LA CALERA

Concurrimos a la localidad de La Calera para visitar a los compañeros de ese Distrito y hablar respecto a las resoluciones que implementa la empresa desde abril del año pasado y que nosotros las estamos resistiendo. En la reunión repasamos la actitud de la empresa de denunciar nuestro Convenio Colectivo de Trabajo.  Antes de esto habíamos rechazado cuatro Resoluciones que no las pudieron ejecutar porque operativamente es imposible hacerlo y como no aceptamos acordar en el ámbito del Ministerio de Trabajo de la Provincia bajo la ley 8.329, decidieron denunciar el Convenio en el marco de la ley 14.250 en la Nación.  A  los compañeros les explicamos que tuvimos un dictamen absolutamente favorable al reclamo que nosotros venimos sosteniendo.  Por eso es fundamental reclamar todo lo que por derecho nos corresponde, el cubrimiento de las categorías en forma transitoria y definitiva, las horas extraordinarias que se hagan y que no son abonadas por la empresa y hacer la denuncia por los arts. 77 y 78 vulnerados por la empresa.

A raíz de esta nueva situación que enfrentamos, tenemos que reforzar aún más la defensa del Convenio 165/75 vigente, en virtud de que estamos ante una nueva realidad política argentina ya que no creemos que el resultado de las PASO vaya a modificarse, entonces es posible el sostenimiento de una metodología política distinta. Esto no significa que vamos a sortear mágicamente los inconvenientes con el contundente triunfo de la fórmula presidencial en la República Argentina que muchos compañeros y compañeras hemos venido apoyando porque esta nueva alternativa política nos garantiza la no reforma laboral ni previsional.  Por eso mismo nos oponemos a la reforma laboral que intenta el gobernador de Córdoba.  Esto a nosotros nos revitaliza para intensificar las denuncias en vistas de que la Justicia estaría tomando la independencia que debe tener porque ya ha empezado a fallar en favor de los trabajadores.  Por eso nosotros tenemos que aprovechar este envión para denunciar lo que se tenga que denunciar, reclamar lo que se tenga que reclamar tanto en el ámbito judicial, como a nivel provincial y nacional.

No alcanza con el solo hecho de la resistencia que venimos teniendo los dirigentes que integramos este Consejo Directivo, los Delegados y las bases, sino que continuamos con este esfuerzo y resistencia, para demostrarles a quienes hoy y ayer tuvieron la intención de destruir a EPEC para su privatización, que hay un gremio con historia que va a resistir hasta las últimas consecuencias porque nuestra dignidad tiene un precio tan alto que jamás vamos a entregar artículos del Convenio a cambio de plata.  No hemos podido tener una pauta salarial en 2018 y tampoco en lo que va de 2019, pero continuaremos reclamando lo que legítimamente nos corresponde.

Hay un modelo económico que se está yendo y el que viene no habla de privatizaciones, por eso tenemos que mantener en funcionamiento nuevamente a EPEC porque esta dirección empresaria ha conducido a EPEC hacia un abismo con los trabajadores incluidos.  Quieren dar el último apretón para estrujar lo poco de funcionamiento que le queda a la empresa que es la calidad de servicio que están garantizando los trabajadores.

A los compañeros de La Calera pudimos responderles todas y cada unas de sus preguntas para luego incentivarlos a seguir la resistencia, sabiendo que en este sector hemos observado el cumplimento a rajatabla de lo dispuesto por la organización sindical y su participación en distintos eventos que hemos realizado. Fue grata esta nueva visita a este sector, continuaremos unidos por lo que es una satisfacción seguir reivindicando planteos que a pesar del conflicto no podemos olvidar como el ingreso de personal, un adecuado espacio al sector comercial para la correcta atención de nuestros verdaderos patrones, los usuarios, tal como la empresa se comprometió a brindar con las garantías de higiene y seguridad.

Unidos no sólo seguiremos resistiendo este embate de parte de la empresa sino también creceremos ante la adversidad.

 

 

.