma constitucional.

César Arese dirige la palabra en homenaje a abogados laboralistas víctimas de la dictadura militar (foto de archivo)
César Arese en diálogo con Gabriela del Bosque y Héctor García, asesor letrado de Luz y Fuerza

 

 

.