DISTRIBUCION

El Secretario General recibió en su despacho a com pañeros del área Distribución encabezado por su delegado Martín Pereyra, para tratar la problemática expuesta por los compañeros debido a la falta de personal. Esta situación no es exclusiva de este sector que depende de la Gerencia Técnica, pero Distribución es un área neurálgica porque es el alma del funcionamiento de la empresa. Se le presentó una nota y luego se les explicó la situación a los compañeros, asegurándoles que este reclamo no sólo es impulsado por ellos, sino que también lo está realizando la conducción sindical. Actualmente están trabajando en el sector quince compañeros: ocho de planta permanente, tres contratados y cuatro pasantes. Hay siete trasladados y un compañero enfermo, entonces esto complica el funcionamiento de esta área. Esta preocupación manifestada por los compañeros de Distribución, nos convoca a comunicarles lo que han acordado las tres organizaciones sindicales de la provincia y que fue un informe que brindó la dirección de la empresa publicado en el Eléctrum anterior donde nos referimos al ingreso de personal. Al respecto, en la reunión del Consejo de Empresa que se llevó a cabo, los tres sindicatos de Luz y Fuerza planteamos la necesidad de que haya una resolución al reclamo de una política de ingresos, apenas lleguen el gobernador, el presidente de EPEC y el ministro Fabián López desde China. Las tres organizaciones sindicales elaboramos una propuesta en base a lo que se avecina por la cantidad de compañeros que se jubilan. Hicimos un análisis económico y contable del que surge que esos compañeros que van a jubilarse representan un monto salarial que permitiría que por el mismo monto y si tom amos el valor de la categoría inicial 1, ingresen 2,75 compañeros por cada uno que se jubila. Si tom amos la categoría inicial 4, ingresarían 2,5 compañeros por cada jubilado. Un asunto importante, de acuerdo a los informes brindados por el Directorio, son las dificultades operativas que presenta la empresa y que el gremio viene planteando desde hace tiempo. Nuestra actividad que es de constante crecimiento requiere de una estructura adecuada la que tuvo un retroceso en ese sentido por los retiros voluntarios porque diezmó los sectores operativos y técnicos de EPEC. El gobierno de la provincia ya pidió un informe sobre cuántos compañeros se habían ido y cuáles eran las áreas con faltante de personal. Con la dirección de la empresa fuimos claros, dijim os que los retiros voluntarios afectaron a todos los sectores, tanto técnicos como operativos y administrativos. Como Sindicato tratamos siempre de acompañar las decisiones que toma la empresa para poder cooperar desde lo gremial con la intención de expansión de las inversiones expuesta por el actual Directorio de la empresa. Un claro ejemplo es que la descentralización está dando muy buenos resultados pero hemos identificado, a raíz de lo comprobado en el Centro de Atención Comercial de Colón y Chaco, que la presencia de usuarios es masiva, lo que demuestra que fue acertada la decisión tom ada oportunamente. Pero se descentralizó sin contar con la cantidad de personal necesaria, entonces hay que incorporar más personal. Desde la propia Gerencia de Gestión de Personal y Mejora Continua se acepta esta apreciación de la organización sindical como así tam ­ bién lo acepta la dirección de la empresa. Esto ocurrirá también en Mantenimiento de Líneas Aé­ reas; hay un faltante importante de personal ¿Por qué decimos esto? Porque si queremos descentralizar Mantenimiento de Líneas Aéreas, lo primero que tenem os que hacer es dotarla de personal adecuado para dividirlo en dos zonas, Norte y Sur. Cada zona debe ser una fotografía de la otra, es decir, igual cantidad de personal, iguales categorías, misma cantidad de vehículos, de insumos, porque para acudir más rápido al reclamo y poder cumplir con el plan de Contingencia lo primero que necesitamos es la aprobación del organigrama de plantel y el ingreso de personal para realizar la descentralización. Si no se aplica este concepto, la descentralización no va a poder llevarse a cabo y de no estar las condiciones dadas no vamos a permitir como gremio que se traslade a los compañeros de Calasanz al edificio del sector Norte, que está muy bien construido, ya lo hemos inspeccionado, pero no vamos a permitir el traslado de los compañeros del sector Sur y del sector Norte, a menos que tengan las mismas categorías, el mismo organigrama de plantel y los mismos elementos de trabajo. Esto es una decisión tomada y notificada a la empresa. Estamos evaluando además la situación de Mantenimiento Subterráneo, que también tiene una necesidad grande de personal al igual que los subsectores como Herrería, Control y Gestión, Taller de Fusibles. Es elemental que sin ingreso de trabajadores no se puede llevar adelante todos los planes de trabajo. Otra de las preocupaciones es la descentralización de las guardias. Son necesarias dos guardias nuevas, respeto del CCT en lo que hace al cubrim iento de cargos, identificación del sitio donde van a estar localizadas después de la descentralización. Si no se reúnen estas condiciones, no se puede descentralizar ninguna guardia si no hay ingreso de personal. Este tema está más que claro, lo hemos puesto en práctica, lo reiteramos en varias oportunidades con resultados óptim os cada vez que descentralizamos porque logram os ingreso de personal. Así se creó la primera guardia y todas las otras con la descentralización de la Distribución para responder al reclamo con mayor celeridad. Sin nuevos ingresos, la reducción de los perímetros de acción no se puede llevar a cabo. Por eso remarcamos la importancia de contar con una política de ingreso de personal equitativa que va a favorecer el crecimiento de nuestra actividad, ya que al cubrirse más puestos de trabajo se potencia la descentralización que tiene prevista la empresa. Está claro que al haber un crecimiento en estructura de plantel es primordial la incorporación de más trabajadores, de lo contrario quedan cargos vacantes en estructuras monstruosas que para la recuperación econó­ mica es negativo. Por eso el gremio está realizando las mesas de trabajo en cada uno de los sectores, potenciando primero el funcionamiento y luego la categorización, para garantizar el correcto funcionamiento diario del instrumento de ejecución de nuestra tarea, que son los organigramas de plantel y el personal para cubrir los cargos.

