LA JUSTICIA DEBE RESPONDER A NUESTRO RECLAMO

El día 21 de diciembre, a poco de cumplirse un año de la vergonzosa aprobación de la ley 10.333 a espaldas de los trabajadores y la ciudadanía, la Coordinadora de Gremios aportantes a la Caja de Jubilaciones se movilizó hacia el Palacio de Justicia.  La finalidad fue reclamarle al Tribunal Superior que dé una pronta respuesta a la presentación legal que fuera realizada en mayo pasado por la totalidad de los gremios aportantes a la Caja donde se solicita la declaración de inconstitucionalidad de la ley 10.333, por ser violatoria de un derecho constitucional que es la irreductibilidad del haber jubilatorio.

Legislar a las escondidas y en contra de los trabajadores

La ley 10.333 fue aprobada el 23 de diciembre de 2015 de manera totalmente ilegítima, sin consulta previa a los directamente involucrados (los trabajadores) y, por supuesto, a las escondidas. El oficialismo, Unión por Córdoba, había prometido durante la campaña para la elección provincial que llevó a Schiaretti a la gobernación de Córdoba, que iba a derogar la ley 10.078, otra aberración contra los jubilados, que disponía un odioso diferimiento de 6 meses en el cobro de los aumentos salariales percibidos por los activos, lo cual en un contexto de creciente inflación, licuaba considerablemente dichos incrementos.

Bajo esa pantalla, de la mano de la derogación de la 10.078, reclamada insistentemente por Luz y Fuerza  y el conjunto de los gremios aportantes a la Caja, vino un nuevo golpe para  los derechos previsionales de los trabajadores. En rigor de verdad,  una decisión para el lado de la Justicia Social hubiera sido una sorpresa, ya que el “cordobesismo” no ha hecho otra cosa que pisotear los derechos previsionales sistemáticamente.

En sus palabras de falso auto convencimiento, la aprobación de la ley 10.333 se logró con un “amplio consenso”. Consenso extraño, al que los trabajadores, los afectados directamente, no fuimos invitados. El amplio consenso al que se refiere el oficialismo estuvo dado por el acompañamiento de  varios  bloques de la oposición. “Oposición” cuyo  accionar  resulta francamente vergonzoso, en efecto varios bloques “opositores” han acompañado  no sólo esta ley inconstitucional, sino la mayoría de las iniciativas de peso del oficialismo. Así es que la  ley 10.333 se aprobó con  los votos de Unión por Córdoba,  la UCR, el  PRO y el juecismo.

¿Y la Constitución?
El reclamo por la irreductibilidad

En su artículo 2°,  la ley 10.333 prevé una modificación de  la base de cálculo del  82% móvil, donde se toma como base el 89% del salario que percibe un trabajador activo, en lugar del 100%. Sobre la base del 89%, se calcula luego el 82 % móvil, lo cual en la práctica no es otra cosa que reducir el haber jubilatorio de Córdoba al 72,98%.

Así,  a las apuradas, horas antes de Navidad, se borró una histórica conquista previsional  como es el 82% móvil, que en Córdoba se mantenía como un ejemplo, si comparamos con las jubilaciones nacionales.

Desde el momento de su vergonzosa aprobación, el Consejo Directivo junto a numerosos militantes se movilizó de inmediato el mismo 23 de diciembre hacia la Legislatura para protestar.   El lunes 28 con todo el Gremio  nos movilizamos hacia la Casa de Gobierno y el martes 29 de diciembre nos movilizamos con nuestros Cuerpos Orgánicos junto a los demás Gremios Estatales, en reclamo por este nuevo atropello a nuestros derechos previsionales, que implica una violación al artículo 57° de nuestra Constitución Provincial, que contempla la irreductibilidad del haber jubilatorio: “El Estado Provincial, en el ámbito de su competencia, otorga a los trabajadores los beneficios de la previsión social y asegura jubilaciones y pensiones móviles, irreductibles y proporcionales a la remuneración del trabajador en actividad.”

