EDITORIAL

Elecciones y un mensaje claro del pueblo argentino

Este revés electoral para el oficialismo, para el Frente de Todos, es un severo llamado de atención para que de alguna manera se den cuenta que la vacuna no sirvió tanto para ninguno, de hacer campaña pura y exclusivamente con las vacunas, porque el pueblo, quedó bien aclarado, ve que la vacunación es una obligación del Estado preservando la salud de los trabajadores y de todos los argentinos. Indudablemente que puede haber un sinfín de análisis positivos como negativos, y un montón de elucubraciones, pero el mensaje dado por el pueblo al Gobierno es que no le han llegado soluciones concretas que fueron las que determinaron que el pueblo que los votó positivamente en 2019, este mismo pueblo, no fuera a votar masivamente, que ese es otro aspecto que hay que tener en cuenta. El 62% de participación no es un volumen importante, esto demuestra que no había un convencimiento de las propuestas de ninguno de los sectores. El Gobierno nacional debe hacerse cargo de que ninguna de las medidas se trasladaron a los bolsillos de los trabajadores, hablamos de salarios, tanto para los activos como para los jubilados y pensionados. No hubo una reactivación de los puestos de trabajo, teniendo en cuenta la pandemia, porque como recién hacía manifestación respecto al tema de la vacuna, el pueblo sabe que la obligación vacunatoria y la responsabilidad del cuidado de la salud es un deber de Estado nacional presente, involucrándonos también a todos en cada una de las distintas provincias.

El resultado es claro, es importante que el Gobierno empiece a escuchar

No resiste mucho análisis el resultado electoral del pasado domingo, el tiempo dirá si se podrá modificar esta situación. Cuando hablamos de salarios, de jubilaciones, la pérdida de puestos de trabajo, no haberse reflotado esto hace que se necesite urgente un cambio con medidas económicas que favorezcan al pueblo. Esa famosa frase, ese peronismo histórico que siempre manifestó que la economía debe estar el servicio del pueblo y no el pueblo al servicio de la economía, y mucho más cuando existe una situación pandémica donde debe existir más acción social para evitar cuestiones lógicas del sufrimiento que ha tenido todo el pueblo argentino, los sectores más desprotegidos indudablemente, pero también la sociedad en su conjunto con muchas de cosas que se han perdido, vidas de familiares, pérdidas económicas gravísimas, cierres de distintas actividades. Indudablemente que es importante que el Gobierno empiece a escuchar y realice una modificación sustancial de un modelo donde el peronismo siempre estuvo acostumbrado a que los modelos sean inclusivos, este modelo ha incluido a un montón de argentinos que de alguna manera le han hecho conocer su malestar en estas elecciones.

Es vital recuperar los salarios frente a la inflación

El descontrol tremendo de los precios es una realidad que lamentablemente gravita enormemente en el bolsillo de todos los argentinos. Con la suba de todo lo básico para la salud, los medicamentos, muchos aprovecharon esta pandemia para incrementar sus ganancias, la canasta de alimentos, conjuntamente con cualquier otro rubro que uno analice,  formaron parte del despegue inflacionario, que se va a ir reduciendo pero en este tiempo de gran despegue se ha llevado por delante todo y cada uno de los acuerdos salariales que se han logrado en la República Argentina. Como decimos nosotros, los salarios van por una escalera y los precios por un ascensor, entonces hay que generar rápidamente una reactivación del consumo para lo cual es necesario recuperar el poder adquisitivo a través de una recomposición salarial inmediata. A su vez, una adecuación de los planes sociales, dar un shock económico para que de esa manera se empiece a concretar el circulo virtuoso del que siempre hablamos: salario-consumo-movimiento del mercado interno-generación de los puestos de trabajo y actividad económica. Es necesario generar políticas que lleguen al bolsillo del trabajador para poder vivir. La campaña de vacunación fue un éxito, pero ha quedado bien clara la posición del pueblo argentino, es una obligación, se le reconoce, se le agradece, pero esto no modificó la situación económica. Somos conscientes que la pandemia generó bastantes complicaciones, pero indudablemente hay cuestiones a modificar a través de cambios en aspectos de la economía argentina para una verdadera recuperación del poder adquisitivo de todos los trabajadores.

La situación de Córdoba y alarmas para el sector del trabajo

En el caso de Córdoba hay cuestiones básicas, vuelve una estructura radical con la estructura del PRO y sectores que han vuelto a posicionarse, mientras que el oficialismo ha perdido también fortaleza, tampoco hizo pie en Córdoba y deberá analizar paulatinamente los porcentajes que obtiene siempre el Frente de Todos que no son significativos. Esto se deberá analizar en el marco de quienes son los máximos organizadores, promotores  y responsables de la situación de cada uno de los partidos.

