ENTREVISTA DE RADIO SUR A GABRIEL SUÁREZ

Es hora que legisladores como Cossar empiecen a generar propuestas para mejorar la salud pública y defender a los trabajadores

 

A raíz del bochornoso proyecto presentado por un grupo de legisladores UCR-Pro encabezados por Cossar, para suspender la BAE por un año y destinarla a un bono para los trabajadores de salud, el espacio Foro Gremial que se emite por Radio Sur 90.1 FM, entrevistó a nuestro Secretario General sobre la resonancia y el rechazo que causó esa iniciativa que además propone la denuncia de nuestro CCT.

 

– Ya hace un tiempo venimos cronicando los ataques a los trabajadores de EPEC de parte de la Empresa y el gobierno, al parecer ahora se les ha incorporado el legislador Marcelo Cossar para quitarles derechos.

– En primer lugar, consideramos este proyecto totalmente irracional, ilegal e inconstitucional, surgido de un desconocimiento alarmante de las leyes laborales vigentes. Parece que este legislador no diferencia, o no quiere diferenciar, entre un bono que se paga “en negro” llegado fin de año y una bonificación anual que está consagrada en un Convenio Colectivo de Trabajo con plena vigencia, sostenido por una ley nacional, y que se paga a todos los trabajadores de la actividad eléctrica en la República Argentina.  Dejamos en claro que no existe un marco legal provincial que pueda modificar un Convenio de ultraactividad que es producto de acuerdos entre las empresas y los trabajadores, y que a su vez tiene la custodia de normas internacionales, como lo señaló la Organización Internacional del Trabajo.

Con esta idea este legislador quiere un poco de prensa, mucho más no puede pretender. Y ya que está dadivoso, le propongo que ponga a disposición su dieta y la de quienes apoyan su iniciativa, para que los trabajadores de la salud pública tengan un salario acorde, en lugar de buscar quitarles conquistas sindicales a unos para darles a otros. Estas propuestas que son más bien trasnochadas, apuntan también a que nos peleemos entre trabajadores y hacer confundir a los cordobeses.

Quiero aprovechar esta ocasión para agradecer a todos y cada uno de los sectores sindicales, tanto de la provincia de Córdoba como nacionales, que han respaldado automáticamente la posición de Luz y Fuerza de Córdoba en rechazo a lo planteado por Cossar y otros legisladores firmantes. Es hora que empiecen a generar propuestas para mejorar la salud pública y defender los intereses de la gente, de los trabajadores, y no tratar de desvestir un santo para vestir otro.

 

– Han recibido la solidaridad de muchos sectores políticos y gremiales, incluso de los que no son afines a Luz y Fuerza. Ello empaña bastante las intenciones de Cossar.

– Es así, por eso agradecemos el respaldo de la CGT Regional Córdoba, de la CGT Rodríguez Peña, de la CTA, de la Unión de Trabajadores de la Salud, de las entidades sindicales que componen la estructura de las 62 Organizaciones Peronistas, como así también de diferentes corrientes del radicalismo y de la izquierda. Hemos tenido un apoyo muy importante en Córdoba, y a nivel nacional valoramos el respaldo del Frente Sindical para el Modelo Nacional del compañero Moyano, de la propia CGT Nacional que viene planteando una fuerte defensa de los convenios colectivos y del compañero Gerardo Martínez, Secretario de Relaciones Internacionales de la CGT quien nos ha acompañado en las presentaciones ante la OIT.

 

– Ustedes ya han salido a repudiar esta iniciativa, ¿qué otra medida tienen pensada?

– Primero hay que ver si prospera, pero lo que garantizamos como gremio es que no vamos a permitir que aparezcan situaciones del pasado, que es lo que hablamos en la última reunión de Consejo Directivo de nuestra Organización Sindical, me refiero a la famosa “ley Bodega” donde el gobierno de entonces tuvo que “comprar” el voto del senador Bodega para aprobar la privatización de EPEC que luego impedimos con nuestra lucha, todo un trasfondo de corrupción escandaloso. Guarda entonces que puede existir la posibilidad de una “ley Cossar”, y no nos olvidemos lo que pasó durante el gobierno de la Alianza cuando se compraron voluntades en el Congreso para sancionar la flexibilización laboral, la famosa “ley Banelco”.

Es lamentable que legisladores como Cossar se quieran mostrar como paladines del pueblo y son los mismos que se opusieron al impuesto a las Grandes Fortunas, que apoyaron al anterior gobierno cuando convirtió en una simple secretaría al Ministerio de Salud y al Ministerio de Trabajo. Esto demuestra a las claras cuál es la posición que tienen, plantear en un proyecto de ley que se les saque a unos trabajadores para darles a otros, es parte de su formación política. Decir que la Bonificación Anual por Eficiencia no es salario, denota su total ignorancia sobre aspectos laborales.

Es preocupante entonces que personajes como Cossar estén teniendo la posibilidad de salir en los medios procurando tener un conchabo nuevo para tirar un tiempo más en un puesto político, para no tener que hacer lo que hace todo laburante: levantare temprano para ir a cumplir con su labor diaria.

 

 

.