EDITORIAL

Teníamos razón cuando dijimos que el Convenio NO SE TOCA, porque es un Convenio de Ultraactividad

Queremos resaltar, en primera instancia, la estrategia de nuestra Organización Gremial, sostenida desde un inicio, a partir de haber visto la intención nuevamente privatista de parte del Gobierno de la provincia de Córdoba, queriendo sentar a los gremios en el Ministerio de Trabajo provincial para modificar el Convenio Colectivo de Trabajo.

Querían avanzar en la privatización y el Convenio era un estorbo

Las razones de esta intencionalidad -estamos más convencidos que nunca- fue el intento de privatización de EPEC, por más que en los medios o ante la opinión pública se manifestara lo contrario a la realidad. Decían que no, que no era, que había sido un conflicto porque no se había tenido la claridad en el aumento salarial, cuando el aumento salarial sale por resolución, se firma en el Ministerio de Trabajo, se acuerda a través de una resolución respectiva, se arman las escalas salariales, en suma, ese argumento primario de que fue porque no le había dicho al gobernador sobre un aumento que se había obtenido entre las tres organizaciones sindicales, cuando en ese momento siempre manteníamos el trabajo integrado de las tres organizaciones sindicales para discutir salario.

Luego vinieron intenciones privatistas muy claras, el proyecto de nuevo Marco Regulatorio Eléctrico provincial, con una intención manifiesta de que esto era la privatización de EPEC, lo que más nos preocupaba era que había una consonancia directa con el gobierno de Macri. Por eso se dieron todas estas cuestiones de tratar de denostar la actividad sindical y a los dirigentes, como así también cuestiones que vinieron a apuntar específicamente contra la Organización Sindical. Y el Gobierno de la provincia de Córdoba articulaba de cualquier manera, a través de los medios hegemónicos, cómo lograr lo que no pudieron y no podrán nunca, que es cómo quebrar a nuestra Organización Sindical.

Decidimos resistir y no entregar ningún artículo del Convenio

En medio de esta situación también tuvimos que soportar una contienda electoral donde el gobierno también puso fichas para que se pudiese quebrar a nuestra Organización Sindical. Pero nada de esto sucedió porque siempre estuvimos firmes en nuestra posición, el Gremio, sus dirigentes, tanto los que mantenemos la vigencia en el Consejo Directivo, como los compañeros de las distintas agrupaciones que son parte de la vida gremial, institucional y de todos y cada uno de los compañeros y compañeras que decidimos resistir y no entregar ningún artículo del Convenio, no someternos a la voluntad del Gobierno de la provincia de Córdoba, ni de quienes conducen la Empresa, porque sabíamos que teníamos razón cuando decíamos que el Convenio NO SE TOCA, porque es un Convenio de ultraactividad.

Y ahí empezaron las distintas situaciones, desde aquella primera Asamblea en la que decidimos paro por tiempo indeterminado, que sigo manteniendo y soy fiel a mis principios, de que si no hubiésemos tomado esta decisión equivocada de decir suspendemos la medida de paro por tiempo indeterminado, esto lo hubiésemos resuelto con anterioridad y en una posición distinta, porque en ese momento no había pasividad anticipada, no había traslado de compañeros. Era focalizar fuertemente en un paro por tiempo indeterminado y soportar todas las presiones que vinieran. Pero, como el Gremio siempre tiene razón, se resolvió en otra Asamblea modificar esa posición que creo que fue la única equivocación que tuvimos, que fue lo que le dio más oxígeno al Gobierno de Córdoba, para intentar avanzar sobre nuestros derechos.

