ACTA DE GRATIFICACIÓN COMUNICADO AL GREMIO

En el día de la fecha se instrumentó con la Empresa un acuerdo de pago de Gratificación art 9 ley 8024.

Al comienzo la Organización Sindical advirtió que la EPEC  había tomado la decisión unilateral de otorgarle a los trabajadores activos y como reconocimiento del esfuerzo realizado por los trabajadores de la EPEC durante esta etapa de Aislamiento Social Obligatorio, una gratificación extraordinaria, (donde no estábamos incluidos) por única vez de $ 30.000 en tres cuotas mensuales y consecutivas de $ 10.000 cada una a pagarse la primera con los haberes del corriente mes de junio.

Es preciso destacar, para evitar confusiones de algunos compañeros desinformados o víctimas de versiones malintencionadas, que la decisión de nuestros planteos obedece a la  exigencia de igual trato para todos los trabajadores y trabajadoras resguardados por el CCT 165/75 para fortalecer los aspectos legales de igual trabajo igual remuneración,  por lo que exigimos como Gremio ser incluidos  porque estábamos ante en una nueva muestra de desigualdad pergeñada y comunicada por la Empresa de manera unilateral, después que fuera decidida con los restantes Sindicatos de la Provincia a los que condicionó de doble manera: primero proponiéndoles suscribir un acta como si se tratara de un mutuo acuerdo y, segundo, consignando como cláusula expresa el diferimiento de tratativas salariales hasta después del mes de septiembre.

El Consejo Directivo de nuestro Sindicato hizo saber que no estaba dispuesto a ser nuevamente discriminado ante el pago de esta gratificación y que mucho menos iba a aplazar el pedido de recomposición salarial. Frente a tal posición, la Empresa insistió en suscribir un documento con las modificaciones que el Sindicato propusiera y que fueron dejando a salvo su voluntad de negociación salarial, pero que la naturaleza de esta Gratificación no debía tratarse como si fuera parte de la pauta salarial para el año 2020 y que no aceptaríamos ningún condicionante Empresarial para el pago de esta Gratificación, algo novedoso producto de la situación de que se vive por esta cuarentena, por lo que si había una gratificación debía ser para todas las trabajadoras y trabajadores  por ser declarados servicios esenciales e identificados por el DNU presidencial.

Luego de varias idas y vueltas, se logró el instrumento que documenta la decisión empresaria en el que puede observarse que nuestro gremio dejó expresamente a salvo su decisión de insistir ante del MTEySs por la reapertura de las negociaciones salariales que nos equiparen a los incrementos dados a los Sindicatos Regional y Río Cuarto para el año 2019 y la recomposición para el corriente año peticionando la reapertura del expediente que tuvo principio de tratamiento durante los primeros días del mes de marzo 2020 y cuya prosecución se viera interrumpida por el parate que la cuarentena trajo aparejado.

Creemos que en la emergencia hemos actuado con coherencia y plena defensa de los intereses de los trabajadores.

Con la organización, la lucha y la solidaridad como únicas herramientas a nuestro alcance para la recuperación de nuestros derechos,  seguimos convocando a los compañeros a no bajar los brazos y mantenernos unidos y movilizados.

 

Cba, 22 de Junio de 2020

 

Gabriel Suárez (Secretario General)

Gabriela del Bosque (Secretaria de Prensa)

En reunión virtual el Consejo Directivo consideró el Acta

 


 

Sobre el acta-acuerdo de gratificación

El Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba acaba de acordar con la EPEC el pago de una gratificación de $ 30.000, con carácter no remunerativo, a abonarse en tres cuotas mensuales y consecutivas a partir de julio de este año, que beneficiará a todo el personal representado por la organización gremial.

El arribo a ese acuerdo no puede verse sino como una consecuencia del diálogo y la negociación entre la Empresa y la entidad sindical, negociación que atravesó pasajes de dureza en las posiciones de ambas partes, pero fue en todo momento franca y racional, lo que permitió el entendimiento que ha fructificado en la gratificación que comenzará a abonarse en el mes próximo.

