ESCUELA CEFERINO NAMUNCURÁ

ESCUELA CEFERINO

NAMUNCURÁ


NAVIDAD

EN LAS ALTAS CUMBRES

Nuestro sindicato fue invitado por la comunidad educativa de la Escuela Ceferino Namuncurá a compartir la Cena de Nochebuena, por este motivo nuestro Consejo Directivo designó a nuestra compañera Alicia Giannobi para que concurriera en representación de nuestra Organización Sindical.

Debemos recordar que el periodo lectivo en las escuelas de Altas Cumbres se extiende entre setiembre y mayo debido a las fuertes nevadas que se producen entre junio y agosto.

Podemos afirmar que para los docentes, alumnos y padres de la comunidad educativa de esa escuela ubicada en nuestra Sierras Grandes en un paraje totalmente alejado, contar con la solidaridad lucifuercista tiene un gran significado. Inexplicablemente entre 2002 y 2013 nuestro sindicato perdió contacto con ellos, pero afortunadamente ahora nos vinculamos nuevamente.

Entrevistamos a la compañera Alicia Giannobi para que nos comentara sobre su feliz experiencia en las Altas Cumbres durante la Navidad.

Alicia Giannobi: “El recibimiento fue muy cálido y nos hizo olvidar el frío que hacía”

– Nuestro Sindicato hace mucho tiempo que apadrina a la Escuela Ceferino Namuncurá de las Altas Cumbres, pero se había perdido contacto, ¿cuándo surge la idea de restablecer el vínculo?

– Retomamos el contacto con la escuelita cuando Gabriel Suárez asume por primera vez la conducción del Sindicato. Hablamos con la directora y a partir de allí venimos realizando distintas actividades. Hace dos años participamos de la apertura del ciclo lectivo y el año pasado el gremio le obsequió a los chicos de la escuelita pasar unos días en nuestro Hotel Agustín Tosco de Mina Clavero.

– Y este año el Sindicato fue invitado a compartir un pesebre viviente y la cena de Navidad.

– Así es. Participamos con mucha felicidad de los dos acontecimientos que organizó la Escuela Ceferino Namuncurá. Fue inolvidable desde el momento de la partida hasta que volvimos al hotel en Mina Clavero. El pesebre se hizo a la noche para que los niños que actuaban fueran iluminados por un haz de luz. Luego se sirvió la cena que compartimos con los chicos y sus padres. Había cordero, un ternero y postres.

– Seguramente es muy grata la experiencia de estar junto a niños que tienen una vida distinta a la de nuestros hijos

– Realmente muy lindo lo que vivimos. Cuando llegamos a la escuelita, después de sortear un camino complicado, encima había llovido bastante, el recibimiento fue muy cálido y nos hizo olvidar el frío que hacía. Nos esperaron con café y con una gran sonrisa. Les entregamos regalos navideños y recorrimos el lugar mientras la directora les contaba a los niños que nuestro Sindicato apadrina la escuela.

– Llenan el alma estas experiencias.

– Sobre todo al ver las caritas cuando recibían los regalos, es una sensación indescriptible.

– ¿Es importante que nuestro Sindicato continúe con esta iniciativa que nos hace bien a todos?

– Sí, debemos valorar este tipo de acciones. Sabemos que ellos nos necesitan mucho y cada vez que vamos nos agradecen por nuestra contribución. Por eso estoy muy agradecida con la Secretaría General y todo el gremio por haber hecho posible retomar el contacto con la escuela que apadrina.  Antonio Tanquía que es el encargado de la Colonia Gral. San Martín de Mina Clavero, tiene contacto directo con las maestras y nos posibilitará comunicarnos por mail para que podamos organizar más actividades con la escuela.

– ¿Habrá una nueva visita?

– Sí, la directora ha solicitado algunas cosas básicas que seguramente serán autorizadas por  la Secretaría General como viene ocurriendo en estos últimos tres años.