Con muy buenos asesores y nuestra convicción fuimos a pelearla a la Nación. La estrategia dio resultado: no pudieron voltear el Convenio Colectivo 165/75

Pero supimos timonear la situación a consideración de que nadie iba a pensar de que íbamos a decidir someternos a la discusión del Convenio Colectivo de Trabajo en el ámbito de la Nación, cuando teníamos un ministerio, luego devenido en secretaría, primero conducido por Triaca, después por Dante Sica, dentro de una gestión que avalaba las políticas de eliminación del Convenio Colectivo de Trabajo para la privatización de EPEC. Estaba todo ensamblado hasta con el propio Ministerio de la provincia de Córdoba que buscaba algún argumento totalmente inconstitucional, ilegal, como salió con la eliminación de artículos del Convenio a través de unas leyes provinciales de rango inferior, como siempre lo manifestamos. Esto a nosotros nos daba la entidad de seguir peleando y meter la cabeza en la boca del león y no nos equivocamos, porque el león no pudo mordernos, porque las leyes impidieron que esto sucediera. Leyes que realmente las supimos abordar, tuvimos muy buenos asesores, los cuales de alguna manera coincidían en nuestra experiencia, porque no era la primera vez que nos pasaba esto, esta vez fue más profunda la intención del gobierno, pero siempre desde que retornó la democracia a la fecha, siempre quisieron ir en contra de las conquistas de los trabajadores de Luz y Fuerza. Perdimos una asesora importantísima que hasta el día de hoy la seguiremos extrañando, la Dra. Noemí Rial, que era una estructura de contención y de conocimiento en materia laboral, siendo parte hasta del Ministerio de Trabajo de la Nación que mayor respuesta positiva les dio a los trabajadores en su tiempo.

Pero en definitiva, siempre tuvimos la certeza de que en el marco de la ley íbamos a poder pelear un poco más tranquilos y no someternos a las irregularidades de una ley de inferior jerarquía que se quería imponer en la provincia de Córdoba, incluyendo la idea de que había una herramienta que era la famosa ley Sapia, que con eso sí estábamos obligados a discutir Convenio, nosotros dijimos que no, que no era así, estábamos seguros y el tiempo nos terminó dando la razón, cuando el mismo Sapia lo manifiesta, como queda plasmado en este material con los distintos abogados laboralistas que se expresan en la misma sintonía, con mucha fortaleza, sostenimiento, custodia y que nos han guiado en más de una oportunidad que hemos necesitado y han planteado que Luz y Fuerza Córdoba tenía razón.

Valoremos lo conseguido y vamos por más

Esto es importante porque es tener memoria permanente de que es lo que nos quisieron hacer en todo este tiempo, por supuesto que pasó en otros momentos políticos en la provincia, pero siempre tuvimos algunas situaciones que permitieron salir. Esto era con  las metodologías que antes se utilizaban y que ahora producto de la pandemia no pudimos llevarlas delante, la concentración masiva, las movilizaciones, las asambleas en los complejos, las asambleas permanentes en la sede sindical. Pero teníamos que darle la batalla en otro ámbito, que era tal vez el ámbito más difícil, el que menos acostumbramiento uno tiene; para nosotros salir a la calle a manifestarnos y hacer sentir a Luz y Fuerza en la calle, es una cuestión que no vamos a experimentar, sino que tenemos la contundencia de los años de saber cómo hacerlo. Sentarse a discutir un Convenio en el marco de la situación política macrista era muy complejo, después la situación cambió sustancialmente con el arribo del nuevo Gobierno Nacional encabezado por Alberto Fernández y Cristina, que terminó dándonos otro matiz, de aquel macrismo eliminador de conquistas de trabajadores, con una intención manifiesta de la privatización para los grandes negocios de los grupos concentrados del poder y de los grandes grupos energéticos, que indudablemente tenían una aceptación de la política nacional en el gobierno de Schiaretti, apoyando de alguna manera las decisiones de ir en contra de Luz  y Fuerza. Sabemos incluso que esa famosa represión que sufrimos, fue un armado específico que toda la Nación salió a responder a favor de Luz y Fuerza, pero el armado fue dentro de todas las cosas que se están descubriendo en este tiempo, fueron  represiones armadas y cuestiones políticas para tratar sí o sí de seguir sosteniendo el intento de privatización de EPEC.