Una respuesta que demora

El 13 de mayo de 2016 impulsamos la presentación ante el Tribunal Superior de Justicia de una Acción Autónoma de Inconstitucionalidad de la ley 10.333, a la vez que se solicitó la realización de una audiencia pública para debatir la irrazonabilidad e inconstitucionalidad de la ley 10.333. La presentación fue realizada con el patrocinio del Dr. Jorge Horacio Gentile, en conjunto con el SUOEM, el sindicato de Músicos y organizaciones de jubilados como la Comisión Permanente de Jubilados, Pensionados y Activos Provinciales y Nacionales de Córdoba y el Centro de Jubilados de EPEC.

Recordemos que esta presentación implica un planteo judicial innovador en tanto invoca  una doctrina de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en la que se permite opinar a los afectados por una medida determinada (en este caso los 97.000 jubilados, pensionados y retirados de la Caja y los 120.000 trabajadores aportantes, en el marco de una audiencia pública).

En aquella oportunidad, el Tribunal Superior de Justicia se comprometió a analizar la presentación con “la máxima responsabilidad, imparcialidad e independencia” y a emitir una resolución. Sin embargo, han pasado más de 7 meses y si bien fue admitida la presentación de inconstitucionalidad, todavía no ha sido resuelta después de transcurrir suficiente tiempo. Se está por iniciar la feria Judicial y los trabajadores aún no tenemos respuesta.

En  reclamo a que el TSJ se expida prontamente sobre este planteo es que marchamos el pasado miércoles 21 de diciembre, como lo hemos hecho en varias oportunidades en este año,  junto a la Coordinadora de Gremios aportantes a la Caja, dando continuidad a nuestro  plan de lucha para que se respeten nuestros derechos previsionales.

La movilización

Tal como estaba previsto, desde las 9.30 se procedió al abandono de tareas y comenzó la concentración en las afueras del Edificio Central de EPEC, donde nuestro Secretario General Gabriel Suárez se dirigió a los compañeros antes de salir (ver recuadro en pág 10). Bajo un tórrido calor, la columna lucifuercista salió con el empuje de siempre por calle  Jujuy, luego tomó Humberto Primo hasta La Cañada y en Caseros dobló hacia el Palacio de justicia.

Participaron de la movilización numerosos gremios, estando presentes SUOEM, UEPC, Jubilados Municipales, SEP, UPS, Viales, Judiciales, Luz y Fuerza Regional, Luz y Fuerza Río Cuarto, Gráficos, APOP, SADEM (Músicos), SADOP, entre otros.

En Tribunales

Desde distintos puntos fueron concentrándose todos los gremios cerca del mediodía en el Paseo Sobremonte, frente al Edificio de Tribunales I. Allí se desplegó una pancarta de la Coordinadora, mientras una comitiva de dirigentes subía por la rambla de Tribunales hasta la explanada de entrada, allí estaban los asesores legales, entre ellos el Dr. Gentile. Sobre las escalinatas se dispuso lo necesario para dar inicio a un breve acto, donde hicieron uso de la palabra el Secretario General de UEPC Juan Monserrat, el Secretario General de la Asociación Bancaria Raúl Ferro, el Secretario General del SEP José Pihén y nuestro Secretario General Gabriel Suárez (ver recuadro).

Luego de los discursos se dispuso el ingreso a Tribunales de los dirigentes y representantes de los distintos gremios, para entregar por mesa de entrada un pronto despacho solicitando al TSJ que defina en forma urgente la acción de inconstitucionalidad de la ley 10.333.

Gabriel Suárez cerró la movilización con un vibrante discurso: “Vamos a resistir porque Córdoba siempre resistió”

En su discurso, nuestro compañero Secretario General Gabriel Suárez, recordó en primer término que faltaban horas para que se cumpliera un año desde que se sancionara la ley 10.333 por iniciativa del gobierno de Córdoba.