Lo que sí tenemos que ver son algunas cuestiones hacia adentro de nuestras estructuras de trabajo, hacia adentro del funcionamiento estratégico de la Empresa Provincial de Energía a través del funcionamiento integrado de la institución sindical  en el marco de que si observamos, y acá no dejamos de lado a nadie, que se ha ya instalado la intención en algunos lados, con una publicidad manifiesta, con una identificación manifiesta, con una propuesta manifiesta, de la eliminación de los convenios colectivos de trabajo. Ahora ingresó un proyecto que elimina las indemnizaciones, las modifica en el marco de que ahora un trabajador va ir aportando para garantizar un seguro que cuando llegue el momento de que el empleador por x causa lo deba cesantear, la indemnización va a seguir teniendo los 2 años, todo lo que está enmarcado en la ley, pero ahora va a aportar el propio trabajador que es el que sufre la consecuencia de la pérdida de su trabajo a través de la cesantía, va a aportar para su propia indemnización. Esto realmente nunca lo vi, nunca lo entendería, y tomando este punto también, se debe interpretar el crecimiento que ha tenido la izquierda que nunca permitiría algunas cuestiones de estas, por eso hay que reconocer que la izquierda también ha crecido.

Cuidado con los que, detrás de discursos antisistema, vienen por los derechos laborales

Y eso es también un llamado de atención para las fuerzas mayoritarias, donde hay cuestiones básicas que hay que analizar, como otras fuerzas políticas integradas dentro del marco del tecnicismo de la economía, como la fuerza política que expresa Milei, es para tener mucho cuidado porque lo que manifiesta es lo más profundo de la eliminación de los derechos de los trabajadores y la eliminación de las metodologías donde se mueve la economía en la Argentina.

Más allá de las elecciones: el Movimiento Obrero necesita estructura y proyecto propio, en unidad genuina 

Estas cuestiones no son menores, hago referencia nuevamente al bajo porcentaje de participación, nadie estuvo conforme con esto, pero nosotros como trabajadores debemos redoblar el esfuerzo para mantener la Empresa estatal, integrada, cordobesa y pública, sostener nuestras conquistas a rajatabla, defender el Convenio ejerciendo nuestros derechos y cumpliendo con nuestras obligaciones, al margen de las diferencias que existen y existirán, porque hemos visto que en la última asamblea que tuvimos siguen habiendo diferencias. Creo que esta elección, hacia adentro de los trabajadores, debe ser en el marco de entender que solamente unidos podremos vencer estas políticas que se asoman con una intención manifiesta de ir en contra de los trabajadores.

Capítulo aparte para el Movimiento Obrero, no ha habido ninguna expresión genuina del Movimiento Obrero en todo nivel. Esto también es una cuestión pendiente que no debemos dejar de observar porque si el Movimiento Obrero no sale a defender los intereses propios del conjunto de los trabajadores, defender los convenios colectivos de trabajo, la estabilidad laboral, los puestos de trabajo, el incremento del salario, las mejoras de las jubilaciones y las pensiones, bueno, esto es una materia pendiente donde el Movimiento Obrero ya debe dejar de estar coqueteando con todos los sectores políticos y armar una estructura propia, con un proyecto propio que plantee qué es lo que necesitamos para salir de esta crisis. Esto se puede tomar como una idea de aporte, como una identificación de clase, identificar como una necesidad de incorporar personas, hombres y mujeres del Movimiento Obrero que están en condiciones de abordar y levantar estas banderas que han quedado totalmente desarticuladas ante esta situación electoral que se ha dado el domingo pasado.

Sobre lo que viene y nuestra responsabilidad como trabajadores

¿Va a haber alguna modificación en estos dos meses que quedan, para que se dé ya la elección definitiva sobre quienes será los senadores y diputados que entrarán al Congreso nacional? ¿Se puede modificar la situación tal como está? Es bastante complicada, tiene que haber un shock de inversiones pero ya debería haber empezado. Indudablemente si hay diferencias en la cúpula del Gobierno hay que dejarlas de lado. Creemos que los sectores más identificados con la defensa irrestricta de los modelos de producción, de la defensa del empleo, de la defensa del salario, del crecimiento social en todo su contenido, deben entender que hay una proyección que se tiene que empezar a unificar, porque en 2023 la situación electoral, que va a ser otra porque se elige presidente, será realmente donde se terminen resolviendo  algunas cuestiones muy desfavorables para los trabajadores si continúa de la manera que se expresó el domingo.