Texto de nota elevada por el Delegado Ing. Martín Pereyra con copia al Presidente del Cuerpo General de Delegados

Quien suscribe, Martín Alejandro Pereyra, Delegado Gremial del Área Distribución (178), acudo a usted a modo de manifestar nuestra situación laboral. Lamentablemente la falta de vacantes en nuestro plantel está produciendo consecuencias negativas para el sector, como así también malestar entre compañeros de trabajo al no haber cargos vacantes y personal trasladado, del cual varios compañeros no pueden liberar cargos debido a que están cubriendo reemplazos F/E en otros sectores. Debido a la necesidad de solucionar este problema, hemos considerando entre los compañeros que la solución para esto es la reestructuración del plantel del Área Distribución. Durante el primer semestre del año 2015 se interactuó con la Gerencia Técnica y el Gremio para diagramar una nueva estructura que contemplara nuestras necesidades, por lo que, una vez consensuada la misma entre todas las partes, se inició el expediente N° 6 /8 2 /2 0 1 5 con fecha de 1 0 /0 9 /1 5 , avalado en toda su conformación y movimientos respectivos por el Secretario Gremial Rodolfo Bonetto, y verbalmente la Gerencia, pero lamentablemente ha estado prácticamente inmovilizado desde el 1 1 /0 9 /2 0 1 5 hasta el 0 3 /0 3 /2 0 1 6 en Gerencia Técnica (seis meses), y desde el 0 3 /0 3 /2 0 1 6 hasta el día de la fecha (cuatro meses) en la Gerencia General. El día 21 de Junio de 2016, debido a la falta de respuesta por parte de la Gerencia General, y por haberse vencido en exceso el plazo administrativo, se interpuso una solicitud de Pronto Despacho pero aun así no ha habido ninguna novedad al respecto. Así, solicito a usted alguna gestión a modo de evitar inminentes medidas de fuerza, procurando una posible solución. Desde ya, m uchas gracias. Martín Pereyra