Agregó que nos comprometimos a continuar luchando “porque no es que venimos luchando de hace un par de años, venimos luchando desde el retorno a la democracia. Acá estamos todos los gremios que aportamos a la Caja y queremos otra cosa; no queremos que se involucren decisiones contables cuando la decisión tiene que ser política”.  Seguidamente pronunció una frase que debe ser interpretada con otro sentido y que no reproducimos por haber sido utilizada por un sector de la prensa para generar una judicialización del discurso. Nuestro Gremio respeta las instituciones y tiene una profunda voluntad democrática, puertas adentro y puertas afuera. En concreto, nuestro Secretario General expuso que el gobierno debiera dar marcha atrás y derogar la ley 10.333, de lo contrario nosotros continuaremos luchando en la calle y en los tribunales, porque el art. 2 de la ley 10.333 es claramente inconstitucional y el gobierno lo sabe perfectamente.

Gabriel Suárez a continuación expresó su coincidencia con el Secretario General de UEPC Juan Monserrat en cuanto a que íbamos a “despedir el año con conflicto y vamos a comenzar 2017 indudablemente con conflicto, pero hay una gran diferencia, estamos todos unidos, y va a ser muy difícil que nos hagan equivocar a quién vamos a poner el voto”.

También apoyó lo manifestado por el Secretario General de la Asociación Bancaria Raúl Ferro, quien sostuvo que debemos dignificar a la clase a la cual pertenecemos.

Más adelante Gabriel señaló que al hablar del esquema previsional que nos ha impuesto este gobierno provincial con un acuerdo nacional, debemos tener en cuenta que la convergencia que se menciona, es un nuevo término que desnuda la aparición nuevamente de las AFJP, “pero nosotros vamos a resistir porque Córdoba siempre resistió. Pongo un ejemplo y quiero reconocer a los compañeros de los sindicatos hermanos de Luz y Fuerza Regional y Luz y Fuerza de Río Cuarto, quienes han cortado a lo largo y a lo ancho todas las rutas posibles.

Quiero decirles a los compañeros que están de acuerdo con nuestra movilización y a los compañeros que no, tanto de la izquierda, derecha, centro o de donde sean, estas medidas continúan porque es un plan de lucha, ¿o ustedes creen que es fácil movilizar permanentemente durante un año a cada uno de los gremios que hemos sido solidarios”. Resaltó a continuación la importancia de la conformación de la Coordinadora de Gremios aportantes a la Caja de Jubilaciones para garantizar la continuidad de la lucha: “esto recién empieza, nada ha terminado y de una manera u otra vamos a seguir peleando porque también tenemos que hablar del impuesto a las Ganancias, porque esto es una realidad nacional que se convirtió en una realidad provincial”. Reclamó a continuación que el gobernador de Córdoba apele al consenso y al diálogo para solucionar los problemas de los trabajadores activos y pasivos.

Por último, Gabriel terminó sus palabras con este saludo: “Compañeras y compañeros, les envío un abrazo fraterno, con la obligación de estar juntos, con la obligación moral de seguir peleando, tenemos que estar en la calle las veces que sean necesarias, únicamente de esta manera vamos a garantizar que nuestro voto vaya al sector que defiende los intereses de nuestra clase, porque si no, van a tener una ‘linda´ sorpresa en las próximas elecciones. Muchas gracias y Feliz Año Nuevo.”

