EDITORIAL

Hagamos valer nuestros derechos, evitemos la prescripción de nuestros reclamos

 

Sabiendo que la Empresa ha empezado a tener  inconvenientes como  consecuencia de la violación sistemática de los derechos establecidos en el Convenio Colectivo de Trabajo que tiene plena vigencia, indudablemente que ha hecho que la Empresa deba replantearse un montón de cuestiones que nosotros debemos reforzar. Por más que uno reitere y reitere, es importante llegar a los sectores de trabajo, ya a sabiendas de que puede ser que a fin de agosto ya exista una mayor posibilidad de juntarnos y de circulación respetando indudablemente los nuevos protocolos que van a venir, a consideración de que ya vamos a tener más cantidad de vacunas, más cantidad de compañeros trabajando. Hay muchas cuestiones que debemos reclamar  y molestan mucho: deben dejar de seguir siendo una máquina de impedir el descanso genuino, de violación sistemática del Convenio; los inconvenientes en el servicio, y en esto hago referencia a volver a las 6 horas, porque no es bueno cuando la Empresa plantea como estrategia, el generar el acostumbramiento a los trabajadores, a través de estos complejos y no certeros diagramas que implementó la Empresa, argumentando que para evitar la aglomeración, tenía que modificar la jornada horaria.

 

Dos años de pandemia y la especulación de la Empresa

De alguna manera nos hemos cansado de decir, nos hemos cansado de identificar la problemática y ya pasado el tiempo del principio de la pandemia a este nuevo momento, hace que empecemos a sacar lo que teníamos anotado en las libretitas, todo lo que generó estos dos años de pandemia, referido al cubrimiento de los cargos, a los reemplazos, a las horas extraordinarias, a los compensatorios, a las licencias, todo lo que generó estos diagramas “por acompañamiento y custodia de nuestra salud”. Indudablemente en un momento la Empresa incorpora este nuevo mecanismo, haciendo memoria, con una notificación de parte del gerente de Recursos Humanos, manifestando textualmente que este nuevo régimen horario de diagrama de turno no iba a modificar lo que está establecido en el artículo 50, en su inciso respectivo, con la jornada de 6 horas, y lo establecido en el franco dromedario, tal cual lo reza el Convenio Colectivo de Trabajo que tiene plena vigencia. La Empresa ha venido especulando con querer acostumbrar a los trabajadores a estos horarios de larga presencia, cuando nos toca trabajar varios días seguidos y larga ausencia cuando nos toca estar disponibles, en una consideración totalmente distinta a lo que establece el marco de las estructuras de los diagramas de turno de las guardias, de todos los sectores de turno específicamente. Entonces hoy día, con el retorno de los compañeros, estos diagramas hay que ponerlos en el lugar donde estuvieron al principio de la pandemia, sin vacunas, con altísimos grados de contagios, sin saber nada de que estábamos hablando, con los miedos lógicos de algo que no se conocía.

 

Volver al Convenio

Hay que volver al Convenio, para que de esta manera se den cuenta que el acompañamiento tiene un sentido en la lógica, y no un aprovechamiento de una decisión empresaria para el recorte del cubrimiento de la jornada de trabajo, o la ampliación de la misma modificando sustancialmente lo que son las estructuras organizativas de los sectores de turno, por lo que ahora hay que dar un giro de 180 grados y poner las cosas en su lugar, donde tienen que estar. Esto hay que empezar a tenerlo en cuenta e indudablemente la Organización Sindical ya me está planteando en distintos niveles la cuestión fundamental que es hacer respetar el Convenio,  ya que esta flexibilización que se da, inclusive si tomamos en cuenta que ya se hacen las aperturas para las elecciones, no habría más inconvenientes para volver a los diagramas de 6 horas, con los respectivos cubrimientos y con todo lo que estipula el artículo 50, como también las normas para cubrir cargos vacantes en el artículo 18, que hay que pedir cubrimiento de todos los cargos vacantes, y en el 19 el cubrimiento de los cargos transitorios. Que eso se da a través de la fórmula 322, o en su definición también se puede acompañar con una expresión de una disposición que salga de Recursos Humanos con el trabajo de los tribunales paritarios, tanto de la parte empresaria como sindical, donde se establezca una disposición que diga que se reconoce transitoriamente el cargo específico mientras dure la ausencia del titular, sea por el motivo que sea. En años anteriores hemos también cubierto porque faltaba una evaluación, porque faltaban algunos procedimientos administrativos. Antes del 2018, acordábamos con los distintos gerentes para que no se genere deuda de parte de la Empresa en los cargos vacantes, generábamos el cubrimiento de los mismos a través de una fórmula 322, mientras se iba pagando. El trabajador iba accediendo a los conocimientos y una vez que era titular del cargo se consagraba su nombre en el mismo y la Empresa no le debía nada al trabajador, y el trabajador se juntaba con unos pesos durante el período del cubrimiento de esa categoría y en el plazo de la capacitación que corresponde para  adquirir los conocimientos. Históricamente sabemos bien que el cargo es vacante a partir de producirse la vacante cuando hay una jubilación, un fallecimiento de un compañero, un traslado definitivo del compañero que se va definitivamente del sector y no vuelve más, y ahora tenemos una particularidad con el cubrimiento de las funciones de los que se han ido con la pasividad anticipada voluntaria, donde se tiene que cubrir la función transitoriamente, no es un cargo vacante porque el trabajador hasta que no se jubila, sigue estando pasivizado. Estas son las cuestiones de fondo que nosotros debemos empezar a construir a partir de la finalización del mes de agosto y el comienzo de septiembre.

