VISITA AL DISTRITO LA CALERA

El viernes 26 de noviembre, siguiendo con las visitas a los sectores de trabajo, nuestro Secretario General Gabriel Suárez junto a otros integrantes de la Conducción, concurrieron a La Calera para una reunión con compañeros y compañeras de todos los sectores del Distrito.

La reunión fue presentada, como es habitual,  por el Subsecretario de Organización y Actas, Luis Calderón, especialmente en este caso, dado que pertenece al sector de Calera. El compañero Calderón manifestó que “se ha cumplido con el objetivo de esta ronda de visitas, que era volver con la lucha de Luz y Fuerza a la calle con una movilización de casi 400 compañeros, y relanzar la pelea después de dos años de pandemia”. En este sentido, Calderón agradeció a los compañeros que se comprometen  e instó a sumar más voluntades y que el sector participe cada vez más. “De esta salimos entre todos y este fue el discurso que hemos tenido históricamente acá en Calera. Nuestra generación tiene la responsabilidad histórica de entregarle la bandera de la Empresa estatal, integrada, cordobesa y pública a la camada más joven que viene detrás nuestro, y los compañeros jóvenes tienen la responsabilidad de   formarse y estar preparados. Estas consignas las tenemos que llevar cada vez más arriba, tenemos que aguantar dos años más porque esta dirección tiene fecha de vencimiento”, dijo al finalizar, dándole la palabra a nuestro Secretario General.

Gabriel Suárez: “Calera ha puesto uno de los grandes mojones de resistencia para impedir la tercerización masiva”

Suárez valoró el hecho de poder reencontrarse con los compañeros y compañeras,  puntualizando que el objetivo es “poder hacer una evaluación concreta de cómo estamos y cómo tenemos que enfrentar lo que se viene, que es igual o más complicado de lo que venimos transitando del 2018 a la fecha, incluyendo la pandemia cuando hablamos de salud, más la pandemia macrista que fue la que desacopló la estructura económica que afectó especialmente al sector del trabajo, donde en Córdoba tuvimos un gobierno afín a esa política que a partir del 2018 decidió ir en contra de nosotros”.

Contexto nacional, marcado por la deuda. Nuestro Secretario General analizó con una perspectiva general e integradora la situación que va a afectar al conjunto de los trabajadores a nivel nacional: “Vemos que acá lo que se viene es cada día más complicado, en lo nacional en breve se va a estar llevando al Congreso de la nación un supuesto acuerdo que no conoce nadie con el Fondo Monetario Internacional para pagar la deuda”.

En Córdoba. Con respecto a la situación en nuestra provincia, Suárez remarcó: “También vivimos una particularidad, por más que se quiera tapar el gobierno de Schiaretti perdió a manos de una estructura que queda bien posicionada de cara al 2023. Entonces nosotros tenemos dos panoramas: un gobierno que ya está en retirada y que producto de la bronca que tiene con los lucifuercistas no me llamaría para nada la atención que agote en estos dos años el último esquema de privatización de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba, o un recrudecimiento del ataque hacia la estructura sindical de Córdoba, porque hemos sido los que hemos resistido”. Respecto del otro escenario, explicó que una victoria en 2023 de la alianza juecismo-UCR-Pro, no es menos preocupante, porque ya te han dicho lo que van a hacer: eliminación de los convenios colectivos de trabajo, reducción de las leyes laborales, todo lo que ya han dicho. Esto implica que los dos esquemas para nosotros, son bastante complicados.

El ordenador social es el trabajo. En sus definiciones, Gabriel recalcó que hay que defender la posición de los trabajadores, porque vienen otra vez con el discurso de que el “costo laboral” es el problema en la Argentina, al tiempo que enfatizó que por eso Luz y Fuerza es un ejemplo, un ejemplo de lucha y un mal ejemplo para los que quieren reducir las conquistas laborales: “En un país que sufre lo que ha sufrido el mundo en cuanto a pérdidas de fuentes de trabajo, para nosotros el ordenador social es el trabajo, generar más puestos de trabajo, es lo único que te ordena una sociedad, no tenés laburo, lo demás es totalmente inexistente, y nosotros que tenemos laburo y que a su vez tenemos Convenio, nos miran como el ejemplo a seguir, pero también los que nos quieren perjudicar, nos atacan para que no se tome nuestro ejemplo”.

Recuperar lo perdido. En este sentido fue concreto: “Con mucho orgullo digo que ustedes a lo mejor sin darse cuenta, han sostenido el Convenio Colectivo de Trabajo. Da gusto ser el Secretario General de un gremio cuando tenés laburantes que tienen esa convicción, porque si hubiésemos sido Villa María, Río Cuarto, hoy día no nos estaríamos mirando la cara, estaríamos viendo cómo perdimos todo”.  Suárez consideró que estamos entrando en una nueva etapa donde debemos pasar de la estrategia defensiva a la ofensiva para lo cual es necesario fortalecer entre nosotros mismos la participación, el protagonismo, la necesidad de que nos involucremos en lo que es nuestro. Por eso salió de una reunión conjunta la necesidad de ir a los sectores de trabajo.