El otorgamiento de la gratificación implica que la EPEC finalmente asumió que el Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba es el interlocutor legítimo y necesario en todo lo relacionado con los derechos e intereses de los trabajadores y trabajadoras que el gremio representa con orgullo. Y expresa, al mismo tiempo, el reconocimiento de parte de la empleadora al esfuerzo extraordinario del personal en las circunstancias excepcionales generadas por la pandemia y las medidas adoptadas de manera oportuna por el señor Presidente de la Nación para enfrentarla.

La acción firme y coherente de la organización colectiva, sustentada en el respaldo de trabajadoras y trabajadores, permitió varios logros alcanzados mediante el ejercicio de la negociación colectiva. El primero y más importante, fue la inclusión de los trabajadores y trabajadoras de la ciudad de Córdoba en el pago de la gratificación, inicialmente previsto por la Empresa en beneficio del personal de Villa María y Río Cuarto; segregación injustificada que el Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba no podría en modo alguno tolerar.

En segundo lugar, merece destacarse que en esta redacción del acta, de la que surge el acuerdo en torno al pago de la gratificación al personal de Luz y Fuerza de Córdoba, se eliminaron cláusulas que generaban incertidumbre en cuanto a la suma a ser abonada por el mencionado concepto, es decir, si su pago sería integral o se encontraría sujeto a descuentos sociales.

En tercer término, se suprimió del texto del acuerdo, la postergación del diálogo bilateral hasta septiembre del año en curso, incluyéndose en cambio el compromiso expreso de continuar la negociación paritaria por la recomposición salarial correspondiente a los períodos 2019/2020, que el sindicato impulsó ante el Ministerio de Trabajo de la Nación en febrero de este año, en el marco del Convenio Colectivo de Trabajo nº 165/75 “E”, cuya vigencia no puede ponerse en duda.

En último lugar —pero por ello no menos importante— es justo destacar la actitud de la empresa, que participó en la negociación colectiva con nobleza y supo adecuar sus posiciones a los reclamos que consideró justos y razonables de parte de su interlocutor sindical.

Todo ello constituye, para ambas partes, un signo de maduración de la relación bilateral y la reafirmación que la negociación colectiva de buena fe es el camino a recuperar de manera definitiva para nunca abandonarse.

José Tribuzio y Héctor O. García

Abogados del Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba en Buenos Aires

 


Un importante avance

Compañeras y compañeros, en esta oportunidad deseo hacerles llegar las consideraciones de los representantes legales de nuestro gremio ante el Ministerio de Trabajo de la Nación, sobre el acuerdo alcanzado con la Empresa en lo relativo al pago de la gratificación que percibiremos en tres cuotas a partir de julio de 2020.

Los puntos más significativos a mi entender son:

–  La Empresa asume, como corresponde, al Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba como interlocutor legítimo y necesario en todo lo relacionado con los derechos e intereses de los trabajadores y trabajadoras.

–  La Empresa reconoce el esfuerzo extraordinario del personal en las circunstancias excepcionales generadas por la pandemia.

–  La eliminación en el acta de cláusulas que obligaban a postergar el diálogo bilateral hasta septiembre de 2020.

–  La Empresa reconoce la plena vigencia del Convenio Colectivo de Trabajo 165/75 “E”.

Y lo más importante, se incluye el compromiso expreso de continuar la negociación paritaria, todo lo cual nos anima a continuar en el camino de la lucha y la unidad, por la defensa de nuestro Convenio Colectivo de Trabajo, de nuestro salario y de la EPEC estatal e integrada.

Con la satisfacción de haber llegado a esta instancia, quiero hacerle llegar un fuerte abrazo a todas y todos los compañeros, y agradecer profundamente el esfuerzo diario puesto en el desempeño laboral, en estos momentos donde debemos cuidarnos unos a otros,  y unidos, a la comunidad en su conjunto.

Jorge Molina Herrera

Secretario Adjunto

.