Aprovechemos este  material para formación y divulgación

Es importante que sepamos entender y leer con detenimiento, con mucha responsabilidad, porque esto es de todos, no es únicamente de todo el Consejo Directivo, de alguna o algunas agrupaciones, no, esto es de toda la Organización Sindical, porque de menor o mayor manera todos tenemos que ver con todo y todos hemos permitido mantener una Empresa estatal, integrada, cordobesa y pública y la defensa del Convenio Colectivo.

Logramos el sostenimiento del Convenio

Hicimos muchos eventos que nos llevaron a tener protagonismo ante la sociedad, estuvimos cerca de los sectores más postergados producto del tema tarifario, fuimos a los centros vecinales y defendimos en todos lados a nuestra querida Empresa Provincial de Energía.

Esta defensa indudablemente molestó de sobremanera al Gobierno de la provincia de Córdoba, muestra de ello es que hasta el día de hoy se continúa con este distanciamiento producto de una relación que quedó totalmente trunca debido a que si no se aceptaban las imposiciones, el gobierno seguía adelante e iba a eliminar el Convenio. Entonces nos paramos dentro de la pelea nacional y logramos el sostenimiento del Convenio Colectivo de Trabajo y en este marco de situación sabemos que es lo mejor que nos pasó, se podrán decir un montón de cosas,  pero el Convenio tiene plena vigencia.

La pelea sigue para que respeten efectivamente todos los artículos

Si hablamos económicamente, las cuestiones se han ido mejorando en cuanto a la recuperación de los reconocimientos de funciones establecidos, hay que ir ahora a buscar la recuperación de todas las tareas tercerizadas que son nuestras, una política de ingreso de personal, una política de eliminación de las tercerizaciones, la continuidad de la judicialización de aquello que todavía producto de la pandemia no se han podido ir actualizando, pero que no hay que dejarlas de lado y hay que seguir.

Pero para que nos sintamos más artífices de nuestro propio destino, veamos lo que hicimos, que tal vez ni siquiera nos dimos cuenta y esto es la estrategia, esto es lo que debemos seguir manteniendo de por vida y esta es la cuestión que de alguna manera en este Eléctrum Especial trasladamos a todos y cada uno de los compañeros y compañeras y también, porque no, a toda la familia, para que lo lean, para que se den cuenta de lo que logramos para que lo difundan, de que teníamos razón. El problema de la EPEC no era el Convenio, el problema de la Empresa Provincial de Energía era una necesidad política del gobierno de Schiaretti de privatizar EPEC, a través de un nuevo marco eléctrico provincial, del desguace de la Empresa, o lo que iba a ser esta idea de la comercialización de la energía.

Quedarán capítulos para seguir peleando, para seguir actualizando; el tema tecnológico es una cuestión que la tenemos que abordar, pero es importante para toda la familia lucifuercista, para que nuevamente recuperemos ese camino incansable de que a través de la Bolsa de Trabajo puedan entrar nuestros hijos, creo que más que nunca nos debemos sentir orgullosos de lo que dice el Convenio y hay que salir a pelear nuevamente.

El Convenio NO SE TOCA

Pero sabemos que en los marcos legales teníamos una estrategia, tenemos una estrategia y la seguimos sosteniendo y es que EL CONVENIO NO SE TOCA. Porque teníamos razón, tenemos razón y porque vamos a pelear hoy y siempre, porque desde el retorno de la democracia a la fecha nadie nos regaló nada, solamente la lucha de los trabajadores lucifuercistas específicamente del Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba, dio en el tiempo el contenido del sostenimiento de la Empresa, del Convenio y de la recuperación de todas nuestras conquistas.