Lo que logramos con la resistencia. Suárez reivindicó la actitud de los trabajadores y trabajadoras en la firmeza que demostraron al defender el Convenio: “Luz y Fuerza Córdoba tiene Convenio Colectivo de Trabajo y el único en la Argentina por cada uno de ustedes. El Consejo Directivo, su Cuerpo General de Delegados, el Gremio tuvo una política, pero los que sufrieron las presiones, el recorte de horas extraordinarias, el no reconocimiento de funciones, fueron ustedes. Indudablemente que nosotros nos sumamos en el conjunto, pero la resistencia sale de los sectores de trabajo y sin ustedes no hubiésemos tenido el Convenio Colectivo de Trabajo y por ustedes lo tenemos”.

Unificación de la CGT nacional y la situación en Córdoba. Gabriel se mostró muy esperanzado de que la estructura sindical a nivel nacional esté retomando una posición de recuperación de las cosas perdidas. “Nosotros tenemos un Convenio y si nosotros nos acoplamos a la presencia de todas las organizaciones sindicales, vamos a ir contagiando”, dijo, a la vez que abogó por lograr también una normalización en la CGT de Córdoba: “Los próximos dirigentes de la CGT Córdoba no deben ser adictos al Gobierno de la provincia de Córdoba, sea del color político que sea. El Movimiento Obrero debe tener su independencia política y su decisión gremial, porque si por cada una de las cosas le vas a tener que pedir permiso al gobierno de turno para poder encarar un aumento salarial, una discusión convencional, una estructura de plantel, te sometés a la voluntad política y ninguna organización sindical, más en la provincia de Córdoba tiene que someterse o ser sometida”.

Los trabajadores no queremos ser la variable de ajuste. Sobre este tema profundizó: “Basta de tanta gestión política, más gestión gremial ¿y por qué? Porque se está viendo que se puede venir alguna cosa rara, con el  tema de la discusión que involucra a todos los sectores políticos con respecto al tema de la deuda con el Fondo Monetario Internacional, y lo que nosotros tenemos que empezar a decir es que no queremos bajo ningún punto de vista ser la variable de ajuste de lo que se acuerde, por una deuda que nosotros no firmamos ni decidimos, ni siquiera el Congreso la decidió. Pero después nos condicionan a nosotros con las privatizaciones, la eliminación de conquistas que con esos recursos se empiezan a pagar los intereses de la deuda, cuando se debe sacar de los sectores donde está concentrado el mayor poder económico, los grandes grupos empresarios”.

El impuesto a las grandes fortunas debe ser permanente y los trabajadores no debemos pagar Ganancias. Gabriel Suárez se refirió a la necesidad de ir hacia un sistema impositivo en la Argentina más progresivo: “Ha sido un éxito este impuesto a las grandes fortunas, pero no tiene que ser un impuesto para salir de la crisis, porque a nosotros los impuestos nos vienen todos los meses, y cuando no pagamos nos hacen añico, entonces eso se tiene que legalizar de alguna manera para que sea una constante. El que más tiene, más pone y el que menos tiene, menos pone. En nuestro caso, cuando cobramos la BAE son altísimos los descuentos de Ganancias, ahora dicen que Ganancias se va a eliminar, mientras no se transforme la Bonificación Anual por Eficiencia en una bonificación no tributable, vamos a tener que seguir haciendo el aporte que es muy grande”.

Reclamar los incumplimientos de la Empresa. Nuestro Secretario General hizo hincapié en la estrategia gremial de reclamar formalmente por la vía administrativa ante la Empresa los incumplimientos, para lo cual destacó que no sólo es colectiva, sino que debe ser de cada trabajador al que le estén vulnerando sus derechos.  Respecto de este punto, Suárez informó sobre una presentación que preparó el Gremio para que sea acompañada por todos los compañeros, donde se pide el cubrimiento definitivo de todos los cargos, y que la Empresa ordene lo referido a vacantes, transitorios, así como el reconocimiento de funciones según lo que establece el Convenio Colectivo de Trabajo. Particularmente en la Zona “E” donde “se quedó sin concluir la estructura de plantel acordada por todos, en un expediente que quedó cajoneado cuando empezó el conflicto en el 2018, y ustedes tienen menos categoría que las que tienen en Córdoba, cuando a igual trabajo igual remuneración y eso lo marca ley y lo marca el propio Convenio Colectivo de Trabajo. Estos reclamos hay que hacerlos, porque el Convenio tiene plena vigencia, pero si nosotros no empezamos a hacer el reclamo, el Convenio es una tapa, sin artículos adentro”.

