HACE 68 AÑOS SE CREABA LA EMPRESA PROVINCIAL DE ENERGÍA

EPEC es la empresa de energía modelo con capacidad generadora, distribuidora y transportadora. Desde hace casi siete décadas constituye un resorte de crecimiento y potencial de la provincia; nuestro Sindicato sabe de la importancia de su carácter estatal, integrado y público que siempre reivindicamos, porque es el único modo de garantizar que a todos los cordobeses les llegue la energía y con calidad de servicio.

 

Transcurrieron cerca de siete años después de estatizarse el 11 de noviembre de 1946 el servicio eléctrico en Córdoba, para que comenzara a funcionar EPEC el 1° de abril de 1953. Poco antes, el 31 de diciembre de 1952 se sancionaba la ley 4.358 que creaba nuestra querida Empresa por impulso del gobernador peronista Raúl Luchini.

Nuestra Organización Sindical conducida entonces por Cristóbal Sierra fue protagonista de este período fundacional, legándonos una Empresa estratégica estatal que defenderemos contra cualquier intento de privatización que quiera  transformarla de bien social a mercancía.

Etapa previa

Hacía 1893 el servicio de energía eléctrica en la ciudad de Córdoba y alrededores era prestado por la compañía estadounidense MacKinlay que tres años después traspasa la concesión a la Compañía de Luz y Fuerza Motriz de Córdoba. En 1907 se otorga la concesión de la distribución de energía a la Compañía General de Electricidad. Por los inconvenientes y el deplorable servicio que brindaban las privadas, el gobernador Argentino Auchter dispuso el 11 de noviembre de 1946 la estatización del servicio de electricidad. Por decreto 4.198/46, la distribución de electricidad queda a cargo de la Comisión Administradora del Servicio Público de Electricidad (CASPE), que el 30 de octubre de 1949 se convierte en el Servicio Público de Energía de Córdoba (SPEC). Nuestro Sindicato apoyó decididamente la estatización del servicio eléctrico, al punto que en el Acta del 4 de abril de 1947 se manifiesta claramente que “como argentinos y amantes de nuestra patria cuidamos celosamente los tesoros de nuestra tierra y que la inmensa riqueza que es la explotación de la energía eléctrica quede en nuestra tierra”.

 

Constitución de la EPEC integrada

En pleno auge industrial y explosión demográfica se decide crear una empresa estatal que unificase la prestación del servicio. Con el plan eléctrico impulsado en 1949 por el gobernador Juan Ignacio San Martín, la provisión de energía experimenta una mejora y el 31 de diciembre de 1952 se sanciona la ley 4.358 que fusiona SPEC y la Dirección General de Energía en un solo ente, EPEC, que tiene independencia administrativa y autonomía operativa. La primera Resolución fue emitida el 1° de abril de 1953, fecha en que comienza a funcionar. Además de administrar la distribución del servicio en nuestra ciudad,  sumará generación y transporte en todo el territorio provincial.

Luz y Fuerza de Córdoba tuvo una destacada participación en la elaboración de la ley que dio origen a EPEC. Cuando comenzó a tratarse la ley, los sindicatos de Luz y Fuerza designaron cuatro representantes para debatir el tema con el gobierno provincial: por Córdoba, participaron los compañeros Cristóbal Sierra, entonces Secretario General, y Atilio Borserini, Secretario Adjunto; por Villa María, Cristóbal Pérez y Roberto Bottino. Los gremios proponían formar un Tribunal Paritario con facultades resolutivas, una Comisión Paritaria para discutir el Convenio Colectivo de Trabajo (firmado en 1950 durante la conducción de Sierra), elaborar un registro de denominaciones único y el listado de quienes pasarían a integrar la empresa, limitado a los que efectivamente estaban afectados a la prestación del servicio eléctrico. El proyecto avanzaba en la Legislatura provincial y los sindicatos no habían podido expresar sus propuestas. El 23 de diciembre de 1952 estaba previsto tratar la iniciativa, por lo que las organizaciones sindicales esta vez exigieron ser tenidos en cuenta y amenazaron con medidas de fuerza. Ante esto, el gobernador resolvió retirar el proyecto de la Legislatura y discutirlo con Luz y Fuerza. En una semana, se pudieron incorporar los cambios planteados por los trabajadores: se creó el Tribunal Paritario, que tenía carácter resolutivo, es decir, que sin dictamen del tribunal, el directorio no podía adoptar ninguna resolución en temas laborales o gremiales, y se conformó la Comisión Paritaria, entre otras modificaciones.

 

 

 

.