Hemos observado en el diálogo con los compañeros de distintos sectores que hay lugares donde la Empresa procede correctamente cubriendo definitivamente los cargos, cubriéndolos transitoriamente, haciéndole un reconocimiento mientras el compañero adquiere el reconocimiento y logra la titularidad del cargo vacante, pero también vemos que en otros sectores no, por lo que desde este Consejo Directivo le decimos a cada uno de los compañeros que haga valer sus derechos, y que evite la prescripción de su reclamo. Solicitarle en primer lugar a la Empresa, a la jefatura de división, a la Gerencia, si no hay respuesta en un tiempo perentorio a través del reclamo que se hace por escrito, se envía un pronto despacho y si no hay contestación ya directamente hacer la denuncia en el ámbito del Ministerio de Trabajo de la provincia por violación al Convenio, y si tampoco hay respuesta de este ámbito, nos queda para evitar la prescripción, el reclamo a través de la vía judicial.

 

Desastre convencional que ha causado la Empresa

Pero creo que las cuestiones van cambiando y las situaciones se van acomodando: Lo mejor que nos puede pasar a nosotros es ir acomodando este desastre convencional que ha hecho la Empresa para llegar tranquilamente al año que viene con todas lo convencional ya recuperado, a consideración específicamente de que va a haber una expresión genuina del Comité de Conducta Sindical de la OIT, donde se va a refrendar lo que ya de alguna manera veníamos anunciando, no será a fin de este año, pero los primeros meses del año que viene seguro que tendremos las herramientas fundamentales para judicializar y apuntar la ilegalidad manifiesta en los aspectos inconstitucionales que ha tenido el tratamiento de la eliminación a través de una jerarquía de menor rango desde la Legislatura del artículo 77, del artículo 10, del artículo de la Bolsa de Trabajo, el artículo 4, y todos los que han sido afectados producto de decisiones de una Legislatura que no ha tenido ni siquiera el análisis técnico y legal de lo que ha hecho. Nosotros debemos empezar a recuperar, porque así como decíamos uno aprende a través de los años, en épocas anteriores nos costó bastante analizar esta situación y superar los tiempos. Ahora creo que los tiempos ya están dados, que hay una expresión genuina de la OIT, hay manifestación en el Ministerio de Trabajo nacional, en la provincia también ha habido algunas respuestas, muchas demoradas, y mucho más complicadas las que salen de la provincia, porque indudablemente desde el Ministerio de Trabajo de la provincia emanan pura y exclusivamente los beneplácitos de lo que solicite el Gobierno, que no escatima ningún tipo de intención para quitarle conquista a los trabajadores a través de sus representantes, ejecutores de esta política que están en la Empresa Provincial de Energía y están también en el Ministerio de Trabajo de la provincia.

Por eso cuando nosotros decimos pasar a la ofensiva, ya se están dando los tiempos, pero no alcanza únicamente con que desde la conducción emitamos estos elementos de solicitud de defensa individual y colectiva de los derechos,  sino que debemos abocarnos todos a hacer los reclamos correspondientes para hacer valer nuestros derechos.

