NUESTRA GENERACIÓN

La aparición de inversiones privadas en generación para inyectar energía a través de grupos generadores en distintos puntos de la provincia que van directamente al Sistema Interconectado Nacional, nos causa preocupación, por lo que empezamos a preguntarnos si el nuevo arribo de grupos privados es lo que motiva que en el Directorio no se analice debidamente la necesidad de repotenciar el parque generador de EPEC tendiendo al autoabastecimiento. Sobre esta situación hemos hablado personalmente con la dirección de la empresa, consultando qué información real tienen a raíz de los trascendidos periodísticos que a nosotros nos preocupa sobremanera. Terminamos solicitándole a la empresa lo que venimos planteando específicamente desde hace tiempo, el plan Quinquenal de Generación.

La empresa se encuentra trabajando en un borrador del plan Quinquenal de Generación y nosotros, como le hemos dicho al presidente de EPEC, queremos conocer los pormenores con la debida anticipación para que este plan pueda ser corregido en las partes necesarias y de esta manera poder participar activa y constructivamente en el lineamiento estratégico del plan Quinquenal de Generación, que debe tener algunas aristas que a nuestro criterio son de gran importancia.

En primer lugar, un análisis real de la situación de nuestro parque de generación para poder abordar un plan de trabajo específico para la etapa de transición, asimismo algunos puntos importantes del sistema interconectado para inyectar generación. Debido a la antigüedad de muchas de las máquinas generadoras, a nuestro entender es imprescindible evaluar un plan de recuperación a través de un mantenimiento en distintos módulos de generación en toda la Provincia, para que de esa manera podamos en esta etapa de transición contar con el funcionamiento estratégico de estas máquinas y de ese modo poder trabajar en este plan Quinquenal sobre la repotenciación de aquellos grupos que inicialmente la empresa presentara para lograr un avance con la resolución 21 de CAMMESA y/o con la resolución 220, para poder avanzar en la repotenciación de las centrales Bazán y Deán Funes, continuar con la reparación integral  de los dos grupos turbovapor de 75  MW de Pilar Zanichelli, así como también los dos de 33 MW.

Creemos que en este plan Quinquenal deben abordarse todas estas temáticas como la puesta en funcionamiento de grupos que hasta hoy inexplicablemente estaban indisponibles como la TG2 de la Central Bazán, la que sí o sí tiene que ponerse en funcionamiento para que en esta etapa de transición podamos contar con la disponibilidad de 25 MW más.

Es muy difícil que un grupo inversor venga sin que se le brinde el apoyo necesario mediante políticas claras de parte de la Provincia y de la Empresa de Energía, no creemos –porque lo hemos visto- que todos los capitales inviertan y no exijan nada a cambio, por eso nosotros queremos ser parte de las decisiones que tome la empresa sobre las políticas de generación que necesitamos para sortear este inconveniente económico producto de que no somos los trabajadores la variable de ajuste sino que somos los que garantizamos que esto funcione.

La información recabada de los medios de prensa nos permite afirmar que no hay una solución verdadera, pretenden inyectar energía al Sistema Interconectado pero no en los puntos que necesita EPEC. Tenemos que lograr que el gobierno de la Provincia comprenda cuál es la gestión que debe realizarse para que la Nación contribuya a repotenciar la generación propia de EPEC para tender en el tiempo al autoabastecimiento.

Somos claros en estos conceptos porque en los años 90 decidimos seguir sosteniendo una empresa estatal e integrada para salvaguardar el funcionamiento estratégico de EPEC y es lo que vamos a seguir haciendo.

Estamos obligados a insistir en la necesidad de sostener la generación propia ante las versiones que están apareciendo que son prácticamente las mismas que ya enfrentamos en su momento. Nosotros sabemos qué hay que hacer para evitar la privatización, por eso es fundamental estar alertas, estar informados y estar movilizados.

Participar en las decisiones que toma la empresa es vital para resistir y para ello tenemos que considerar las políticas emanadas de la esfera nacional que vemos que se trasladan a la Provincia y que en cualquier momento, como lo veníamos anticipando, empezarán a afectar a nuestra fuente laboral tal como sucede en el resto del país, como por ejemplo la idea de revisar los convenios colectivos.

Nuestro gremio tiene una vasta experiencia de lucha, resistencia y logros, que deberemos sacar a relucir nuevamente porque nos permitió garantizar una empresa estatal e integrada.

Gabriel Suárez  Secretario General