MANTENIMIENTO SUBTERRÁNEO

MANTENIMIENTO

SUBTERRÁNEO


TRABAJO EFECTIVO

En estas dos últimas semanas, distintos medios de  prensa cuestionaron el desempeño de nuestra EPEC estatal e integrada, por carecer de información precisa.  Más precisamente nos referimos a las fallas  que afectaron a un complejo teatral en Carlos Paz, a la Terminal de Ómnibus y a la  Estación Principal Oeste.  En los tres casos tuvieron que trabajar denodadamente los trabajadores de Mantenimiento Subterráneo con la colaboración de Mantenimiento de Líneas Aéreas, Herrería, Servicios Generales y grúa del Complejo San José de Calasanz.

Pensamos que EPEC debe transmitir  a la opinión pública  un mejor panorama sobre la eficacia del esfuerzo que realizan los trabajadores venciendo en muchas oportunidades varios factores de insuficiencia de recursos y aclarando suficientemente los casos en los que EPEC no es responsable de las fallas, como por ejemplo la ocurrida en Estación Terminal de Ómnibus.

En la red de EPEC, los problemas se solucionan en pocas horas o a lo sumo en un día, mientras que en empresas privadas altamente subsidiadas como EDENOR y EDESUR, los problemas quedan sin solucionarse durante muchos días e incluso durante muchas semanas.

FALLA EN LAS INSTALACIONES DE TOCSE QUE QUEMARON DOS TRANSFORMADORES DE  EPEC

Una falla interna de la Terminal de Ómnibus provocó la salida de servicio del distribuidor de 13,2 kV “Terminal de Ómnibus”

Aparentemente ante un error de operación de personal de TOCSE (Terminal de Ómnibus de Córdoba Sociedad del Estado) dentro de la instalación de la Terminal de Ómnibus (apertura de un seccionador con carga) se originó un incendio en uno de los tableros de la Terminal de Ómnibus.  La Guardia Sur concurrió de inmediato y abrió los tres transformadores de 500 kVA de la Subestación Terminal de Ómnibus para poder apagar el incendio y evaluar la posibilidad de normalizar el servicio, lo que no era posible en lo inmediato ante la falla del tablero interno de TOCSE.

También concurrieron con premura las cuadrillas de Mantenimiento Subterráneo que optaron por colaborar con los operarios de la Terminal de Ómnibus para reparar sus instalaciones internas para poder brindarles nuevamente el servicio.  Al proceder a la entrada en servicio de los tres transformadores, los compañeros se encontraron con que a causa del incendio originado en el tablero de la Estación Terminal de Ómnibus, dos de ellos se habían quemado.

Después de colaborar los compañeros de Mantenimiento Subterráneo con el personal de la Terminal de Ómnibus (TOCSE), con el transformador que no sufrió daños se pudo normalizar el servicio con celeridad.  Al día siguiente, los compañeros de Mantenimiento Subterráneo conjuntamente con los compañeros de Servicios Generales y Grúas, cambiaron los dos transformadores de 500 kVA por otros dos nuevos de 630 kVA trabajando con tensión para no continuar afectando el funcionamiento de la Terminal de Ómnibus, pese a que la prensa había mal informado que para poder cambiar las dos máquinas se realizaría un corte de 8 hs.

Para trabajar en forma extraordinaria con tensión en las barras de 13,2 kV, los compañeros realizaron las tareas con extrema precaución.  Posteriormente se sacó de servicio el distribuidor por solo un minuto de tiemnpo  para poner en servicio los dos transformadores en paralelo y se procedió a cambiar el tercer transformador por otro nuevo también de 630 kVA que en adelante quedará como reserva.

Hemos descripto cómo nuestros compañeros trabajaron denodadamente y con celeridad, con el riesgo que significa trabajar con tensión en las barras de la Subestación.  Sin embargo la prensa cargaba la responsabilidad a EPEC pese a que la falla fue originada por un problema de las instalaciones internas de la Estación Terminal de Ómnibus.

EPEC debió haber aclarado mejor ante la opinión pública que en esta oportunidad la falla no fue responsabilidad de nuestra empresa y que por el contrario, nuestros trabajadores colaboraron con la empresa provincial TOCSE que tiene a su cargo  la operación de la Estación Terminal de Ómnibus.

Se quemaron cables en el túnel de la E.T. Oeste

En la Estación Transformadora Oeste localizada en el predio de la Central Dean Funes, ante la falla de un cable del alimentador de 13,2 kV “Santa Ana Nº 3” el martes 19 de enero a las 11.35 hs, se prendieron  fuego varios cables en el interior del túnel que intercomunica las salidas de los cuatro transformadores con las salidas de los alimentadores de las distintas SEAs.  En el interior del túnel, también sufrió daños el cable del transformador Nº 1 y el distribuidor de 13,2 kV Puente del Trabajo.