Discurso de nuestro Secretario General Gabriel Suárez dirigido a los compañeros y compañeras antes de partir con la marcha hacia tribunales

“Sabemos de la importancia de la participación y el protagonismo que tiene cada uno de los compañeros en la lucha hoy frente a la idea de estos gobiernos neoliberales, tanto el nacional como también el de la Provincia. Hemos tenido un montón de asambleas, reuniones conjuntas de Consejo Directivo y Cuerpo de Delegados y jornadas de esclarecimiento previsional, hemos visitado cada uno de los sectores de trabajo para explicar a los compañeros y compañeras en qué consisten los marcos legales vigentes; conformamos la Coordinadora de Gremios Estatales aportantes a la Caja de Jubilaciones de la Provincia con la que hoy nos estamos movilizando, hemos realizado diferentes presentaciones legales a lo largo de este año, porque en 2016 se cumple un año del golpe bajo del gobierno de Córdoba a todos los trabajadores aportantes a la Caja.

El propio gobernador cuestiona los acuerdos nacionales que se realizan entre gallos y medianoche, pero los aplica aquí en la Provincia. Por eso tenemos que estar permanentemente movilizados todos, tenemos que permanecer unidos porque siempre hay alguna medida que toman en contra de nosotros. Sabemos que este gobierno nunca nos regaló nada, como muchos gobiernos que pasaron desde la vuelta a la democracia hasta hoy, pero con la movilización, con la juntada de siempre, con la convicción que tenemos para seguir peleando, todo eso nos va a garantizar que en algún momento logremos el triunfo que nos merecemos, como en 2001 cuando vencimos la privatización de EPEC.

Respecto al impuesto a las Ganancias, quiero aprovechar para informarles, sin hacer un análisis detenido, que a nosotros no nos sirve el acuerdo que se había llegado en Diputados, tampoco nos sirve lo que se acordó ahora, que es un proyecto intermedio entre lo del oficialismo y lo presentado en Diputados para que sea tratado por el Senado, pero que el macrismo tenga presente que el proyecto es rechazado por los trabajadores porque no nos beneficia,  por eso tenemos que estar movilizados todos unidos, porque el año próximo cuando discutamos salario indudablemente ese es el techo que nos van a imponer.  Lamentablemente los compañeros del movimiento obrero nacional creen que esto va a ser una solución intermedia y no es así, esto es haberle puesto a los trabajadores un techo a las paritarias, por lo tanto es importante que estemos todos informados para que no nos quieran engañar con anónimos que dicen que no estamos movilizados, que no tenemos reuniones, que no hacemos nada por los derechos previsionales, porque todos conocen que sí hemos hecho todo lo necesario,  hemos hecho muchas acciones y sabemos cuáles son los objetivos que todos debemos llevar adelante.

¿Cuántos gremios hoy se movilizan? Son pocos los gremios que históricamente se movilizan y no se puede cuestionar a un gremio que tiene la combatividad que tiene nuestra organización sindical.

Hace un año que venimos peleando por la derogación de la ley 10.333, hace mucho más tiempo que peleamos por el sistema solidario y de reparto y también por la eliminación del impuesto a las Ganancias sobre salarios y jubilaciones, pero hoy teníamos que movilizarnos porque ronda la idea de que van a hacer algo en nuestra contra, no sabemos qué, pero seguro que no nos van a regalar un sueldo o no nos premiarán por el esfuerzo para brindar un excelente servicio a los cordobeses, seguramente no cagarán como siempre ha sido.

Por eso tenemos que estar unidos y movilizados. Al compañero que dude en salir a la calle hay que agarrarle la mano y llevarlo y al compañero que quiere confundir hay que informarlo para que no confunda, pero también hay que decirle al Directorio de la empresa que está molesto porque tomamos la decisión de parar y movilizarnos tanto el lunes 19 como en esta jornada, que se dedique a conducir EPEC y controlen las equivocaciones empresariales, que no nos vengan a decir cuándo sí o cuándo no podemos realizar una medida de fuerza, compañeros.

La consigna es seguir unidos y peleando fuertemente, no queda otra. Repito, a nosotros nadie nos regaló nada. Todo lo que conseguimos fue únicamente con la lucha, con la convicción, con la participación y el protagonismo. Muchas gracias compañeros y a cumplir con el deber sindical que tenemos hoy”.