Por eso el agradecimiento en nombre del Consejo Directivo, parte del cual le tocó vivir esto desde el 2018, después con una contienda electoral se sumaron algunos otros compañeros para seguir la defensa irrestricta del Convenio de nuestro querido Sindicato, como reza nuestra marcha, que debemos defender hasta morir. Estamos convencidos de que lo que hicimos estaba bien encaminado, lo que hicimos estuvo bien custodiado y que lo que tenemos que hacer ahora, cuando decimos salir de la resistencia, es salir a recuperar todo lo que es nuestro, porque los marcos legales así lo dicen.

 

La importancia del planteo en la OIT

Aparece otro actor importantísimo que indudablemente el año que viene va a ser parte de una realidad: la OIT, que acepta que tenemos razón en los reclamos que hicimos y que hay leyes internacionales que custodian el Convenio Colectivo de Trabajo y que hay un marco tremendo de inconstitucionalidad en muchas de las leyes que se aprobaron en la Legislatura, en la Unicameral, levantando la mano sin saber el contenido legal de un Convenio de ultraactividad.

Defender nuestra dignidad

Esto es para que lo tengan presente, esto es para que sirva de historia, esto es para que sirva de presente y futuro y esto es para que nos obligue cada día más a crecer, sosteniendo con nuestro trabajo, la Empresa Provincial de Energía, pero también defender la dignidad como trabajadores y expresar fuertemente que Luz y Fuerza no pelea por sus derechos únicamente sino también que pelea por los derechos de una Empresa que sea el pilar de crecimiento de la provincia, que la energía llegue a todos los sectores sociales, porque entendemos que la energía es un derecho humano y en el marco de esta situación poder generar la unidad de todos los sectores para defender la Empresa, para defender el Estado provincial, el Estado nacional e impedir los procesos de privatización que lo único que generaron fueron grandes negocios para los grupos concentrados de la economía y un montón de trabajadores quedaron lamentablemente sin su puesto laboral, quedaron en la calle. Esto pasó en los 90, esto vuelve a pasar ahora y la cuestión de fondo que para nosotros es más que importante entenderla, es que si no teníamos esta claridad podríamos haber cometido errores, pero esos errores que se cometió en algunos otros ámbitos terminaron siendo la consecuencia de eliminar conquistas de los trabajadores y eso es lo que nuestra Organización Sindical, bajo ningún punto de vista, va a cometer. Por eso también es primordial recuperar en la actualidad el protagonismo que nuestra institución necesita para abordar esto.

Gracias por todo el esfuerzo, gracias por toda la intención de custodiar de alguna manera entre todos lo que es una obligación como laburantes: defender nuestra dignidad.

Gabriel Suárez, Mario Sariago, nuestros asesores letrados Oscar Luque y Héctor García, y Jorge Molina Herrera en una de las tantas presentaciones en defensa del CCT
 La recordada Noemí Rial
Reunión antes de concurrir al Ministerio de Trabajo de la Nación en el estudio de la Dra. Rial. En la foto, el Dr. Oscar Luque, el Secretario Adjunto Jorge Molina Herrera, el Dr. Norberto Ciaravino, la Dra. Noemí Rial y nuestro Secretario General Gabriel Suárez
Nuestros abogados José Tiburcio, Héctor García y Oscar Luque, junto a nuestro Secretario General en una reunión de trabajo
Nuestro Secretario General Gabriel Suárez,  junto al Dr. Héctor García y el Ministro de Trabajo de la Nación Claudio Moroni
Reunión en el Ministerio de Trabajo de la Nación con el ministro Claudio Moroni. En la foto Gabriela Del Bosque, Secretaria de Prensa, el Dr. Héctor García y nuestro Secretario General Gabriel Suárez
El gobierno asumido en 2019 no respaldó el ataque a los derechos laborales, en la foto Gabriel Suárez junto al presidente Alberto Fernández
Héctor García y nuestro Secretario General durante una de las gestiones en Buenos Aires en defensa del CCT

 

 

 

.