ENTREVISTA A GABRIEL SUÁREZ DE RADIO A GALENA

“La clase política tiene que defender los intereses de la patria y el Movimiento Obrero debe ser parte de una discusión real para la recuperación del país”

 

En una extensa entrevista realizada en el programa Serenata Diurna de Radio A Galena (FM 99.5), nuestro Secretario General brindó su punto de vista respecto al panorama político, económico y social, con definiciones agudas y contundentes tanto de Gabriel Suárez como del entrevistador Rodolfo Ferrazano.

 

Por razones de espacio, en este Eléctrum publicamos una parte de la nota y el resto en la próxima edición.

 

– ¿Qué balance realiza del plan de lucha llevado adelante por Luz y Fuerza de Córdoba?

– El conflicto iniciado en 2018, continúa, con un logro fundamental para la Organización Sindical que es la plena vigencia del Convenio Colectivo de Trabajo, pero no podemos quedarnos con eso, con tenerlo solamente, es necesario ejercer el reclamo laboral, por eso estamos visitando cada una de los sectores de trabajo, para la toma de conciencia de que si tenés un Convenio debes reclamar todos y cada uno de tus derechos, cumpliendo por supuesto todas tus obligaciones. Esta es la consigna que llevamos, y poder lograr después de todo este tiempo de pandemia (no la pandemia macrista) la normalización de ciertas cuestiones, como retornar a los turnos de seis horas que fija el Convenio. Hoy estamos con jornadas de ocho horas, y como han vuelto todos los trabajadores (incluidos los que estaban dispensados) debe volverse a los diagramas convencionales.

En el análisis que hacemos con nuestros compañeros, tomamos conciencia también que comparativamente con otros sectores del trabajo y sociales, hay que valorar que mantenemos nuestros puestos de trabajo. Pero tampoco podemos quedarnos con eso, debemos incrementar lo que tenemos con la participación, el protagonismo, para que nuestros compañeros y compañeras entiendan que tenemos una herramienta esencial que es la movilización, el salir a tomar la calle. Sólo debemos saber utilizarla.

Volver a la calle incluso le ha permitido al Frente de Todos reacomodarse a nivel nacional. Y en Córdoba, el oficialismo terminó derrotado lo que plantea un panorama para nosotros que no va a ser el mismo del último tiempo; nosotros debemos seguir velando por nuestros puestos de trabajo, por nuestra fuente laboral que es la EPEC estatal e integrada, y trabajando para que todos los cordobeses pasen unas fiestas con la tranquilidad de saber que tienen garantizada la energía. Para eso necesitamos que la Empresa vuelva al diálogo, dé respuestas y cumpla con lo que está establecido y fue ratificado por la propia OIT: que nuestro Convenio, como es de ultraactividad, debe respetarse.

 

– Respecto al Convenio Colectivo de Trabajo, quiero contarle a la juventud que fue uno de los logros durante el gobierno de Perón, entre otras conquistas, y le dio mayor seguridad al trabajador. También se refirió a cuidar y valorar el trabajo en estos tiempos tan difíciles. La Argentina tuvo dos pandemias, la macrista y la del covid. Hay vastos sectores en nuestro país y en particular en el Gran Córdoba, con índices muy altos de desempleo.

Como sindicalista que lucha por los derechos de los trabajadores, ¿qué pasa con la CGT de Córdoba que no tiene la unidad que el pueblo necesita?

-Cuando el ministro Claudio Moroni habló de finalizar las medidas de protección del empleo para evitar las cesantías, por ejemplo, que fueron implementadas por la pandemia para cuidar la salud, porque ahora los índices marcan un crecimiento del empleo, de mejora de la economía lo cual es alentador con miras al año que viene, yo fui claro al decir que es muy prematura la decisión, porque en el mundo se está hablando de una nueva ola de contagio, con la posibilidad de retornar al confinamiento. Me parece que deberían esperar un poco más para ver qué pasa, porque el ordenador social que es el trabajo, es lo que más rápido se identifica con el crecimiento del mercado laboral. Es muy importante como la vacuna, por eso no puede decaer, sí tiene que tomar cuerpo porque es la fuente de recuperación del consumo interno, el gran ordenador social como dije, para que los hogares puedan restablecerse como corresponde y se genere la reactivación del consumo interno para que la economía esté al servicio del pueblo y no viceversa. Y acá el Movimiento Obrero tiene un rol fundamental, más ahora que en la CGT nacional se dio la unidad del Movimiento Obrero.

A los tres secretarios generales del triunvirato los conozco, tengo una buena relación con todos, por la amistad con Hugo Moyano, tengo mayor afinidad con Pablo, que sé que no va a permitir ninguna entrega de conquistas sindicales, va a proteger el empleo y generar desde la CGT un proyecto donde se incremente más el empleo, y por sobre todo, no seamos los trabajadores la variable de ajuste ante cualquier tipo de acuerdo que se llegue con el FMI. Todos van a tener que tomar una posición de defensa de los intereses de la patria, reafirmar la consigna “patria sí, colonia no”.

Creo que desde el nivel nacional deben bajarse directivas para la unidad del Movimiento Obrero de Córdoba, trasladarse a las distintas provincias, como se hizo otrora. Justamente en estos días estuvimos recordándolo a Ubaldini y su mensaje y los puntos del proyecto de aquella CGT, empezar a desarrollarlos para que el Movimiento Obrero sea parte de una discusión real de la recuperación de la patria en defensa de los laburantes y de la clase a la cual pertenecemos, y no la variable de ajuste cada vez que hay que pagar los intereses de la deuda con el FMI, deuda no contraída por los trabajadores.

Es hora además que los grandes monopolios económicos, que son los que acumulan masivamente la riqueza, no impidan que haya una correcta distribución de la misma. La correcta distribución de la riqueza va a poder generar puestos de trabajo genuinos, garantizando una equidad y de esa manera también ayudar a los sectores sociales que es donde mayor se identifica la desocupación y están desprotegidos. Tampoco puede ser que alienten a eliminar conquistas sindicales porque caen siempre en la equivocación de toda la vida, los costos laborales se incrementan porque los trabajadores tenemos derecho.

Por ahí una rama no los deja ver el bosque… los empresarios en pandemia han ganado mucho más de lo que esperaban, ni hablar durante el gobierno de Macri.

El Movimiento Obrero necesita más independencia política, más construcción gremial y defensa irrestricta de los derechos de los trabajadores. En Córdoba se tiene que dar la unidad con los dirigentes que no se sometan a la voluntad política del gobierno de turno, si no que se integren a una propuesta definida a nivel nacional. El hilo conductor debe ser el mismo y el Movimiento Obrero uno solo, y debe ocupar el espacio de poder y sostener las leyes que nos legara Juan Domingo Perón que hasta el día de hoy permite resguardar el empleo.

Hice alusión recién a los sectores sociales desprotegidos, y otras de las formas de asistirlos es por ejemplo transferir una parte de los recursos de la obra pública a esos sectores. En la filosofía del peronismo, un trabajador no come cemento.

Creo que habría que dar más contención sobre todo en el período complejo que se viene, porque no hay mucho para festejar este fin de año y sí una obligación de recuperar el tiempo perdido y las cosas perdidas y poner todo en un equilibrio para que los trabajadores no seamos nuevamente la variable de ajuste y que los que están sin trabajo se incorporen al mercado laboral, porque el único ordenador social que existe es el trabajo.

 

.