Ingreso de personal y las mentiras de la Empresa. Suárez fustigó el discurso engañoso de la Empresa, volcado en informes y propaganda en grandes medios, donde dicen que han entrado 11 personas producto del ingreso por concurso,  pero no dicen cuántos se retiraron con la pasividad anticipada voluntaria y cuántos contratados, que no son menos de 300. ¿Qué sueldos les están pagando? Como no están afiliados a nuestro Sindicato, no sabemos qué funciones cumplen esos contratados.

Nos quieren dividir entre nosotros. Gabriel fue claro en decir que “la Empresa te trae un ingeniero, te lo ponen al lado de un compañero que hizo carrera que es un jefe de División, que tiene conocimiento en la práctica más que en la teoría. Con todo respeto al profesional, un título no significa que tenga más conocimiento que el que tenemos nosotros, que venimos desarrollando la tarea por años. En este caso yo creo más en el pergamino de la práctica y nosotros debemos defender todas las categorías que nos corresponden”.

Los primeros que tenemos que respetar el Convenio somos nosotros. Al respecto expresó: “Si el Convenio Colectivo de Trabajo lo tenemos en plena vigencia, nosotros mismos debemos ser respetuosos de las normas convencionales, yo no puedo cubrir un cargo y nadie te puede obligar a cubrir un cargo que no te corresponde, como lo que pasa en el Edificio de poner compañeras de menor antigüedad en cargos superiores, y los compañeros con más antigüedad están abajo y no han hecho los reclamos para cubrir esos cargos, por el famoso ´tengo miedo´. Eso lo tenemos que revertir, hay que reclamar porque es la forma de hacer respetar el Convenio”.

La lucha por recuperar los trabajos dados a terceros. En este punto nuestro Secretario General reivindicó la lucha del Distrito Calera en defensa de los trabajos de EPEC: “Es una función nuestra lograr que se vayan los terceros, no tan sólo del delegado, tenemos que entender que esta es un posición colectiva y Calera sabe esto, porque nosotros acá hemos puesto uno de los grandes mojones de resistencia para impedir la tercerización masiva, como se quería hacer y eso lo tienen que revalorizar en el Distrito, porque ustedes son los que lo lograron, tal vez no se den cuenta que son parte de la historia que se está escribiendo en este momento actual, que son los sostenedores del Convenio, de la distribución. Están sosteniendo EPEC”.

Militantes lucifuercistas comprometidos, no sólo para figurar en las listas. Nuestro Secretario General destacó la participación de los delegados que no forman parte de la lista en las visitas a los sectores e instó a los integrantes de todas las listas a ser realmente militantes en defensa del Gremio: “Cuando volvamos a elecciones del Gremio de acá a dos años,  que no sean las caras que no estuvieron, que no se vengan a postular aquellos que desaparecen, mágicamente desaparecen y lo decimos desde el propio Consejo Directivo, pero también se lo decimos a los compañeros de las otras listas”.

La lucha y el recambio generacional. Nuestro Secretario General fue reivindicó la historia de lucha de Luz y Fuerza y destacó la resistencia de  los trabajadores: “Ustedes son los abanderados de la defensa del Convenio, Luz y Fuerza de Córdoba ha demostrado que nunca vamos a entregar nada, que nunca vamos a ir en contra de un laburante y que vamos a seguir peleando por nuestros principios que es la defensa del Convenio, de la Empresa, eliminación de las tercerizaciones,  como lo hemos hecho toda la vida, no habido gobierno con el cual no nos hayamos tenido que enfrentar en defensa de la EPEC y los puestos de trabajo”. Asimismo, alentó a los compañeros más jóvenes a involucrarse cada vez más en la pelea y en la actividad gremial,  porque “cuando nosotros no estemos, tienen que ser ustedes los defiendan el sostenimiento del Convenio Colectivo de Trabajo, nuestro querido Sindicato y la EPEC, siempre con Unidad en la Acción”.


Un reconocimiento a la lucha

El compañero Roberto Oliva Reyes, en un momento de la reunión pidió la palabra para reivindicar la tarea de nuestro Secretario General y de todo el Consejo Directivo, en estos años que han sido muy difíciles, llenos de obstáculos. Este Consejo Directivo “se ha comprometido con la lucha de Luz y Fuerza como históricamente ha sido y ha sufrido persecución”, y destacó el ejemplo tanto del Secretario General, como del compañero Calderón, que es del sector que ha sufrido por parte de la Empresa intento de cesantía y quita de la tutela sindical.