ACTO CONTUNDENTE CONTRA LA POLÍTICA NEOLIBERAL DE MACRI

Tenemos que destacar la participación de nuestro Secretario General Gabriel Suárez en todas las reuniones realizadas en la CGT Nacional y en la FATLYF, a instancias de las resoluciones de nuestra Asamblea General.  La resolución de nuestros Cuerpos Orgánicos fueron transmitidas desde un comienzo para lograr una acción conjunta de todo el movimiento obrero para defender los derechos de los trabajadores que en lo que va del año, han sido seriamente vulnerados por la política llevada adelante por el gobierno de Macri.

El jueves por la noche una nutrida delegación de nuestro sindicato partió hacia Buenos Aires.

Fue una satisfacción enorme reencontrarnos con nuestros hermanos lucifuercistas de todo el país amparados por nuestra Federación como en otras etapas de nuestra historia.

Juntos marchamos por las calles hacia el emplazamiento del palco en el que se leyó el documento conjunto (ver recuadro) y posteriormente hicieron uso de la palabra Pablo  Micheli, Hugo Yasky, Antonio Caló y Hugo Moyano

La unidad del movimiento obrero es vital

Nos movilizamos principalmente por la preocupación que tienen todos los trabajadores ante la enorme cantidad de puestos de trabajo que se han perdido en este corto tiempo de gobierno de Macri. En distintas actividades del sector privado y del  Estado se perdieron más de 150 mil puestos de trabajo y eso no lo debemos permitir, por eso venimos llevando adelante una serie de acciones desde el movimiento obrero.

A mí me tocó participar en la visita que realizaron las tres CGT y las dos CTA a Diputados y luego al Senado, planteándoles la preocupación del despegue inflacionario que va en crecimiento y solicitando que estemos todos trabajando para frenar esto. Si el gobierno nacional tiene un plan antiinflacionario, le reclamamos que lo dé a conocer y de qué manera lo va a llevar a cabo, porque lo que hemos visto en estos meses, es una inflación creciente y una permanente pérdida de puestos de trabajo.

El reclamo por la ilegal aplicación del impuesto a las Ganancias sobre los salarios no es que haya quedado en un lugar secundario, pero nos genera una mayor preocupación el avance de este modelo. La discusión de paritarias por un porcentaje determinado, es neutralizada en gran medida por este impuesto injusto y distorsivo,   que   para este gobierno también es una manera de impedir que haya mucho consumo, procurando que la inflación se convierta en deflación, ¿qué significa la deflación? Significa que no haya consumo y que haya más trabajadores suspendidos o cesanteados, como está ocurriendo en distintas actividades. Entonces, al no haber consumo la inflación se va a frenar, pero con un montón de puestos laborales perdidos, sin dinero para el consumo y con un modelo de producción paralizado.

Cuando hablamos de la necesidad de la unidad del movimiento obrero, teníamos claro que había dos modelos y la mayoría de la gente apostó por el modelo de Macri. Nosotros los trabajadores decíamos que anteriormente había un modelo que nos ajustaba específicamente con el impuesto a las Ganancias pero que no atentaba contra los puestos de trabajo y el otro modelo, el que ganó, el de Macri, es el de la pérdida de los puestos de trabajo, el ajuste y la elevada inflación. Mucha gente eligió volver a la década del 90 poniendo un voto bronca.

Siempre digo que en los últimos doce años hubo dos modelos,  el iniciado con Néstor Kirchner y el otro, el de Cristina, que alejó a los trabajadores porque no nos dio la respuesta que queríamos sobre el impuesto a las ganancias y como no le firmamos ningún cheque en blanco a nadie, tomamos la calle en más de una oportunidad y contagiamos a nivel nacional a dirigentes sindicales de la CTA y la CGT para que participaran de las acciones realizadas en Córdoba contra el impuesto a las Ganancias y por el 82% móvil para los compañeros pasivos.

Ya todos comprobamos que el gobierno anterior no modificó el impuesto a las ganancias y no hay cambios de la escala ahora y además hoy tenemos adelante un modelo de exclusión que `provoca el despido de los trabajadores. En el ámbito de otros sindicatos de la actividad privada, como así también de la administración pública nacional más que en Córdoba, la pérdida de puestos de trabajo es parte del modelo que han puesto en marcha, un modelo de ajuste que viene con un fuerte incremento inflacionario.

La unidad del movimiento obrero es vital para plantear la necesidad de un cambio de rumbo para garantizar las fuentes de trabajo, los puestos de trabajo, el consumo, el freno a la inflación. No somos golpistas, todos deben comprender que una persona que hoy haya sido despedida o que no tenga trabajo, nos está reclamando a los dirigentes gremiales por qué no tuvimos la decisión de salir mucho antes a pelear y lo hacemos recién ahora, después de cuatro meses de gestión macrista donde hay más de 150 mil argentinos sin trabajo.  Por eso la urgencia de que el movimiento obrero se haya unido para expresar con fuerza la protección del empleo y las demás reivindicaciones obreras tal cual lo expresa el documento leído en el acto y que reproducimos en un recuadro.

El Movimiento Obrero Argentino se manifestó en la calle masivamente, unidos por la necesidad de luchar para defender a la clase trabajadora que es la que verdaderamente construye y crea la riqueza nacional.

Gabriel Suárez

Secretario General