Pero en este caso no somos los responsables los trabajadores de la Empresa Provincial de Energía, por ejemplo, en las cosas que han sucedido, porque hemos dado todo de nosotros, hemos sido un servicio esencial permanente al lado del pueblo, en los momentos más críticos de la pandemia y hemos tenido un aumento salarial que no es el mejor, pero tampoco es el peor. Pero no debemos quedarnos con esto, sino seguir batallando para tratar que el salario logre recuperar el poder adquisitivo y que venza a la inflación. De esa manera contribuiríamos a un modelo que genere que a través de mejores salarios, el consumo se incremente, se genere un movimiento fuerte del mercado interno y empecemos en este círculo virtuoso a darle fuertemente crecimiento a la economía, que debe estar al servicio del pueblo y no el pueblo al servicio de la economía. Esto lo hemos dicho un montón de veces hacia lo interno de nuestra Organización Sindical. Lo que ha sucedido nos ha dado la posibilidad de pensar en mantener la fortaleza en unidad, a como dé lugar, crecer en conjunto, respetando nuestras diferencias, pero por sobre todo, respetando a la persona como persona, al compañero como compañero; poder juntarnos y dialogar ahora que se flexibilizaron las restricciones de la pandemia, podernos informar más y compartir una estrategia como siempre lo hemos venido diciendo.

Unidad de criterio y memoria para alcanzar el futuro digno que merecemos

Esta no es unidad para el amontonamiento, lo que nosotros decimos es que en la unidad de criterio, debemos fortalecernos para preservar los puestos de trabajo, los convenios colectivos de trabajo, recuperar el poder adquisitivo del salario, lograr ingreso de personal, una de las cuestiones en las que tenemos que empezar a fijar sí o sí un lineamiento porque estamos viendo que está trayendo muchas complicaciones. Esto también ayudaría a terminar con las tercerizaciones que son costos que son innecesarios, con el ingreso de personal volver a analizar las estructuras de plantel y funcionar como corresponde. Nosotros debemos adelantarnos a un resultado electoral, no tan sólo como trabajadores, sino como Empresa para su propio crecimiento. Porque acá no se puede decir que en la provincia de Córdoba quedó todo bien, todos sabemos que no quedó todo bien, la tendencia política a futuro no es precisamente la defensa irrestricta de los puestos de trabajo, de los convenios colectivos de trabajo, y no lo digo porque nos enteramos de causalidad, no, no… han salido a manifestar que la proyección para un nuevo cambio de rumbo de país, son estos temas las que se pusieron a consideración del pueblo. Se puede estar de acuerdo o no, pero son asuntos fundamentales, con escenarios que se presentan para el Movimiento Obrero, para los trabajadores, que nos hace poner en alerta y movilizados y unidos más que nunca para poder sortear los inconvenientes que van dejar las próximas elecciones, donde habrá que ver si hay cambios en el mapa político de  nuestra querida patria. Hoy más que nunca va a haber más análisis, va a haber más debate, va a haber más participación, más protagonismo. Hay que hablar con todos los trabajadores visitándolos en sus sectores de trabajo ahora que se puede acceder a esto, por supuesto cumpliendo con el distanciamiento como corresponde.

Es fundamental reafirmar en esta coyuntura un concepto que nos ha acompañado siempre: que un trabajador sin memoria, no recuerda lo que sucedió en el pasado y no puede construir un futuro, sin memoria es imposible que reconstruyamos a partir de los errores del pasado, un futuro digno de vivir,  donde los trabajadores sean la estructura del crecimiento de la patria.

En estas elecciones el pueblo argentino ha dado un mensaje claro: así no, pero debemos ser muy conscientes que ese resultado, de repetirse en 2023 sobre todo, nos catapulta nuevamente al fracaso de recetas ya probadas, donde la primera variable de ajuste somos los trabajadores y los humildes. Debemos exigir, pero con memoria, reafirmando la posición inclaudicable que es que el Convenio no se toca, y la EPEC debe seguir siendo estatal, integrada, cordobesa y pública.

Gabriel Suárez

Secretario General

Gabriel Suárez
El Frente de Todos sufrió una merma de 18 puntos respecto de 2019, dando un mensaje claro al Gobierno que debe revertir la situación social y económica, ejes de su campaña y del contrato electoral que firmó con los argentinos en 2019

 

En noviembre se pone en juego la conformación del Congreso, donde el oficialismo puede perder la mayoría, sobre todo en el Senado

 

Una reflexión, desde Perón: se debe escuchar el mensaje de las urnas  y actuar

 

El Movimiento Obrero debe trabajar en una estructura y programa propio, con Unidad y Memoria

 

.