Las cuadrillas de  Mantenimiento Subterráneo llegaron al lugar a las 14 hs e inmediatamente se pusieron a reparar el alimentador Santa Ana Nº 3 normalizándolo alrededor de las 17 hs. A las 21 hs repararon los cables del transformador Nº 1 y posteriormente se reparó el distribuidor Puente del Trabajo.

PREVENCIÓN

Se verificó que más allá de haber logrado reparar con premura los cables quemados, es necesario reemplazar todos los cables en el túnel e incluso con otros de mayor sección.

Esta tarea puede realizarla Mantenimiento Subterráneo en meses de baja demanda.

Para interiorizarnos sobre esta posibilidad, entrevistamos a los responsables de este importante y exigido sector, los compañeros Ramón Pedernera y Edgar Cechino.

Nos comentaron que en los últimos años han logrado organizar el sector para poder realizar trabajos de mantenimiento preventivo y predictivo, además de los trabajos de mantenimiento correctivo a los que continuamente son solicitados.

Hasta el presente han renovado las instalaciones de las SEAs Santa Ana, Yofre, Norte y San Vicente, cambiando los cables desde el interruptor hasta la “levantada”.   A su vez el sector SEA cambió los transformadores de intensidad.  El óptimo resultado es que ya no se han producido fallas en esas SEAs.  En los próximos meses tienen previsto reformar las SEAs Pueyrredón y Rodríguez del Busto una vez que les sea provisto el cable necesario.

También resultó sumamente efectiva la ejecución del Plan Nuevas Redes.  Recordemos que originalmente este trabajo había sido derivado a terceros en forma completa, pero ante el reclamo de Mantenimiento Subterráneo, se logró que la Gerencia Técnica solamente contratara el zanjeo y el tendido de los nuevos conductores, mientras que los compañeros de Mantenimiento Subterráneo se ocuparon de la ejecución de los empalmes y la conexión a los usuarios y a las cámaras subterráneas.  De esta manera los compañeros han garantizado con la excelencia de su mano de obra especializada, que no ocurrieran fallas porque se ha verificado que cuando los realizan  las empresas privadas muchos de los empalmes que realizan son defectuosos y producen fallas.  De esta manera, en este verano prácticamente  no se han producido reclamos de relevancia a diferencia de los producidos tres o cuatro años atrás, tan es así que en los últimos dos años los reclamos disminuyeron un 90 %.

Justamente este buen funcionamiento de la red permite a  Mantenimiento Subterráneo disponer de cuadrillas para solucionar problemas como el ocurrido en la Estación Principal Oeste o cualquier otro imprevisto como el caso de falla de distribuidores de media tensión que aun no se han reemplazado porque la empresa aun no ha provisto    cable necesario.

Por ejemplo en esta semana se ha producido la máxima demanda en este periodo estival y no obstante, ante la disminución de los reclamos de los usuarios,  se contaba con cuadrillas disponibles para atender trabajos especiales.  De todas maneras, los distribuidores que fallan, son reparados a las pocas horas según el orden de prioridades que fija la Guardia en caso de que fallen varios al mismo tiempo.

También ante la solicitud de los Jefes de Zona que corresponde a Carlos Paz, Mantenimiento Subterráneo colaboró en la remodelación de cámaras y reemplazo de cables subterráneos.

Con la colaboración de Sistema y Estadísticas y del Centro de Cómputos, Mantenimiento Subterráneo ha logrado elaborar los planos de todo el sistema de distribución subterráneo lo que les permite abordar las reparaciones con mayor rapidez.

En los dos últimos años Mantenimiento Subterráneo, que cuenta con nueve cuadrillas, ha ejecutado trabajos que desde hace varias décadas no se realizaban, ya que ahora la dirección de la empresa  provee todos los medios necesarios aunque todavía falta el ingreso de más personal para poder acelerar los trabajos de mantenimiento preventivo.  Hasta la actualidad se está trabajando en forma permanente en el reemplazo de los cables pero con la limitación de la actual dotación de trabajadores, no se logra anticiparse con mayor efectividad a las fallas como ocurrió la semana pasada en Carlos Paz.

El Sector  Mantenimiento Subterráneo continuamente está organizando trabajos para mejorar la red subterránea pero aun restan ser reemplazados muchos cables y la mano de obra especializada de EPEC es la más capacitada para hacerlo, por lo que es necesario mayor equipamiento (como una Bobcat y martillo neumático) y mayor cantidad de personal.

Un ejemplo  de los tantos trabajos realizados con celeridad

En la Cámara 623 de calle 25 de Mayo próximo a la Iglesia de la Merced, se quemaron los cables de las salidas 6, 8 y 10.  Estos cables eran viejos y estaban ligados en varias partes.  En el lapso de cuatro horas, se logró restablecer el servicio   reemplazando los cables por unos nuevos de aluminio de 185 mm2 y se ejecutó un cruce de calle para colocar además un cable de reserva.  Además se reemplazó una caja seccionadora de dos direcciones por otra de cuatro direcciones totalmente construida por el sector de Herrería de Mantenimiento de Redes.  Esta nueva caja mejora las posibilidades de alimentación alternativa desde otros puntos de la red de distribución.