 

El Tribunal Paritario debe recuperar funcionalidad

Esto es todo referido a lo que es el Convenio Colectivo de Trabajo, empezar a ver el funcionamiento del Tribunal Paritario para que trate los expedientes que hace tiempo que vienen con una demora. Hemos enviado notas, hemos hecho presentaciones pero hasta el día de hoy no existe una intención de parte de la Empresa de cubrir algunos cargos que para nosotros son importantes o mejor dicho algunas estructuras de plantel que se deben aprobar, porque hace ya un tiempo largo a esta parte que las tienen en la Gerencia de RRHH sin haber tratamiento administrativo como corresponde, teniendo en cuenta que a muchas de ellas le han hecho un reconocimiento de funciones que esto también genera un antecedente,  muchos compañeros hoy están cobrando. Pero es mucho más importante poner el nombre de cada uno para que sea el titular del cargo como corresponde.

También así poder sostener el artículo 9 del Convenio, punto sobre el que vemos que hay algunos inconvenientes, cuando hablamos del artículo 9 del Convenio, respecto de nuevas metodologías de trabajo, específicamente en la parte de comercialización donde hay dos horarios fijos, en una determinada matriz de funcionamiento a distancia,  como es una actividad telefónica pura y exclusivamente para el reclamo comercial. Bueno esa estructura no existe, hay que sentarse con la empresa a analizar que esa estructura comercial en dos rangos horarios deberían  tratar de darle al trabajador una rotación determinada,  que permita a un organigrama de plantel con un porcentaje equivalente a las metodologías horarias que tenemos nosotros de trabajo cuando se trabaja de esta manera. Cuando también tenemos un 0800 que ya está hace muchos años, que tiene su propia estructura de plantel, cuando hay derechos convencionales ya establecidos, muchos de ellos cubriendo los cargos y en muchos casos también reclamando que se le dé una respuesta definitiva a los cubrimientos de todas estas estructuras que ya existen,  que eso la empresa sabe que no puede cerrar los ojos sobre algo existente. No pueden desconocer que hay una arbitrariedad manifiesta de parte de la Empresa del impedimento del desarrollo de la función cuando no quieren cubrir el cargo, o lo que es mucho más preocupante, cuando no se paga aquellos cargos donde hay un efectivo desempeño de la función. Estas cuestiones son las que hay que volver a reflotar, hay que volver a pararse en defensa de los propios intereses de nuestro Convenio Colectivo de Trabajo, para que esa manera podamos lograr la recuperación funcional no tan sólo del organigrama empresarial, sino de los organigramas de trabajo de cada uno de los sectores que componen la Empresa Provincial de Energía.

Las tercerizaciones

Ya estando todos, tenemos que ir por el objetivo común que es la recuperación de los trabajos tercerizados que ellos han generado, y pedir de una vez por todas, en virtud de gastos totalmente innecesarios, la recuperación funcional de las estructuras vigentes, llámese Medidores y Conexiones, Toma Estado, Automotores, o cualquier otro sector que nos corresponda. Pero esto se logra también solicitando como corresponde lo que está establecido en el Convenio Colectivo de Trabajo. En el artículo 9, el cubrimiento de plantel, en el 18 el cubrimiento de cargos vacantes y el 19 cubrimiento de los cargos transitorios. Hay que empezar de a poco a fijar posición e indudablemente vendrán las movilizaciones en contra de las tercerizaciones, porque esta es una cuestión que nos está generando muchos inconvenientes, al no permitirnos saber qué situación tenemos cuando la colocación  de un medidor la hace un tercero, la toma de lectura la hace un tercero y esto termina indudablemente impactando en la facturación de la Empresa Provincial de Energía, por lo que los altos costos los pagan los cordobeses. Y aparte nosotros los trabajadores de EPEC no tenemos muchas posibilidades de hacer esto, porque el trabajo está tercerizado.

 

