PARA QUE NO QUIERAN CONFUNDIRNOS ESTO DEBEMOS REAFIRMAR EN RELACIÓN A SALARIOS

Ante esta realidad que atraviesa el mundo, que vive el país, en nuestra Provincia se ha instalado a través de algunos medios de difusión que el gobierno de la provincia prepara una reducción salarial a partir de los salarios de abril a cobrarse en el mes de mayo. Nosotros los lucifuercistas de Córdoba queremos ser claros, ya venimos reclamando un 10% de diferencia perteneciente al año 2019 producto del conflicto que generó la tremenda pérdida del poder adquisitivo salarial desde el 2018 donde no hemos tenido el aumento que nos correspondía comparado con el despegue inflacionario de ese entonces y aún mas la decisión tomada por la EPEC ha generado una discriminación  entre trabajador clase A y clase B, tema pendiente en el Ministerio de Trabajo de la Nación.

 

Pero antes de realizar cualquier tipo de análisis de esta magnitud, nosotros somos un servicio esencial identificado en la Nación en la circular a partir del decreto presidencial de la cuarentena. Y a su vez en Córdoba, no hay que olvidarse que cuando comenzó el conflicto a través de una ley de servicios esenciales provincial, legislada con una comisión de especialistas, terminaron diciendo que nuestra actividad se compone no tan sólo de los servicios esenciales en guardia que atiende cable cortado, casa electrizada, peligro en general, bombeo de agua, electrodependientes, sino también se toma como servicio esencial, y ha sido una de las grandes discusiones y se agregan a las necesidades funcionales de EPEC, la toma de lectura, los sectores comerciales y el 0800 entre otros, sectores que hoy están trabajando, son personal afectado al servicio y son los que convoca la empresa entendiendo que son un servicio esencial.

 

Además, como sindicato aclaramos que la mayoría de los trabajadores que han tenido en épocas anteriores un buen salario, han venido aportando con el impuesto a las Ganancias una suma significativa que en esta oportunidad bien se puede destinar para cubrir las necesidades que ha generado la pandemia para recuperar a nuestros compatriotas y poder focalizar que estos recursos sean destinados a los sectores de menores recursos.

 

Pero a su vez hay que analizar la cuestión política, porque dentro de la Empresa Provincial de Energía, las estructuras piramidales de cargos, los cargos que cobran sueldos significativos no son específicamente aquellos que están en la calle y que están afectados al servicio, sino personal fuera del escalafón que no es de carrera, gerentes contratados y demás, que tienen salarios importantes que podrían aportar tranquilamente para esta crisis.

 

Y la otra cuestión de fondo es hacer un análisis político sobre lo que indudablemente la sociedad en su conjunto está reclamando, actualización salarial y que en esta oportunidad los sectores políticos pongan algo de lo que la sociedad les exige porque la situación económica que hoy vive nuestra patria no fue producida por los trabajadores, por lo que deben entender que a ellos también les toca contribuir en esta pandemia, que la prioridad sea la salud y los recursos que se puedan conseguir se destinen para la gente que los necesite.

 

Pero no solo eso, los trabajadores reclamamos que los que hagan el aporte para compensar el desequilibrio económico que produzca la pandemia, sean los sectores especuladores que fugaron capitales, tanto como los evasores que blanquearon capitales de la mano de Macri.

 

 

 

Gabriel Suárez

Secretario General

 

 

.