SOLIDARIDAD LUCIFUERCISTA NUEVA VISITA A LA ESCUELA CEFERINO NAMUNCURÁ

Feliz comienzo de clases

El martes 20 de agosto, concurrimos nuevamente a la escuela  Ceferino Namuncurá que Luz y Fuerza de Córdoba apadrina desde hace muchos años, y a la que se llega luego de recorrer  40 kilómetros por el camino de La Posta, desde la ruta 34,  a través de la Pampa de Achala.  Los compañeros Ulises Montoya vocal del Consejo Directivo y la Delegada Alicia Giánnobi, representante del Cuerpo General de Delegados en la Secretaría de Prensa, fueron los encargados de acompañar en nombre del Luz y Fuerza de Córdoba, el inicio de un nuevo ciclo lectivo, oportunidad en que se les hizo entrega de mochilas y útiles para el nuevo año, colchones para los diecisiete niños del albergue y un presente para niños y maestras.

Se va el invierno y comienza un nuevo año

Las condiciones en la Pampa de Achala, que llevan las temperaturas en invierno a varios grados bajo cero, junto a nevadas y vientos helados, hacen que la Escuela Ceferino Namuncurá tenga un sistema invertido, es decir las vacaciones largas en invierno y las cortas en las fiestas y los primeros días de enero. El pasado 7 de junio,  estuvimos acompañando a esta hermosa comunidad educativa en el día de cierre del ciclo lectivo 2018-2019 y  en esta oportunidad compartimos la apertura del año y ciclo 2019-2020.

Acto, misa y almuerzo criollo

Al llegar, tanto los niños y niñas, como las docentes y la directora Nidia Merlo, salieron a recibirnos con la calidez de siempre. Abrazos, sonrisas  y un gracias por estar acá.  Allí llegaron, previo al inicio del acto de inicio de clases,  las sorpresitas para los alumnos y las tazas de regalo para las maestras con los logos de la escuela y de Luz y Fuerza. También les entregamos unos números de nuestra revista Rayo, sobre la historia del Cordobazo y nuestros líderes en la historia.

Cafecito en el comedor y todos al patio.  Bajo el sol que se siente en la altura y el viento helado característico de la Pampa de Achala, los niños y niñas, las docentes, el personal, y los invitados, compartimos el acto de inicio de clases. Un hecho común para todos los actos escolares, el izamiento de bandera, cobra aquí una significación especial, la celeste y blanca hacia el cielo sobre el inmenso paisaje de roca y arbustos, realmente conmueve; allí alejados de todo, la educación pública hace patria. La Directora agradeció la presencia y el acompañamiento de las instituciones presentes, junto  nuestros compañeros estaban los oficiales de policía del departamento,  veteranos de Malvinas, los guarda parques de la reserva Los Condoritos, el sacerdote de la capilla, con muchos de ellos nos habíamos encontrado   en junio. Luego del acto, se celebró una misa en la capilla del predio, donde se inauguraron las clases de catequesis para los alumnos, algo muy esperado.

Un granito de arena

Al finalizar la misa, nuestros compañeros Alicia y Ulises, hicieron entrega de las mochilas  y útiles donados por la Secretaría  de Acción Social y Deportes, que los alumnos recibieron con una gran sonrisa. Finalmente descargamos los colchones nuevos que fueron ubicados en el albergue, donde los alumnos duermen durante las semanas y días que permanecen en la escuela.

Finalmente compartimos un almuerzo en el comedor, que siempre brindan en ocasiones especiales, donde los cocineros de la escuela sirvieron un riquísimo locro.

Un aporte  para estos niños, niñas y docentes que son un ejemplo de superación y de apuesta por la educación pública. Felicitaciones por el enorme esfuerzo  y compromiso a toda la comunidad educativa de la escuela Ceferino Namuncurá.

La comunidad educativa de Ceferino Namuncurá en medio de las Altas Cumbres en el acto de inicio del ciclo Lectivo 2019-2020
Alicia Giannobi entrega las mochilas
Ulises Montoya hace entrega de los colchones nuevos para renovar los del albergue
Alicia Giannobi y Ulises Montoya (Delegada de Personal representante del CGD en la Subcomisión de Prensa y Vocal del Consejo Directivo respectivamente) junto a integrantes de la comunidad educativa de la Escuela Ceferino Namuncurá de Altas Cumbres, que recibieron con alegría material didáctico y colchones para su albergue

 

 

.