El avance tecnológico debe estar integrado funcionalmente, y mejorar el servicio

Otra cuestión que tenemos que ver son las nuevas tecnologías. La colocación de un medidor inteligente no difiere sustancialmente de la colocación de un medidor más antiguo. Esto lo están haciendo los privados, algo hace la EPEC con su personal propio, pero nosotros tenemos que anteponernos a la necesidad operativa porque no tan sólo necesitamos ser nosotros los que colocamos los medidores, sino que este medidor  va a transmitir datos hacia un centro de control, donde tenemos que estar nosotros monitoreando a través de ese centro de control. Esto es lo que la tecnología nos convoca. Y en esta situación empezar a funcionar de una manera integrada y no como se está funcionando hoy, porque no le sirve a nadie, porque tarde o temprano estos medidores inteligentes que se ponen en distintos lugares, no tan sólo en el domicilio del usuario común, o en el usuario comercial, sino que se colocan también en perímetros para enmarcar cuánta es la energía que se consume de la energía puesta en red, y ahí se van a empezar a sorprender de sobremanera, porque hay cuestiones de fondo, donde es necesario el “barrido” de todos y cada uno de los ilícitos para que estos medidores inteligentes funcionen como tal, por lo que la estructura del sector Pérdidas No Técnicas es mucho más importante que años anteriores a consideración de que si esto no se logra, es muy difícil que los medidores inteligentes puedan cumplir la función para la que fueron adquiridos. Esto pasó en Francia, pasó en Uruguay, con una particularidad, en Uruguay no tienen gas, porque está todo controlado con medidores inteligentes, producto de que se consagra específicamente el funcionamiento de las empresas eléctricas con la falta de gas, por ahí no analizan las comparaciones, nosotros sí las debemos analizar, como ser cómo afectan a los sectores sociales más desprotegidos, como pasó en Francia, donde los medidores inteligentes tuvieron en un cierto tiempo una posibilidad real del asentamiento de la tecnología en los lugares donde había recuperación económica, en los sectores donde no podían socialmente enfrentar esta situación porque había “enganchados”, porque había morosidad. Los medidores inteligentes no podían medir lo que no estaba, porque el ilícito era mucho más grande que el medidor. Como dice el dicho, hecha la ley, hecha la trampa, en el caso del medidor siempre existe el fraude técnico que termina hasta generando que la tecnología no pueda captar esta infracción.

No obstante eso, nosotros debemos seguir estructurando la integración de la Empresa, porque acá la estructura del Centro de Cómputos va a ser mucho más importante que años anteriores, cada vez va a ser más importante, por eso uno siempre dijo que la pelea era de largo alcance, porque venía todo atado con la idea del marco eléctrico provincial, con un Gobierno nacional que permitía sí o sí la modificación sustancial de las empresas del Estado para garantizar las privatizaciones. En todos sus aspectos, comercialización, generación, transporte, distribución, todo lo que pudiera arrasarse se lo iba a arrasar, por eso el reconocimiento a todos y cada uno de los compañeros y compañeras de nuestra Organización Sindical que resistieron y de alguna manera muchos se favorecen hoy por la resistencia que tuvo Luz y Fuerza de Córdoba. Totalmente distinto hubiese sido si el Gobierno provincial hubiese podido adoptar todas las cuestiones que quería, que no lo pudieron hacer en virtud de la pelea y la resistencia de que tuvimos.

 

Oportunidad perdida, que hubiera sido un gran beneficio para los cordobeses

Cuando había diálogo con la Empresa antes del 2018, ya se hablaba de la fibra óptica. Hay que reconocer en los trabajadores de Construcción de Redes, todo el adelanto tecnológico que se hizo, no tan sólo que es el patrimonio de la Empresa Provincial de Energía, sino que compramos los insumos, tiramos líneas, hicimos los cierres de los anillados, le dimos una estructura a la fibra óptica que no sé si hay en alguna otra provincia, estructura que tenemos con el NOC, con la telecomunicación, con la idea de la comercialización de la fibra óptica, hoy día más que nunca. Hace varios años que veníamos diciendo que EPEC teniendo la fibra óptica iba a lograr un crecimiento sustentable y sostenido que iba a beneficiar a los cordobeses porque iba a poder brindarle a través de la propia Empresa Provincial de Energía, no tan sólo la electricidad sino también un elemento nuevo de comunicación, que es tan importante como es la propia electricidad, la conectividad para la utilización de internet a través de la fibra óptica. Entonces esta cuestión que en el mundo se ha visto más que nunca utilizada producto de la pandemia. Cuando estaban tirando los troncales de gas, hablamos con los ministros en ese entonces, solicitándole que la fibra óptica si EPEC lo sabía utilizar como lo hemos sabido poner, lo hemos sabido cerrar y lo hemos sabido distribuir, podíamos garantizarle a los cordobeses darle otro servicio más a través de la Empresa Provincial de Energía, pero parece que por ahí se priorizan los posibles grandes negocios en lugar de darle a los cordobeses una herramienta más de crecimiento. Esta es otra de las cuestiones que tenemos que advertir y verificar, y bueno, indudablemente actualizar nuestra tecnología en base a las necesidades operativas y de esa manera impedir que los posibles negocios que salgan en contra de la EPEC, sean ocultos a la sociedad para que nadie se entere que esto podría ser un beneficio para los cordobeses y no un negocio para algún emprendedor económico que siempre se lleva los beneficios de lo que hizo EPEC, porque todo lo de la fibra óptica lo hicieron los compañeros de EPEC.

 

Gabriel Suárez

Secretario General

 

 

.