EDITORIAL POR GABRIEL SUAREZ

En todos los medios de comunicación se especulaba si finalmente el miércoles a la madrugada la Cámara de Diputados de la Nación  aprobaría o no la ley antidespidos que ya tenía media sanción del Senado de la Nación.  Falazmente desde el gobierno y desde los medios monopólicos la denominaban “ley kirchnerista” cuando en realidad es una ley reclamada por las cinco centrales obreras que lo manifestamos con contundencia con una movilización de más de 350.000 trabajadores el 29 de abril y en la que nuestro sindicato junto a los demás gremios hermanos de FATLYF participamos masiva y decididamente.  No queremos más despidos, ni en la administración pública ni en la actividad privada.  También nos manifestamos en contra del enorme encarecimiento del costo de vida y en contra del impuesto al trabajo.

Ante tantas versiones que circulaban en los medios, el Consejo Directivo de la CGT Azopardo que dirige nuestro compañero Hugo Moyano, emitió primero un comunicado reclamando la sanción del proyecto aprobado en el Senado y posteriormente se mantuvo reunido en vigilia para exigir a los Diputados que cumplieran con los trabajadores.  Decidí estar presente junto a los compañeros de la CGT en la calle Azopardo, porque en Luz y Fuerza de Córdoba tampoco aceptamos que se continúen perdiendo puestos de trabajo.

Finalmente la cámara de Diputados de la Nación sancionó la ley que habíamos reclamado.

Los legisladores de Unión por Córdoba se abstuvieron porque evidentemente la provincia de Córdoba debe estar muy apretada y el gobierno nacional está ultilizando la extorsión para avanzar contra los derechos del pueblo.

Lo que quiero dejar bien aclarado es que se sancionó la ley antidespido que es ni más ni menos que la protección del empleo de los compañeros trabajadores.

Pero todos tenemos que hacer un análisis más profundo, porque esta ley se aprobó como consecuencia de la gran movilización que realizó el movimiento obrero el 29 de abril, donde reclamamos al presidente Macri, primordialmente, la protección de los puestos de trabajo.

Con anterioridad a la movilización del día 29 visitamos las cámaras de Diputados y de Senadores, planteándoles cuáles eran las bases del reclamo que nosotros en varias oportunidades puntualizamos en el ELECTRUM.

Cuando nosotros planteamos que existe una desprotección del empleo, la idea era contar con una ley que le pusiera freno a la ola de despidos que se está dando en distintas actividades tanto en la administración pública como en las privadas, advirtiendo además que la escalada inflacionaria no se detiene agravando aun más la situación de las familias de los trabajadores. Estamos advirtiendo el cierre de fábricas y la baja en la producción, ha mermado el consumo debido a la inflación y a la falta de control de precios. Pero tengamos cuidado con la deflación; cuando hablamos de este tema, fuimos claros al decir que el consumo es la base de cualquier modelo de producción, porque si no hay consumo no hay producción, o sea, hay deflación, pero con la grave consecuencia  de cierre de fuentes de trabajo, de reducción de jornadas de trabajo y de suspensiones.

Seguramente la ley va a ser vetada, ya lo anunció Macri y como una  respuesta inmediata hay sectores del movimiento obrero que están planteando la profundización del plan de lucha. Entendemos que si le pasa algo a un sector nosotros no estamos exentos de que no nos pase en el futuro inmediato, por eso tenemos que estar unidos.

Es importante la vigilia que hizo la CGT que lidera el compañero Hugo Moyano a la espera de que se aprobara la ley lo antes posible. Para la defensa de los derechos de los trabajadores, desde Luz y Fuerza de Córdoba participamos en la FATLYF junto a todos los gremios lucifuercistas que la integran, y en la CGT Azopardo, donde formamos parte de su estructura. No es menos cierto que los otros sectores del movimiento obrero y de la sociedad también están preocupados y que la unidad hoy se da en la acción, pero no descartamos que se logre  la unidad orgánica de la CGT que es también nuestro anhelo. El sindicalismo argentino tiene diferencias históricas, sobre todo a nivel dirigencial, no tanto en las bases.

PESE A LA VOLUNTAD POPULAR, MACRI VETÓ LA LEY DEMOSTRANDO SU CLARA VOLUNTAD ANTIREPUBLICANA

Gabriel Suárez

Secretario General

COMUNICADO DE LA CONFEDERACION GENERAL DEL TRABAJO

BASTA DE EGOS POLITICOS.

Desde el movimiento obrero vemos con estupor como el tema prioritario que hemos instalado en la agenda legislativa ha mutado a ser una pelea de egos políticos o conveniencias partidarias. Desde nuestra visita a la Cámara de Diputados, en donde expusimos el grave problema que afecta a las fuentes laborales de los trabajadores argentinos, no vemos más que dilaciones por parte de algunos de los diputados nacionales. Fue el Senado quien entendió rápidamente nuestro reclamo y el temor de los trabajadores. Con rapidez y coherencia han dado voto mayoritario a un proyecto de ley que contiene, sin más, la defensa del empleo en tiempos donde la fuente laboral pasa a ser una variable de ajuste.

Desde el oficialismo se arremete con la amenaza del veto presidencial ante cualquier ley que promueva la defensa irrestricta del puesto de trabajo. Eso no es más que lo que ya vimos. Decidir por sí mismos lo que está bien o mal. Desoír al pueblo y a sus representantes sean estos políticos, sociales o gremiales.

Es por eso que esta CGT reclama en forma urgente que el Congreso Nacional sancione la Ley de Emergencia Ocupacional y se evada de cualquier oportunismo político para el que terminan utilizando a los trabajadores. El problema del empleo amerita soluciones rápidas y sensatas. Sin mezquindades y con el objetivo de ayudar a los que más indefensos están en ante la decisión de empresarios  que privilegian su propio afán de lucro antes que la responsabilidad social que dicen tener.

Llamamos a los representantes políticos a que cumplan con el mandato que los trabajadores les han dado en la urna: representarlos para que la justicia social y la dignidad vuelva a ser moneda corriente. Esta ley tiene un único beneficiario: el trabajador argentino.

Ciudad de Buenos Aires, 18 de mayo de 2016

OMAR PLAINI                                                   HUGO MOYANO

Secretario de Prensa                                          Secretaria General