MOVILIZACIÓN AL EDIFICIO CENTRAL

Entrevista de Radio Sur a Gabriel Suárez

“La Empresa sigue incumpliendo el Convenio, amedrentando y atentando contra la libertad sindical. La decisión es movilizarnos permanentemente en defensa del CCT y de EPEC”

 

El martes 9 de noviembre, en horas de la mañana, previo a la movilización que fue postergada por la tormenta y se llevó a cabo ayer jueves, Radio Sur entrevistó a nuestro Secretario General para conocer los motivos de esta medida gremial:

-En primer lugar, resolvimos retomar la plena actividad sindical con movilizaciones masivas como antes de la pandemia, dado que la Empresa continúa incumpliendo el Convenio vigente. En las últimas reuniones en los sectores de trabajo hemos tenido un hostigamiento permanente por parte de la Empresa con respecto a los horarios y a dónde nos reunimos. De hecho vivimos la lamentable situación de que impidieron al Sindicato el ingreso al Edificio Central de EPEC y a los trabajadores del edificio no los dejaron bajar, los estuvieron amedrentando para que no participaran de la reunión informativa dispuesta por el Gremio. Es cierto que nos cedieron un lugar junto al mástil del playón, pero se ocultan intenciones nefastas. Por eso decidimos, como parte del plan de lucha que va a extenderse los dos años que faltan para la finalización del mandato de este Consejo Directivo como también del Gobierno provincial, movilizarnos permanentemente en defensa del Convenio y de una EPEC estatal, integrada, cordobesa y pública.

¿Por qué planteamos esto? Porque está claro que el resultado electoral crea un nuevo escenario que indudablemente va a generar mucho más perjuicio que el que hemos venido teniendo, sabiendo que también habrá un cambio en la cúpula de la Empresa y el Gobierno está evaluando un recambio en el Gabinete. Frente a esta situación, un gobierno en retirada (el provincial) puede dejar un camino espinoso, entonces nosotros debemos movilizarnos habida cuenta que hay un montón de cuestiones pendientes. En todos lados saben que el Convenio tiene plena vigencia, pero la Empresa parece olvidarse que los cubrimientos de cargos están establecidos en los marcos legales vigentes, pero los ignora, no acata lo que dice la autoridad de aplicación, y así vamos teniendo algunos inconvenientes que van a ser parte de un panorama complejo dentro del servicio eléctrico, considerando que el servicio de guardias por ejemplo, trabaja 8 horas cuando convencionalmente debería ser 6 horas. La actividad tiene que normalizarse porque ya ha retornado todo el personal que estaba dispensado y esto permite el cubrimiento de los cargos como corresponde. Nos pasó que producto del faltante de personal hubo jornada extraordinaria; otro ejemplo de violación del Convenio es que no se respeta la sustitución que establece el art. 4, que no es un ingreso. Hay varios casos de hijos de compañeros fallecidos en actividad que esperan, por lo que en ese hogar está faltando el sueldo que llevaba el compañero o compañera que falleció estando en actividad. Hasta ahora la Empresa no les ha dado respuesta, por eso estamos haciendo las denuncias que corresponden en el Ministerio de Trabajo, en la Justicia, ya que el Convenio Colectivo de trabajo está plenamente vigente.

La otra cuestión que nos preocupa y nos ocupa, es el avance de las nuevas tecnologías. Vemos que la Empresa en parte está adquiriendo buen equipamiento, pero hay otros equipos que son de malísima calidad, y como no podemos sentarnos a dialogar porque la Empresa no quiere, ello traerá a futuro serios inconvenientes en el servicio. Lo que pretendemos es que se constituya una mesa de consenso para abordar temas como la operatividad de EPEC, las tercerizaciones y los insumos que están comprando que no cumplen mínimamente con las normas IRAM para que los trabajadores podamos utilizarlos en la red eléctrica.

Por la falta de diálogo no existe una política ni una matriz energética, lo que es preocupante. Esto se atribuye a que es por este tiempo electoral, pero nosotros los trabajadores, al margen del resultado electoral, vamos a seguir trabajando en EPEC, haciendo que se respete el Convenio tal como está establecido legalmente y luchando por salarios dignos y jubilaciones dignas.

– Usted ha manifestado con preocupación que desde la oposición nacional se pretende cercenar derechos de los trabajadores.

– Así es, nosotros estamos observando que hay un desequilibrio. Hoy el Movimiento Obrero de Córdoba se preocupa por los convenios colectivos de trabajo, pero no puede desconocerse que nosotros venimos desde 2018 con una pelea por la violación de nuestro Convenio. Hay estructuras sindicales que ya han modificado sus convenios, y hay cuestiones que son muy importantes tenerlas en cuenta en esta supuesta unidad del Movimiento Obrero a nivel nacional, donde se está debatiendo qué posición van a tener los gremios… y los gremios tienen que defender los intereses de los laburantes a los que representan, defendiendo los convenios, no permitiendo que sean modificados con el argumento de que la realidad pandémica ha dejado al mundo en una situación inesperada.

La posición de Luz y Fuerza de Córdoba es seguir luchando por la clase trabajadora, seguir reclamando lo que es nuestro y velando por el cumplimiento de la legislación laboral. Iremos a exponerlo en cada espacio político como una ecuación irrenunciable e innegociable.

Mientras no haya incidencia de la política sobre las necesidades y la libertad sindical, nos juntaremos con todos, pero el objetivo de nuestra Organización Sindical, como el de muchos gremios que integran el Frente Sindical, es mantener la estructura legal que favorece a los trabajadores.

Al fin y al cabo, aquellos de la oposición que atentan contra los derechos de los laburantes son quienes entregaron al pueblo argentino cuando votaron la irresponsable deuda con el FMI, que trajo hambre al pueblo y con el pueblo no se jode.

– Se vienen muchos debates: el costo de la luz, los subsidios nacionales, las comparaciones específicamente de lo que recibe Buenos Aires.

– Indudablemente, nosotros no nos hemos incorporado en esta discusión, siendo tal vez quienes más conocemos de cuadros tarifarios y de las medidas tomadas por la supuesta deuda con CAMMESA, que nos llevó a este conflicto que sigue. Estos avatares de la política hacen que nosotros tengamos que esperar a que pase la elección legislativa, para poner las cosas en el lugar que deben estar, porque muchos hablan de política energética, de tarifas, y nosotros que conocemos de todo eso, no hemos sido convocados a una mesa.

Nadie de los de arriba considera la situación económica de aquellos cordobeses que han perdido o pierden su trabajo o el poder de compra salarial por todo lo que trajo aparejado la pandemia. Entonces es necesario que se revisen las tarifas en beneficio de los que menos tienen, para que puedan tener energía permanentemente y sus hijos puedan crecer en igualdad, como decimos nosotros.

La energía es un derecho humano y lo reafirmo, esperamos que la Empresa lo entienda cuanto antes porque los que la están conduciendo hoy, se van a ir, pero nosotros que trabajamos las 24 horas, los 365 días del año por ser un servicio esencial, no sólo pensamos en nosotros sino también en los cordobeses. Esa es nuestra visión como sindicato y como  trabajadores.

 

.