HASTA SIEMPRE DOÑA CELINA CARRIZO

El respeto a quienes siempre estuvieron a nuestro lado

 

El pasado 28 de Junio falleció Celina Carrizo, madre del  compañero Hugo Moyano, líder Camionero, que nos ha acompañado durante todos estos años en nuestra lucha por la EPEC y el sostenimiento del Convenio Colectivo de Trabajo.

Celina Carrizo tenía 102 años y residía en la Ciudad de Mar del Plata. Nacida en  Carhué, al suroeste de la Provincia de Buenos Aires, vivió la mayor parte de su vida en la tacita del plata, en su casita que su esposo Juan Antonio Moyano construyó con mucho esfuerzo, hogar de trabajadores y luchadores, de donde Celina nunca quiso marcharse.

En Mar del Plata doña Celina trabajó como operaria en una fábrica de conservas, Macchiavello, cuando el compañero Hugo era un niño. Fue Delegada y su lucha por los derechos de los trabajadores, más difícil siendo mujer,  fue un ejemplo para su hijo que tomó su fuerza inquebrantable en su propio camino como dirigente sindical.

Era fanática de Independiente, Club del que  su hijo es hoy  Presidente del Club, algo que sin dudas habrá sido un gran orgullo para Celina,  y Peronista. Ambas pasiones estuvieron estampadas en su última torta de cumpleaños que su hijo le regaló, donde podían verse los escudos del Partido Justicialista y del “Rojo”.

Todo el arco gremial a nivel nacional se hizo eco de la partida de Celina, en su cuenta, Camioneros la despidió como la abuelita de todos los camioneros, reconociendo en ella su amor profundo por la familia, y la importancia de sus enseñanzas en la vida y coherencia de Hugo Moyano y sus hijos, nietos de Celina.

Nuestro Secretario General Gabriel Suárez, en nombre de todo el Consejo Directivo y de la familia de Luz y Fuerza de Córdoba, también envió sus condolencias  y admiración por  Doña Celina, lamentando su partida y acompañando a la familia Moyano en el triste  momento.

 

Jerónimo Suárez, Hugo Moyano y Gabriel Suárez en el acto de asunción de autoridades de 2012

 

.