REUNIÓN MASIVA EN EL COMPLEJO DEAN FUNES

A solicitud de los delegados del complejo de la Central Deán Funes, nuestro Secretario General Gabriel Suárez y el Secretario de Previsión Social Daniel Tapia, mantuvieron una reunión con los compañeros de los distintos sectores que componen ese Complejo debido a la necesidad de información sobre la situación previsional en Córdoba e incluso a nivel nacional.

Después de la explicación técnica-contable, se dejó bien en claro que venimos padeciendo desde hace no menos de diez años las modificaciones a nuestro régimen solidario de reparto y además la pérdida de 2.200 millones de pesos generados con el aporte extra del 7 % que debería haberse destinado a garantizar el pago del 82 %. También se brindaron detalles sobre las leyes que perjudican tanto a los trabajadores activos como pasivos, especialmente la ley 10.333 que recorta los haberes de los compañeros jubilados en un 11 %. Se les informó a los compañeros cuál era la falsa fundamentación que esgrimió el gobierno para este recorte e hicimos hincapié en que nosotros no somos los responsables del déficit de nuestra Caja, sino la política de retiros voluntarios, de jubilaciones anticipadas, de jubilaciones de privilegio y todos los desmanejos que han realizado los interventores del gobierno  que conducen y condujeron los destinos de la Caja en los últimos 20 años.  Todavía continuamos reclamando que el gobierno restituya la conducción de la Caja a sus verdaderos dueños que somos los trabajadores activos y pasivos.

En esta reunión se puso en conocimiento de todos los presentes que los tres gremios lucifuercistas estuvimos junto a otras organizaciones sindicales para el relanzamiento de la Coordinadora de Gremios Estatales.  Explicamos que la disminución del 2 % de los aportes de los trabajadores que se aplicaron en algunos sectores como en la Administración Pública y municipales, nosotros planteamos nuestro desacuerdo con esta metodología que va en detrimento de la Caja solidaria y de reparto, ya que tratar esto por sector sin una solución integral a la problemática de la Caja, indudablemente no va a tener un resultado positivo.

Se dejó en claro que se está buscando un elemento contable para que la provincia pueda exigirle a la Nación el pago de aproximadamente 350 millones de pesos mensuales para garantizar el equilibrio económico del organismo previsional de los cordobeses. Fuimos muy cautos al abordar esta cuestión ya que tenemos antecedentes de cómo nos fue en las gestiones con gobiernos anteriores, tal vez ahora sea diferente o peor, por lo que se les recordó que nuestro Secretario General Gabriel Suárez, cuando era Secretario Gremial, consiguió una reunión con el entonces titular de Anses Amado Boudou y allí pudo comprobar que empezaba el distanciamiento con el ente nacional que en ese momento estaba aportando fondos para el déficit de la Caja de Jubilaciones. En aquel entonces no era buena la relación provincia-nación y nos terminaron diciendo de parte de Boudou que no iban a enviar nada y que los cordobeses nos la arregláramos como pudiéramos.  En razón de ello la provincia presentó una demanda ante la Corte Suprema que luego se resolvió favorablemente para Córdoba por lo que ahora se originó la devolución del 15 % de coparticipación de impuestos y otras cuestiones que al entender del gobierno de la Provincia se han logrado producto de un buen diálogo con Macri, lo cual las organizaciones sindicales no estamos seguros de que sea así, pero existiría la intención de la Nación de girar recursos adicionales a nuestra Caja dependiendo de lo que arroje la auditoría que se está realizando.

Lo que nosotros planteamos claramente es que la Caja no se toca, que si el gobierno nacional envía los 350 millones a los que hace mención la provincia, bienvenido sean, pero esto no tiene que ser a consecuencia de ninguna armonización o reforma. Seguimos reivindicando la ley 8.024, reclamamos su plena vigencia aunque con la actualización a la que se llegó de exigir un mínimo de 15 años de aporte para acceder a sus beneficios, reafirmando que no abandonaremos la pelea por la derogación de la ley 10.333.

Las tres organizaciones sindicales fuimos muy precisos en estos temas en la reunión con los otros gremios estatales, donde dijimos que nuestra posición es LA CAJA NO SE TOCA y que íbamos a hacer un seguimiento para ser custodios de que no se cometieran los errores como ocurrió durante la anterior presidencia donde producto del conflicto provincia-nación terminamos sufriendo leyes que van en contra de los intereses de los trabajadores.

Se les ratificó a los compañeros que la idea de relanzar la Coordinadora de Gremios Estatales es una de las herramientas que hemos puesto a consideración de todos los sectores para que los compañeros sepan qué es lo que pretendemos con el plan de acción, con la movilización y el rol que nos toca a los activos que asumimos  responsablemente la defensa de la Caja.  Tenemos muy en claro que la pelea es ahora, no cuando estas leyes sean más perjudiciales, porque quienes hoy estamos en actividad, en el futuro nos tocará jubilarnos y si no damos pelea hoy después va a ser tarde.

Se  convocó a todos los compañeros a movilizarnos el próximo miércoles 24 de agosto con todo el Gremio. Se les comunicó también que en la Coordinadora de Gremios Estatales se elaboró un documento (ver pág 7) en el que se expresa  que estamos comprometidos en la defensa de la Caja, así como también del sistema nacional para tratar de impedir el retorno de las AFJP, porque Macri parece que quiere reeditar esa nefasta experiencia que trajo miseria a los jubilados nacionales.

Nuestro Secretario General agradece a los compañeros por la atención, por la predisposición y por su aporte, estando convencido de que todo el gremio va a movilizarse unido el día 24 junto a las demás entidades sindicales en resguardo de nuestros derechos previsionales y de la Caja de Jubilaciones, porque LA CAJA NO SE TOCA.